03/08/2017

Diario Hoy: una victoria gremial que quedará en la historia

flayer_reincoirporacion_1.jpg
Los trabajadores y trabajadoras de prensa que habían sido despedidos en 2014 por persecución gremial lograron este martes la reincorporación a su lugar de trabajo. Se trata del triunfo más importante en términos gremiales dentro de los medios de comunicación de la región. Durante estos tres años de lucha además lograron que la empresa incrementara los salarios al nivel del convenio y que se pudiera elegir un delegado gremial, cuestión que la patronal impedía sistemáticamente. Este viernes realizarán un acto y festejo en el Sindicato de Prensa. Por ANRed


Este martes los y las periodistas despedidas del diario Hoy de La Plata alcanzaron un logro inédito e histórico para el gremio de prensa de la región: lograron ser reincorporados a la empresa tras una persistente lucha de tres años, en la que desarrollaron múltiples medidas de fuerza, que terminaron por vencer la resistencia de una patronal que desde hace más de 20 años ostentaba una impunidad sin límites a la hora de precarizar las condiciones de trabajo.

Se trata de David Barresi, Estefanía Velo, Facundo Montiel y Ramiro Laterza, quienes habían sido despedidos junto a otros seis periodistas, el 1ro de agosto de 2014, por intentar realizar una serie de reclamos laborales dentro del periódico, afiliarse al Sindicato de Prensa, y pretender elegir delegado gremial después de 15 años de impedimento por parte de la empresa.

Cabe recordar que el diario Hoy desde sus inicios, hace casi 25 años, mantuvo un régimen de precarización laboral que implicaba trabajo no registrado, sueldo por debajo del convenio, no pago de horas extras, reducción de la cantidad de francos semanales, despidos constantes e injustificados, y maltratos de todo tipo hacia el personal.

Todo esto lo realizaba con la venia de todos los Gobiernos de turno. El Ministerio de Trabajo de la Provincia generalmente no respondía a los pedidos de inspección laboral, y cuando lo hacía lo arreglaba con la empresa, avisándole previamente para que no estuviera presente el personal que estaba en negro o hacía el procedimiento de mañana que es cuando no había prácticamente empleados en el edificio.

De hecho, en el año 2009 la empresa llegó al punto de obligar a todos sus trabajadores a renunciar para luego recontratarlos como monotributistas, lo que implicó que perdieran la antigüedad que tenían en el diario.

Desde el año 2010 se empezaron a visibilizar públicamente los despidos, a raíz de las protestas que los y las propias periodistas iban generando cada vez que eran echadas. Se registraron medidas de fuerza en aquel año y luego también en 2012, logrando el blanqueo de casi la mitad del personal.

prensazo-2.jpg

Sin embargo, en 2014 la empresa decidió dar una medida aleccionadora despidiendo 10 periodistas en una semana, buscando cortar bruscamente con los reclamos laborales. Pero a partir de ese hecho los trabajadores y trabajadoras lograron construir la unidad del gremio, generar medidas de fuerza coordinadas con compañeros y compañeras de otros medios de comunicación y otros sindicatos del sector (como el de televisión o el de canillitas), llegando en el transcurso de 20 días a realizar el llamado Prensazo, una histórica movilización de 400 personas a la Gobernación bonaerense, que derivó en una reunión con el entonces vice gobernador Gabriel Mariotto.

La pelea fue dura. La Gobernación bonaerense bajo la gestión de Daniel Scioli, que año a año le otorgaba al diario una millonaria pauta publicitaria a pesar de ser una empresa que infringía todas las leyes laborales, se negó desde el Ministerio de Trabajo a dictar la conciliación obligatoria jugando abiertamente a favor de la empresa.

La única acción concreta del Estado en el conflicto fue mandar a la policía bonaerense a reprimir a los periodistas cuando a dos meses de iniciados los despidos y ante la falta de respuestas decidieron bloquear el ingreso a la empresa. Ese día hubo decenas de heridos con balas de goma y gases, y cinco detenidos que fueron liberados horas después.

Lejos de aplacar el conflicto, la lucha continuó. Además de presentar cinco recursos de amparo pidiendo la reinstalación con el acompañamiento del Colectivo de Abogados/as Populares La Ciega, se realizaron radios abiertas en los tribunales laborales cada vez que había audiencias, y un año después obtuvieron la primera sentencia judicial favorable por reincorporación, a las que le prosiguieron tres fallos dictados más en 2016 y 2017 que obligaban a la empresa a reinstalar a los periodistas.

El diario de todas formas retrasaba los reingresos apelando las sentencias judiciales, y eso prolongó el conflicto hasta hace un mes, cuando luego de que los y las periodistas despedidas realizaran dos protestas frente a las puertas de la empresa, la patronal decidiera recibirlos y comenzar una negociación que terminó concretando el histórico reingreso.

“Como dijimos siempre, esta no era una lucha por reincorporaciones. Esta era y sigue siendo una batalla por condiciones dignas de trabajo para todos los trabajadores y las trabajadoras de prensa de la región, no sólo en el diario Hoy, si no también en el resto de las empresas periodísticas, los medios públicos y de las oficinas de prensa. A la precarización laboral que afecta a casi la mitad de nuestro gremio sólo la podremos enfrentar con unidad, inteligencia colectiva, democracia para decidir, y la amplia participación. En momentos como este, donde se están atacando con dureza nuestros derechos laborales y convenios colectivos, esos elementos serán clave para dar pelea”, señalaron a través de un comunicado de prensa.

Cabe destacar que a lo largo de los tres años de conflicto se logró el blanqueo completo de todos los trabajadores y trabajadoras del diario, la elevación de los salarios a nivel de convenio y la posibilidad de elegir un delegado gremial. Por primera vez en casi 25 años se le puso un freno a la precarización laboral en el diario Hoy, y por esa razón los periodistas recién reincorporados realizarán un acto y festejo este viernes a las 20hs en la sede del Sindicato de Prensa Bonaerense (11 e/39 y 40).



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba