26/05/2017

Sobre la realidad y la realidad virtual: Digan Whisky

cult.png

El mundo de hoy está atravesado por la tecnología. Ya no concebimos la vida sin celular ni Facebook, y cuando se cae Whatsapp entramos en pánico como si no pudiésemos hablar si no fuese a través de una aplicación. ¿Pero qué pasa con nosotros? ¿Y entre nosotros? Digan Whisky es una comedia dramática de Gastón Cocchiaraleque que trata sobre la crisis personal de hoy en día.Las funciones son viernes a las 21 hs en El MetodoKairó, El Salvador 4530. Por Nadia Salinas para ANRed


Tecnología, amor y comunicación. Todos los tenemos o los queremos, pero también puede ser un combo que pone en riesgo a una familia. En una sala de espera, Malena, una adolescente que como cualquier otra vive pegada a su celular y no sabe qué hacer con su vida, busca ayuda psicológica. Su madre, Andrea, entre gritos y reproches, la apoya. Su padre no quiere saber nada con esa situación, pero está siempre atento y disponible para hablar por celular con gente del trabajo. Tres personajes distintos atravesados por un mismo problema: todos hablan pero ninguno se comunica.

cils.png

Ante esta nueva realidad con la que convivimos y que muchas veces se confunde con la realidad virtual, ¿cómo nos relacionamos? La tecnología siempre fue tomada como un medio para simplificarnos la vida. La entendemos en términos de avance, pero ¿siempre es así? Quizás es esta la gran pregunta que se plantea en Digan Whisky. Whatsapp nos permite hablar con gente que está lejos, pero paradójicamente nos aleja de quien tenemos sentado al lado. Facebook termina siendo una red social en la que subimos fotos para demostrar que somos felices. Entonces, como bien se pregunta en la obra “¿Quién es feliz?” Lejos de querer dar una respuesta, los problemas abundan: una adolescente que no sabe qué hacer con su futuro; su padre, un hombre que en la mitad de su vida se cuestiona sus sueños y elecciones; su mujer, a quien se le presenta el sueño romántico de irse a reconstruir su vida con un hombre que le promete todo. Crisis permanente de escena en escena, sin dejar de lado el humor que nos enseña a no ver todo con una mirada trágica, porque quizás de eso se trata la vida.

cults.png

cls.png

En esta historia reina la lucha entre “lo que quiere hacer uno con su vida” en contraposición con “lo que termina haciendo”. Pero ante esta desesperación, Malena, quien todavía no tomó una decisión, tiene el beneficio de la duda y todavía puede jugársela por su sueño. Ese sueño personal que también sus padres alguna vez tuvieron pero no siguieron. Si bien quizás por momentos es demasiado dramática y la obra puede llegar a pecar de situaciones y lugares comunes, a veces resulta necesario tomar distancia y ver en frente nuestro lo que nos pasa todos los días. La angustia es algo que caracteriza al ser humano. Puede funcionar como un motor o dejarnos inmóviles. Pero la crisis siempre está y el arte lo sabe.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba