31/03/2017

Intentos de desmemoria

nunca-mas-mirar-para-otro-lado.jpg

Los ministerios nacionales de Justicia y Derechos Humanos y de Modernización firmaron resoluciones administrativas que habilitarían al gobierno nacional a destruir expedientes judiciales entre 1941 y 1983 con importante contenido histórico cuyo resguardo digital no está asegurado. Por este motivo nos comunicamos con Lilian Mainumby, activa militante de la memoria, testigo y familiar de desaparecidos, quien nos cuenta de primera mano, desde su experiencia personal, lo que esto significa para la conservación de la memoria, el avance de la justicia, tanto a nivel nacional como en su provincia, Misiones. Por RNMA


Enredando Las Mañanas: ¿Qué impacto pueden llegar a tener estas resoluciones que no son aún de conocimiento masivo?

Lilian Mainumby: Lo que pasa es que de esto se trata, de tapar de todas las formas, porque es una política de negación de la memoria, de nuestra historia. Y se trata de tapar por todos los medios, y es imposible, porque es como tapar con pieles de serpientes al sol.

Esto no viene pasando desde ahora. En realidad, con el tema de los archivos, es un decreto que ya habían expedido los militares en el 83, el 2716, que disponía que a todos los documentos sobre la “lucha contra la subversión” en la dictadura había que eliminarlos. Lo que pasa es que después con los distintos juicios y todo eso se paró un poco, digamos se frenó. Aunque después tuvimos un montón de otras leyes, como las de obediencia debida, punto final, y después los sucesivos gobiernos, sobre todo en algunas provincias como Misiones, y el actual gobierno, que también tratan de seguir ese mandato, que es extinguir todo lo que sea la memoria.

ELM: ¿Y qué profundidad tiene esta resolución, qué impacto tienen?

LM: Es algo muy grave, porque, te cuento un poco lo que pasa allá en Misiones, lo que está pasando y estamos luchando contra eso hace muchos años

En el 2005, cuando Carlos Eduardo Rovira era el gobernador – ahora es el presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, del Frente Renovador, primero Justicialista después pasó al Frente Renovador- con la resolución 789 trató de incinerar todos los archivos del accionar policial durante la dictadura.

¿Por qué? Porque ahí estaban todas las denuncias reconocidas, los datos filiatorios, de esta gente que fue la encargada de exterminar al pueblo luchador misionero, para después nombrarlos como jefes de la policía, como jefes de regionales y seguir con la metodología de la dictadura. Nosotros tenemos a uno de los desaparecidos en plena democracia, a cargo de la policía y del gobierno, a Mario Fabián Golemba – se cumplieron 9 años ahora de su desaparición – junto con otras metodologías en comisarías y cárceles de allí que se siguen manteniendo desde esa época.

Y ahora, para el 23 de marzo, logramos frenar con una apelación una resolución que seguía a ese decreto de Rovira (quien iba a hacer que ese decreto se ejecutara bajo el gobierno de su cuñado) que es la resolución 1496 (expediente 14332), firmada el 29 de diciembre de 2016 por la cual el 23 de marzo a las 9 de la mañana, iban a incinerar o a destruir, a cargo del Juzgado Federal de Primera Instancia Civil, los archivos de 1976 al 2006. Y allí, en esos archivos, están testimonios de las declaraciones de todos los ex detenidos-desaparecidos, de los supervivientes, fotos de los compañeros de la provincia, de otras provincias o de países limítrofes, antes o después de ser capturados, datos sobre mujeres embarazadas, o sea, es gravísimo esto. Directamente son cómplices activos en la actualidad del genocidio de ayer.

Entonces esto implica seguir peleando, seguir luchando, no solamente por los derechos de aquellos a quienes desaparecieron, a nuestros familiares, amigos o compañeros, sino por lo que sigue pasando hoy. Que no siga pasando mañana.

ELM: ¿Destruir archivos suele pasar siempre, es normal, o hay una actitud de borrar solamente estos años?

LM: Esto no debería ser normal. Esto es un mandato de la dictadura. Lo que pasa es que, por ejemplo, en provincias como Misiones y en otras provincias donde siguen con esta metodología represiva, tratan de eliminar todos esos vestigios de la dictadura de los que son funcionarios hoy, sean tanto civiles en el gobierno, los jueces, fiscales, o empresarios, y de los militares de esa época, porque son prioritarios para los juicios que se llevan adelante, entonces, eliminando esos archivos uno no puede ir a buscar.

Porque aparte, imaginate que todos esos archivos están hechos con la investigación de los propios familiares y los testimonios de la gente que estuvo detenida y que pasó por esos lugares, muchos de ellos están fallecidos, como por ejemplo los padres nuestros, mis padres están fallecidos ¿Cómo van a ir a declarar?

Es muy grave esto porque están incinerando la memoria jurídica del país.

ELM: Esto es nuestro patrimonio ¿no es delito realizar esto?


LM:
Claro, están encubriendo delitos, delitos anteriores y delitos actuales. Hay leyes, lo que pasa es que las leyes no se cumplen, porque, ponete a pensar, en Misiones, los que están en funciones gubernamentales, en lo jurídico y todo eso, son gente que fueron activos en la época de la dictadura, como ciertos fiscales, ciertos jueces, cierta gente que entró a la gobernación, como Jorge Franco, por ejemplo, que era secretario de (Emilio Eduardo) Massera . Entonces, no se van a cumplir nunca las leyes porque esa misma gente que estuvo antes está ahora en el gobierno.

Por eso mismo hay un montón de gente que está desaparecida que no está denunciada todavía ¿Y por qué? Porque la gente tiene miedo, porque siguen pasando cosas igual que antes, es una mafia.

Y entonces lo único que nos queda es organizarnos. Siempre estuvimos organizados, siempre resistimos a todos de esta mafia, siempre denunciamos y vamos a seguir haciéndolo hasta que sea enjuiciado hasta el último genocida y hasta el último cómplice civil, hasta que se haga justicia por nuestros 30.000 desaparecidos, que se dé la identidad debida a todos los niños apropiados, que se diga qué hicieron con nuestros desaparecidos, donde están. Y exigimos que se abran los archivos, tanto los que tiene EEUU, los que están acá, los que están en el Vaticano, y que sean públicos, no solamente, como están diciendo, que sean para familiares y personas que estuvieron detenidas, sino que sean públicos porque esto se tiene que saber, sobre todo porque hay ahora una política de negación total y de destrucción la historia

ELM: Sin estos elementos probatorios puede avanzar en un futuro este discurso negacionista, pues parece que la memoria histórica no es un reservorio sino una lucha constante, avanza o retrocede ..


LM:
Claro, es importantísimo decirlo porque esta fuerza viene empujada ya no sólo desde la memoria de nuestros seres queridos sino de la voluntad y la valentía de los que declaran, los que son querellantes, de la familia, que muchas veces llevamos a pulmón las investigaciones, muchas veces, porque hasta hoy los habeas corpus presentados son rechazados todavía, o sea que hasta hoy seguimos teniendo cómplices en pleno gobierno constitucional.

ELM: En Jujuy pasa algo parecido, los archivos no están clasificados ni hay una política de invertir en licenciados que se ocupen de hacerlo. Aquí los archivos de la CoNaDeP se encuentran perdidos.

LM: Esto va a ser un efecto catarata, lo que el presidente Mauricio Macri quiere hacer con la “modernización” y todo el pretexto que pone de borrar todos los archivos de desde el año 41 hasta los 70, porque es la franja donde mayormente la gente desapareció.

Entonces hay que apurarse, especializarse en este tema, esto no se puede perder. Con el silencio a una verdad – o que el que calla es cómplice directo de este genocidio ““ esto va a seguir pasando, no quizá en forma de dictadura, pero tenemos gobiernos constitucionales que parecen dictadores.

Entonces hay que seguir, especializándose la gente, antropólogos, sociólogos, psicólogos, historiadores, armar un buen estudio, una buena investigación y sacarla a la luz, porque están guardadísimos bajo la alfombra para que nadie se entere.

Por eso nosotros insistimos tanto en la apertura de los archivos, y que sean públicos, que sean para todos, que puedan tener acceso a ellos todos.

Fijate lo que pasó este lunes en la escuela de la Boca, cuando una maestra y la directora reivindicaron en el acto por el 24 de marzo a los milicos. Imaginate si se borra toda la memoria, todos los archivos que tenemos, y nos vamos yendo, muriéndonos los que fuimos testigos, los que tenemos parientes desaparecidos, los que seguimos luchando”¦ se va a perder para siempre. Esto no se puede perder para que el “nunca más” sea verdaderamente “nunca más”. Hoy y mañana.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba