14/03/2017

“No fue negligencia ni inoperancia, fue el estado quien inició el fuego”

cdn1.uvnimg.com.jpg

¡Las mataron! ¡Las masacraron! ¡Las quemaron vivas! ¡A 33 niñas! por haberse atrevido a hablar y denunciar las reiteradas violaciones sexuales y tratos degradantes a las que estaban sometidas por el personal del centro contratado por el estado. Por Amandine Fulchiron.


Un 8 de marzo, el día, en el que las mujeres estábamos celebrando nuestra vida y libertad, y haciendo sentir nuestras existencia en el espacio público. El mensaje es muy claro.

Estamos frente a una nueva cacería de brujas. La guerra del patriarcado contra nuestras vidas por haber nacido en cuerpos de mujeres y atrevernos a rebelarnos, y dejar las cadenas de la esclavitud sexual, de la trata, de la explotación de nuestros cuerpos, vidas, fuerza de trabajo y territorios.

¿Qué más se necesita para que tiemble la tierra, que se indigne la sociedad, el mundo, y que se muevan las estructuras?

En honor a la vida de estas 33 niñas, Medios de comunicación, tengan la decencia y la humanidad de hacer su trabajo de periodistas, investigar, y desvelar lo que realmente pasó.

Comunidad internacional, tengan la decencia y la humanidad de nombrar lo que pasó: el Estado de Guatemala masacró a 33 niñas porque se rebelaron contra la violación sexual.

Hombres conscientes, solidarios, en transformación, ¿cuándo van a empezar a asumir responsabilidad colectiva sobre las violaciones sexuales que históricamente su clase ha ejercido contra nosotras para someternos y callarnos? ¿Cuándo van a empezar a pronunciarse, y dejar de solidarizarse, justificar y tapar a los torturadores?

Mujeres, nuestra vida, bienestar y libertad, depende que nos apoyemos, protejamos, defendamos entre nosotras, entre amigas, mamas, hijas, hermanas, colegas, compañeras. ¡Dejemos de mirar al estado y a los hombres como nuestros salvadores y protectores!

¿Qué más se necesita para despertar la consciencia?

Amandine Fulchiron, Autora de un libro importantísimo: Tejidos que lleva el alma.

Nota relacionada

article13742



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba