14/03/2017

Chicas golpeadas, manguereadas y castigadas en la Cárcel de Mujeres de Ezeiza por intentar alimentarse

intensidades_he9k0w6_big.jpg

Más de veinte guardiacárceles, mujeres y hombres, ingresaron ayer a la madrugada al pabellón 22 y golpearon a palazos a las jóvenes allí presas. Fue el castigo por pedir que permitieran que, de una celda a la otra, le pasaran algo de comida ya que tenían hambre y ninguna otra posibilidad. Ante la represión y el ingreso de más y más uniformadxs fue prendido fuego un colchón. Por APL


Más de veinte guardiacárceles, mujeres y hombres, ingresaron ayer a la madrugada al pabellón 22 y golpearon a palazos a las jóvenes allí presas. Fue el castigo por pedir que permitieran que, de una celda a la otra, le pasaran algo de comida ya que tenían hambre y ninguna otra posibilidad. Ante la represión y el ingreso de más y más uniformados fue prendido fuego un colchón. Como resultado de la garroterapia, cinco chicas luego de ser mojadas con la manguera contra incendios, se hallan “sancionadas” en los “tubos”, así llaman a las celdas de castigo, y otra muchacha está internada en el Centro Médico por intoxicación.

Cómo se recordará, en el ahora Complejo Penitenciario N° IV, antes Unidad N° 3, conocida popularmente como Cárcel de Mujeres de Ezeiza, fue asesinada precisamente en el pabellón 22, Florencia “La China” Cuellar. Ella fue la última de nueve muchachas que sucumbieron bajo las garras del Servicio Penitenciario Federal en esa misma unidad penal, entre 2009 y 2012.

Al cierre esta edición, el SPF no accedía a que un médico forense pudiera revisar a las chicas sancionadas.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba