25/02/2007

“Las más dignas, su lucha continúa”

0.jpg
En Parque Centenario se realizó el denominado “Encuentro por la dignidad, el coraje y la solidaridad de las mujeres”, para recordar la lucha y vida de quienes tuvieron el valor necesario para enfrentar al poder patriarcal.


El sábado 24 de febrero se realizó una actividad en Parque Centenario para recordar a las mujeres que denunciaron y lucharon contra el poder patriarcal instalado en cada institución de la sociedad. Ellas eran: las pupilas del Prostibulo La Catalana, que echaron a escobazos a los soldados asesinos de obreros de la Patagonia rebelde; Raquel Liberman, que denunció a la red de tráfico de mujeres y niñas Zwi Migdal; Sandra Cabrera, activista de Ammar Nacional, asesinada en Rosario porque denunció la violencia policial hacia las mujeres en situacion de prostitución y Edith Costa, feminista que trabajó por los derechos de las mujeres y contra la explotacion sexual.

ANRed dialogó con algunas de las mujeres que se dieron cita allí con carteles y volantes, para difundir estas valerosas historias de vida entre quienes paseaban por el parque. Esto nos dijeron:

 Raquel Disenfeld, de Red No a la Trata y Mujeres Libres:

“La actividad de hoy, último sábado de febrero, consiste en unificar a las mujeres en situación de prostitución y mostrar que lo peor es el poder de los proxenetas, el poder de la explotación de las mujeres, del cliente que necesita explotar o dominar a alguien para sentirse hombre.

“En diciembre en una jornada por Romina Tejerina yo me enteré por otra compañera con la cual luchamos contra la explotación sexual, que había muerto Edith Costa. Ella murió justo un 17 de diciembre. En la marcha del 20 de diciembre pusimos en carteles “Que se vayan todas las formas de violencia, inclusive la explotación sexual.” Recuerdo que en 2002, en el verano después del 20 de diciembre, con Edith Costa, con Beatriz Frontera y con las hermanas de Puerta Abierta Recreando, recordamos a las pupilas de La Catalana, el 17 de febrero. (Ver “Las únicas dignas”).

“Teníamos ganas de hacer esta actividad, de homenajear a las pupilas de la Catalana, y también de ir agregando a otras mujeres, como Raquel Liberman, como Sandra Cabrera, que lucharon por los derechos de las mujeres en situación de prostitucion, que lucharon contra las mafias, Sandra Cabrera que enfrentó a la policía que maltrataba, que coimeaba y que era violenta con las mujeres. Entonces no queríamos que terminara febrero sin hacer algo. A dos meses de recordar a Edith Costa, una militante que tenía bajo perfil, que le interesaba la lucha y los derechos de las mujeres, era la forma de recordarla justamente con las mujeres con las cuales ella había dedicado su compromiso, su militancia.”

01-4.jpg

“Nosotras pensamos en lo siniestro y terrible que es la explotación de mujeres, niñas y niños, pero creemos en este poder que demostraron estas mujeres, de poder rebelarse, el poder decir basta, creer que el coraje y la solidaridad sean mayores que el miedo. Que cada persona no quede impune ni silencie el tema de la explotación, actividad que ocupa el tercer lugar en ingresos mundiales en esta sociedad. Queremos un compromiso de cada persona, de cada una de nosotras y en los hombres mismos, de tender a una subjetividad que no necesite explotar, o consumir prostitucion, sino que luchemos todos por una sociedad donde no haya más violencia sexual en todas sus formas, y para eso nosotras creemos en esa libertad, en ese poder de vida que tenemos, para decirle basta a cualquier opresión.”

“Queremos hacer este tipo de encuentro una vez por mes, si es posible en distintas provincias e invitamos a organizarlo a quienes quieran sumarse. Así podríamos decirles “presente” a las compañeras que siguen vivas en nuestros corazones y en nuestra lucha. Decirles que sigamos luchando contra la explotación sexual, la desaparición de personas, contra los proxenetas y las redes, todos los estamentos del poder, podemos decirle basta. No sólo recordarlas, sino también las acciones que ellas hacían, multiplicarlas.”

 Jorgelina, de AMMAR Nacional:

“Vinimos a esta actividad para recordar a estas mujeres, pero también a nuestra compañera Sandra Cabrera, que hace 3 años la asesinó un policía en Rosario. Tenemos muchas cosas en común y que nos unen con las compañeras que hoy organizan, por ejemplo peleamos por los derechos de las mujeres, de que todas tengamos la posibilidad de ejercer nuestros derechos, contra la trata de personas, de mujeres, niños y niñas. Nosotras decimos que el Estado se tiene que hacer cargo, tenemos un Estado ausente en todas estas cosas, pero nosotras seguimos luchando y seguimos laburando todas juntas. Quizás en algunos sectores, que nos dividen por los nombres, cuesta aceptar que nosotras nos reconozcamos como trabajadoras sexuales, pero eso no significa que no podamos seguir luchando juntas, porque tratamos la mayoría de las problemáticas que afectan a la mujer.”

02-6.jpg

“Sandra, lo que pasó con ella fue muy fuerte para todas las compañeras. Queremos ver como retomamos la causa de Sandra y los que la mataron estén presos, que se les de el castigo que le tienen que dar, para que Sandra pueda descansar en paz, y eso es lo que queremos lograr, que nunca más suceda con ninguna trabajadora sexual, de que la maten para callarla. Basta, queremos que nos respeten y que nos escuchen. Seguimos en esta lucha para continuar levantando la bandera de Sandra, que los culpables vayan presos, y que no pase esto con ninguna otra trabajadora y con ninguna mujer. Antes de trabajadoras, somos mujeres.”

 Mirta, de Mujeres por la Solidaridad (Santa Rosa-La Pampa):

“Yo soy integrante del grupo “Mujeres por la Solidaridad” de Santa Rosa, La Pampa. Nosotras somos un grupo de acción política, tenemos muy poca estructura, y no tenemos recursos económicos, sólo nuestra militancia y trabajo. Cada una trabaja en una actividad independiente, somos profesionales, algunas en partidos políticos. Trabajamos por los derechos de las mujeres, porque creemos que falta mucho por hacerse. Desde Santa Rosa hemos luchado por la ley de ligaduras de trompa y vasectomía, que salió en 2003, que se hacen en los hospitales públicos. También trabajamos los temas de violencia doméstica y familiar y hemos incorporado modificaciones a la ley sobre violencia en la provincia de La Pampa. Ahora estamos en la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Seguro Legal y Gratuito, haciendo acciones como para sensibilizar a la sociedad, concientizar de sus derechos a las mujeres.”

“En esta actividad de hoy vinimos para dar a conocer un caso terrible ocurrido en Santa Rosa. La desaparición de una mujer, Andrea, una ciudadana que hace 3 años desapareció, no sabemos donde está. Por ser pobre y trabajadora sexual la justicia no la busca, la policía hace algunas acciones de búsqueda pero terminan ahí nomás. Su pareja era boxeador, se comprobó que la mataba a palos, la castigaba, que la obligaba a prostituirse y ahora esta preso. Tiene un hijito y ella desapareció de Santa Rosa. Nosotras insistimos que hay que buscarla, pero no vemos actividades ni intención para hacerlo por parte del Estado que es el responsable de que las personas puedan ejercer su libertad.”

03-5.jpg


Contactos:

Julia Ferreira, mamá de Andrea: Te 02954- 456766

andreanoemilopez@hotmail.com


Las Únicas Dignas- Osvaldo Bayer

Consuelo García, Ángela Fortunato, Amalia Rodríguez, María Juliache y Maud Foster arriesgaron sus vidas y en la mas absoluta soledad escracharon a los soldados asesinos de obreros en la Patagonia.

17 de febrero de 1922. Presidencia de Hipólito Yrigoyen. Pelotones del ejército argentino al mando del teniente coronel Varela, recorrían la Patagonia cazando huelguistas por orden del gobierno nacional y para satisfacción de los terratenientes británicos y argentinos. Los soldados habían demostrado ser “fuertes, duros y machos” fusilando sin asco a indefensos obreros gallegos, chilenos, polacos, rusos, alemanes, argentinos por la osadía de pedir una cama limpia para pasar la noche, un paquete de velas, y jornada de descanso.

Cumplida la carnicería, el “paternal” Varela consideró pertinente, para solaz y esparcimiento de sus subordinados, enviarlos de visita a los prostíbulos de la zona. Paulina Rovira, encargada de la casa de tolerancia “LA CATALANA” en San Julián, recibe el aviso. Pero, las cinco pupilas del establecimiento se le rebelan. Llegada la tropa, las mujeres esgrimen palos y escobas y al grito de: “Asesinos. Cabrones. No nos acostamos con asesinos!” rechazan a los soldados. Van presas. Son las únicas voces de repudio en medio del silencio de la sociedad cómplice. Temiendo que el episodio se difundiera se las deja en libertad… total… era la opinión de cinco pobres mujeres. (Fuente: Osvaldo Bayer).



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba