26/07/2017

“La justicia para Selene no puede garantizarse si sigue el mismo Tribunal”

tapa_2-283.jpg
La Mesa por la Absolución de Victoria Aguirre estará presente en la audiencia que se realizará el próximo jueves 27 de julio a las 10 de la mañana en Oberá para analizar la recusación del Tribunal que juzga el caso de Selene Aguirre. La recusación fue presentada por el abogado defensor de Aguirre, Roberto Bondar, y motivó la suspensión del juicio a partir del 4 de julio pasado. Bondar fundamenta su pedido en la “parcialidad” manifestada por los jueces Francisco Aguirre, Amalia Avendaño y José Pablo Rivero. Por Mesa por la Absolución de Victoria Aguirre.


La Mesa por la Absolución de Victoria Aguirre considera que no existen las garantías de justicia si persisten las mismas condiciones que se pudieron advertir no sólo en el debate oral, sino también a lo largo de todo el proceso judicial, empezando por la etapa de instrucción. Lo que debería haberse considerado un “femicidio vinculado” tal como lo prevén las recientes modificaciones al Código Penal, fue caratulado como “homicidio agravado por el vínculo”. Como consecuencia, la víctima fue injustamente acusada y confinada a una celda.

“Las primeras dos jornadas del debate oral dejaron al descubierto la intención de culpabilizar a la víctima, ignorar el contexto de violencia de género que sufrió Victoria y dejar sin profundizar la investigación de la muerte de Selene: cómo sucedió, cuándo sucedió y quién tuvo la capacidad de hacerlo.”, sostuvieron las organizaciones que integran la Mesa en un comunicado.

“Una vez más el Poder Judicial culpa a la madre, sin ningún escrúpulo, sobre todo porque se trata de una madre pobre y de familia trabajadora, con pocos recursos para enfrentarse a todo el aparato judicial”, agregaron. En ese sentido, consideraron que el de Victoria es un caso más de criminalización de la pobreza por parte del Estado y un ejemplo de la Justicia machista.

Por qué se recusa al Tribunal

La recusación presentada por Bondar se enfoca en lo sucedido en la segunda jornada del debate oral para mostrar la falta de imparcialidad del Tribunal y de la fiscal Stella Maris Salguero de Alarcón, más precisamente los testimonios del médico psiquiatra Oscar Krimer y del perito policial Quiñones.

Krimer tuvo una entrevista con Victoria Aguirre en abril del 2015 y a partir de esa entrevista elaboró un informe de siete páginas que fue incluido en la etapa de instrucción, pero el informe fue rechazado como prueba en el debate oral. Al dar su testimonio frente al Tribunal, señala la recusación, fue “continuamente interrumpido, estorbado, dificultado, atacado, obstaculizado y obstruido, especialmente por la fiscal”.

tapa-3287.jpg

Cabe aclarar que, al haberse rechazado la incorporación del informe, Krimer sólo tenía la instancia testimonial para desarrollar los puntos expuestos en el escrito, que fue mencionado, entre otros documentos, en el Amicus Curiae presentado en el juicio por el Consejo Nacional de las Mujeres.

No obstante, el profesional no pudo desarrollar con amplitud los resultados de la entrevista que, por el lapso de cuatro horas, mantuvo con Victoria Aguirre, porque cada vez que comenzaba a extenderse en los hechos de violencia de género relatados por Victoria, la fiscal o los miembros del tribunal lo interrumpían para decir que eso “ya se sabía” y “que no les interesaba”.

Fue una contradicción evidente y una muestra de la parcialidad que denuncia Bondar que la fiscal dijera en un momento: “Ya sabemos todo eso, está en el informe”, cuando el informe hacía unos minutos había sido rechazado como evidencia.

De todos modos, el psiquiatra pudo dar algunos elementos de la situación de pánico, depresión aguda y estrés postraumático en que se encontraba Victoria el día de la entrevista, como consecuencia de las experiencias de violencia de género que atravesó en su corta convivencia con Lovera, y que abarcaron situaciones de encierro, amenazas (a ella y a la nena), golpizas y violaciones.

Krimer quiso relatar en varias oportunidades lo sucedido el 27 de enero, cuando Victoria concurrió a la guardia del hospital Samic en uno de los intentos de pedido de auxilio que realizó la joven a pesar de su estado de indefensión y sometimiento, pero en cada una de esas oportunidades fue interrumpido y no pudo contar el suceso. El otro pedido de auxilio, según relató Krimer, ocurrió cuando se encontró con el conocido de su padre, Juan Amarilla, y le contó que Lovera las golpeaba a ella y a la niña.

tapa_4-107.jpg

La incomodidad de la fiscal con el testimonio de Krimer era notoria y, en ese sentido, cabe aclarar que el defensor presentó como argumento de su pedido de recusación las burlas que Salguero de Alarcón profirió en medios locales cuando se refirió al médico psiquiatra.

La censura del tribunal hacia el profesional, en tanto, se puso de manifiesto cuando lo obligaron a circunscribirse en su declaración al certificado médico, el único documento que fue aceptado como prueba, y le impidieron dar detalles de cómo arribó a ese diagnóstico.

Con respecto al testimonio de Quiñones, el escrito de recusación sostiene que el tribunal no le permitió a la defensa de Victoria indagar sobre una de las secuencias de las grabaciones de las cámaras de seguridad de la arenera. Se trata de la secuencia donde Lovera aparece solo (sin Victoria), a las 01:55 del 29 de enero, llevando a la nena a un depósito de la arenera, y sale de ella cinco minutos después con la nena en brazos. Dice Bondar: “Notoria fue la reacción de la fiscal, cuando se tenía la posibilidad de descubrir la verdad… Selene entra con vida y sale muerta… con filmaciones al respecto. No quisieron preguntar, no me dejaron preguntar y no dejaron responder…”

Más irregularidades

Las irregularidades referidas por Bondar no fueron las únicas que se pudieron constatar en el juicio, y de esto dan fe tanto de las organizaciones que componen la Mesa por la Absolución, como observadores de asociaciones de abogados e incluso representantes de organismos del Estado.

La Mesa de Absolución de Victoria Aguirre señala en ese sentido las siguientes cuestiones, a modo de ejemplo:

 El acusado Rolando Lovera estuvo presente en el momento de la declaración de Victoria, por lo que tuvo la oportunidad de armar su propia declaración basándose en lo que ya había escuchado.

 La falta de interés en resolver las circunstancias de la muerte de Selene pudo advertirse en que al médico que realizó la autopsia no se le hizo ninguna pregunta al respecto.

 Hubo contradicciones entre lo declarado por la médica Cristina Schiefelbein en la etapa de instrucción y lo declarado en el debate oral, pero el tribunal no llamó la atención sobre esas contradicciones ni le preguntó al respecto.

 No se le dio relevancia a la discordancia entre los notorios cuidados que venía dando Victoria a Selene, que le permitieron una sobrevida, y el supuesto asesinato violento de su propia hija, y tampoco se incluyó la historia clínica de la nena dentro de las evidencias.

tapa_3-170.jpg

La parcialidad también fue constatada por el abogado Pablo Fiscarelli, del Consejo Nacional de las Mujeres, quien asistió la primera jornada del debate oral y señaló en una entrevista que el tribunal no ponía limitaciones a la fiscal Salguero o al abogado Moreira y sin embargo sí lo hacía con el defensor Bondar. Fiscarelli también había enfatizado la falta de perspectiva de género de los funcionarios judiciales, y se lamentó que estuvieran atravesados por “el modelo machista y patriarcal”.

Por su parte, la ex magistrada Mirta López González, del Observatorio de Prácticas Penales de la Asociación Pensamiento Penal, que vino desde Buenos Aires para observar el juicio, sostuvo en una entrevista radial que al debate oral le faltaba “ordenamiento”, y que la responsabilidad de mantener ese ordenamiento cabía al tribunal que ahora fue recusado, y no la pudo cumplir. “Cuando un testigo habla, hay que dejarlo hablar”, indicó López al referirse a las oportunidades en que no dejaron terminar la frase a algunos de los testigos, y añadió que la falta de ordenamiento desorienta a la persona que está declarando.

En todo el país se manifestaron contra el Tribunal que juzga a Victoria Aguirre

La campaña por la libertad de Victoria Aguirre se hizo sentir nuevamente en distintos lugares del país a través de concentraciones y radios abiertas, que pidieron nuevamente por la libertad de la joven y repudiaron al Tribunal de Oberá que la está juzgando. En Posadas, se realizó una manifestación ante al Palacio de Justicia el lunes pasado a las 10 de la mañana, al mismo tiempo que se hacía una marcha en Oberá; en Buenos Aires, en tanto, la movilización se concentró frente a la Casa de Misiones adonde se acercaron los reclamos. En distintas provincias como Santa Fe, Córdoba, San Juan y Neuquén hubo actividades similares.

El objetivo de la movilización fue exigir que se resuelvan las recusaciones al Tribunal y permitir la continuidad del juicio, además de informar y sensibilizar sobre las diferentes formas de violencias que se reflejan en la vida de Victoria y Selene. También se hizo un fuerte reclamo por la inmediata liberación de Victoria, que lleva más de dos años y medio en la cárcel.

“El caso de Victoria muestra que el Poder Judicial no le cree a las víctimas”, sostuvo Alicia Rivas en la radio abierta que se hizo en Posadas, donde referentes de colectivos de mujeres, de la Coordinadora de Mujeres, Trans y Lesbianas y de la Mesa por la Absolución de V.A. denunciaron el accionar de la Justicia no sólo en el caso de Aguirre sino también en numerosos casos donde las víctimas de violencia de género no son escuchadas ni atendidas. Dara Sotelo del Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) repudió las acciones que desde distintos estamentos del Estado, como la policía, buscan desalentar a las mujeres para hacer las denuncias y recibir la ayuda correspondiente, lo que después puede desembocar en un femicidio más.

Nota: las fotos son de las actividades en Buenos Aires y en Posadas.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba