13/03/2017

Los choferes de la ESTE volvieron a parar la línea

imagen_001-2.jpg
Desde esta madrugada se encuentran realizando una retención de tareas, permaneciendo en la cabecera de Ruta 11, sin que salga ningún colectivo. La semana pasada habían denunciado la persistencia de despidos y suspensiones injustificadas, persecución gremial, falta de pago de salarios, entre otros incumplimientos por parte de la empresa Unión Platense. Ante la falta de respuestas del Municipio y del Ministerio de Trabajo bonaerense, volvieron a cortar el servicio, como tuvieron que hacerlo en octubre de 2016. Por ANRed


Desde las cinco de la mañana los colectivos de la Línea ESTE de La Plata no circulan por la ciudad, tal como sucedió en octubre de 2016. Al igual que en aquel momento los choferes decidieron tomar una medida de fuerza a causa de la falta de respuestas del Gobierno municipal y del Ministerio de Trabajo provincial ante la situación que están viviendo: despidos y suspensiones injustificadas, persecución gremial, falta de pago de salarios, entre otros incumplimientos por parte de la empresa.

Unión Platense, la firma que encabeza el empresario Omar Corvelli y que tiene el monopolio del transporte en la ciudad, sigue incumpliendo con las condiciones básicas de trabajo, sumiendo a los choferes en la más absoluta precariedad laboral, lo que acarrea riesgos no solo para el propio trabajador si no también para los usuarios.

Además, los colectiveros, nucleados en la agrupación El Bondi, denuncian que la empresa incumple varios puntos del contrato de concesión del servicio y de la medida cautelar dictada por la Justicia laboral en noviembre de 2016, que le había dado un cierre provisorio al conflicto.

Entre otras cosas, los choferes denuncian que “los micros, que en su mayoría tienen más de diez años, no respetan a los pasajeros con discapacidad motriz, al no contar con piso bajo para el acceso de silla de ruedas, tampoco tienen aires acondicionados, ni el motor atrás, generando ruidos molestos y vibraciones. A esto se suma la falta de frecuencias (en horas pico hay que esperar hasta media hora) así como el exceso de pasajeros, que superan lo establecido por el reglamento del ministerio de Transporte”.

Por otro lado, también denuncian la complicidad de la conducción del gremio UTA, que a pesar de que desde noviembre hasta ahora se produjeron 7 despidos, no realizó ningún tipo de medida, y además se sigue negando a abrir elecciones de delegados.

Si la empresa no avanza en la reincorporación de los despedidos y no se obtienen respuestas a los reclamos, los choferes aseguraron que continuarán con la medida.

Para más información, ver notas anteriores:

Choferes de la ESTE podrían tomar medidas si no obtienen respuestas

Continúa conflicto en la Línea Este: “La empresa no cumple lo que definió la justicia”

Choferes de la Línea ESTE reclaman por dos despedidos trabajando “a reglamento”

Histórico triunfo de los choferes de la línea ESTE

El reclamo de los choferes que conmueve a la ciudad

Tras la represión, continúa el reclamo de los trabajadores de la línea ESTE

Reprimieron a trabajadores de la linea de colectivos Este y 520

Paro en la línea ESTE contra los despidos y la persecución gremial



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba