16/02/2007

Familias desalojadas de Claypole movilizaron al municipio

Festival_006.jpg Una comisión de 150 personas pertenecientes a las familias que fueron desalojadas el martes 6 de febrero del predio de Claypole se concentró ayer por la mañana en la Plaza Brown de Adrogué, frente al palacio municipal, para exigir: “tierra para vivir” y una solución para las 250 familias que padecen esta problemática. El sábado 24 de febrero realizarán un festival de lucha en apoyo a la toma.


Mientras el cuerpo de delegados era recibido por las autoridades municipales, los pobladores con banderas y bombos aguardaban en la puerta de la municipalidad y llevaban de souvenir una víbora que fue atrapada en el predio.

Después de una larga reunión, donde los delegados plantearon la necesidad de que el gobierno municipal reconozca y apoye a las familias tanto en las negociaciones por las tierras como en cuestiones de índole sanitaria; se suscribió un acta de entendimiento firmada por los delegados, el secretario privado del intendente y el subsecretario de gobierno.

En esa acta las autoridades se comprometieron a que el Intendente Manuel Rodríguez concrete una reunión para los primeros días de la semana que viene con el cuerpo de delegados, en la que se evaluarán los pedidos. Además, los funcionarios municipales se comprometieron a reforzar la atención de la unidad sanitaria Don Orione, en particular para los chicos.

Los vecinos exigen “un banco de tierras para resolver la situación habitacional de las 250 familias, un trailer sanitario, baños químicos y agua potable para paliar las pésimas condiciones” en la que están viviendo. Además, denuncian al titular del Juzgado de Garantías Nº 2 de Lomas de Zamora, Javier Maffucci Moore, quien ordenó el desalojo cuando “el único papel de dominio que presentó el sindicato era una opción de compra inconclusa”. A lo que agregaron: “En estos días pudimos averiguar que el propietario del predio no es el Sindicato de Empleados Municipales de Lomas de Zamora, que había hecho la denuncia que derivó en el desalojo. Sino que le pertenecería al sindicato de marítimos y navales, del que todavía no hay información.”

Luego, la columna de vecinos regresó al predio, ubicado en la localidad de Claypole, entre las calles Estanislao del Campo, Figueroa, Monteverde y Villaguay, del Partido de Almirante Brown. Allí, se realizó una asamblea en la que se evaluó la marcha de la situación legal y las negociaciones en curso. Se decidió organizar un festival de lucha en apoyo a la toma para el sábado 24.

La toma de tierras comenzó el 28 de enero. El 6 de febrero en horas de la madrugada fueron desalojados por un imponente operativo policial de más de 200 efectivos, mediante la orden de desalojo emitida por el Juez, Javier Maffucci Moore. Las familias que hace 19 días que están acampando, actualmente se encuentran en las veredas del terreno a la espera de una rápida solución a la urgente problemática habitacional que viven.

El terreno hace 30 años que está deshabitado y se había convertido en un basural hasta que los vecinos decidieron convertirlo en tierra para vivir.


Para mayor información comunicarse a los teléfonos:

 15 6022-2099

 15 4937-2276

Adhesiones a: (“tierraparavivir@ yahoo.com.ar“)

El Predio está ubicado en Claypole- Pdo.Alte.Brown- entre las calles Estanislao del Campo, Figueroa, Monteverde y Villaguay.


Artículos relacionados:

art1947

art1946

art1943

art1942



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba