10/03/2017

Choferes de la ESTE podrían tomar medidas si no obtienen respuestas

index5.jpg
Esta mañana realizaron una conferencia de prensa en la que denunciaron que la empresa Unión Platense incumplió todo lo pactado a fines del año pasado, avanzando con suspensiones arbitrarias, no pago de salarios a trabajadores con carpeta, siete nuevos despedidos, y mayor precarización laboral. Aseguran que sigue existiendo persecusión gremial y que la conducción de la UTA es cómplice de la empresa. Dos horas después del diálogo con periodistas, los choferes se cruzaron al Intendente Julio Garro, que se comprometió a hablar con la empresa y a abrir gestiones con el Ministerio de Trabajo. Si no hay soluciones, volverían a tomar medidas de fuerza. Por ANRed


Esta mañana los choferes de la Línea ESTE de La Plata realizaron una conferencia de prensa, en la que volvieron a describir un escenario idéntico al de octubre del año pasado, cuando tras numerosas supensiones arbitrarias, persecusión gremial y despidos, habían decidido cortar totalmente el servicio, conflicto que duró 22 días, hasta que a través de una medida cautelar dictada por la Justicia laboral lograron que la empresa Unión Platense tuviera que reincorporar a los últimos cinco despedidos, que eran además candidatos a delegados gremiales.

Aquel hecho es fuertemente recordado en la ciudad, por la extensión que tuvo el conflicto, por la salvaje represión policial que tuvieron que enfrentar en la cabecera de la Línea, y por el apoyo que tuvieron tanto de usuarios y vecinos, como de organizaciones gremiales, políticas y sociales.

Ezequiel Carone, uno de los choferes, abrió la conferencia señalando: “Hoy estamos de vuelta en la misma situación en la que estuvimos en octubre de 2016, volviendo a tener conflictos, volviendo a tener compañeros despedidos, y volviendo a tener compañeros que no están cobrando el sueldo mientras están de carpeta. Esta última es una de las peores cosas que nos están pasando hoy, aparte de los despidos”.

“Esta semana comenzamos a realizar volanteadas, a hablar con la gente, para explicarles que es posible que tengamos que tomar medidas, trabajando para hacerles entender a todos que estamos solos, que estamos peleando contra la Municipalidad, el Ministerio de Trabajo, la conducción del Sindicato y el empresario”, remarcó Carone, que es uno de los trabajadores considerado por la Justicia laboral como “delegado de hecho”, ya que fue despedido pocas horas después haberse postulado para serlo. Cabe recordar que la conducción del gremio Unión Tranviarios Automotor (UTA) se negó a abrir elecciones democráticas de delegados, tanto en esta línea de colectivos como en el resto de las de la región.

“A nosotrs las necesidades nos han llevado a unirnos, para poder cambiar nuestras condiciones laborales y tener estabilidad laboral, que hace mucho tiempo que no hay en el transporte de la ciudad de La Plata, teniendo en cuenta que Omar Corvelli (titular de Unión Platense) tiene un monopolio y hace lo que quiere. Por eso si te echan en alguna empresa de transporte de La Plata no entrás en ningún lado más”, aseguró.

En ese marco, señaló a uno de sus compañeros, Federico Giordano, y explicó: “Acá tenemos un compañero que hace dos meses que no cobra el sueldo, por estar de carpeta, tramitada por la ART. Cuando fuimos a preguntar por qué no cobra, la empresa le tira la bola a la ART, y ésta al revés”. Luego señaló hacia atrás, y afirmó: “Acá hay otro compañero que no cobra.
Y tenemos a los despedidos, que los dejaron en la calle sin un jusitificativo lógico. Están haciendo lo que quieren con nosotros de vuelta”.

“Salir a la calle fue una necesidad”

Por su parte, Daniel Figueredo, también delegado de hecho, recordó: “en febrero del año pasado se hizo el traspaso de la línea ESTE, que pertencía a la empresa Línea 7, a la empresa Unión Platense. A partir de marzo, ya con la nueva gestión, empezamos a vivir una serie de cosas que nunca nos habían pasado. Por eso es que en octubre se llegó a una medida de fuerza de 22 días, después de haber pasado suspensiones, y de haber tenido casi 27 despedidos. Sólo en un mes habíamos tenido casi 90 compañeros suspendidos, lo que generaba un quite de salarios a los compañeros que no lo podíamos bancar. Esto nos llevó a unirnos. Salir a la calle fue una necesidad, porque nadie hacía nada por nosotros”.

En ese sentido, señaló: “La Línea ESTE tomó la iniciativa el año pasado de salir a la calle y decir ‘hasta acá llegamos’. Todos los choferes de la 202, la 214 y de todas las líneas que maneja Corvelli están en la misma situación, lo que pasa es que tienen miedo de perder su trabajo y no poder llevarle un plato de comida a sus familias. Todos teníamos miedo hasta que dijimos basta”.

Y reiteró: “Estuvimos 22 días de paro, el Ministerio de Trabajo nos cerró las puertas, la Municipalidad también, la UTA no nos quiso defender. Se levantó el conflicto con una promesa de un cambio en la situación laboral: los últimos 5 despedidos, los delegados, tenían que ser reincorporados, la apertura de una mesa de diálogo para analizar la situación del resto de los despedidos, y que no hubiera represalias o quites de sueldos. Nada de eso se cumplió desde que levantamos la medida de fuerza”.

“A partir de noviembre habrán sido dos semanas en que cesaron los ataques por parte de la empresa, y a partir de ahí empezó de vuelta la misma novela: suspensiones arbitrarias, gente que no cobraba por estar de carpeta, amenazas. Aparte no cambiaron el tema de los ramales que no tienen cabecera, que no tienen baño, que era uno de nuestros reclamos.
La empresa no ha cambiado en nada, sigue con lo mismo”, concluyó.

La Municipalidad, la UTA y la empresa

Los choferes dejaron en claro que hasta el momento seguían sin tener ningún tipo de respuesta por parte del Estado (tanto de la Municipalidad como del Ministerio de Trabajo de la Provincia), de la conducción de la UTA, ni de la empresa.

“La Municipalidad también es cómplice, es la responsable de regularizar todo esto. Tenemos denuncias hechas. Se le avisó a la Municipalidad, a la UTA, de las irregularidades que comete la empresa. Hemos llevado técnicos en seguridad e higiene que encontraron un montón de irregularidades. Están todos avisados, esta vez no nos pueden decir que nadie sabía nada. Lo fundamental es que todos puedan ver lo que está pasando”, agregó Figueredo.

Luego, horas después de finalizada la conferencia de prensa, un grupo de colectiveros de la ESTE logró interceptar en Plaza Malvinas al Intendente Julio Garro, a quien le informaron -esta vez cara a cara- la situación que están viviendo. “Si no hay soluciones, si el Ministerio no nos atiende, la empresa no da respuesta, esto va a recaer todo en vos”, le dijeron, señalándole la responsabilidad que tiene como Jefe Comunal sobre un problema que afecta a una de las principales empresas de transporte local e involucra más de 40 mil usuarios del servicio.

Según informaron los choferes, Garro se comprometió a hablar con el empresario Omar Corvelli y con el Ministerio de Trabajo, y abrir una gestión a través de la Secretaría de Planeamiento Urbano de la Municipalidad.

Si no hay respuesta, habrá medidas

Durante la conferencia de prensa Los trabajadores de la Línea ESTE hicieron hincapié en que si no hay respuestas a sus reclamos tomarían medidas de fuerza. “Todo depende de la predisposición de la empresa, de la UTA, de la Municipalidad. Tenemos la comunicación cortada con todos ellos. Si ellos ponen voluntad para dialogar, estamos abiertos a poder solucionarlo, no queremos tomar una medida de fuerza, pero necesitamos que aunque sea se pueda entablar una conversación”, había señalado Figueredo previo al diálogo con Garro.

De la misma forma, Fabián Ayala, otro de los delegados, explicó: “La idea es no tomar una medida de fuerza que perjudique a los usuarios. Por eso estamos haciendo visible el conflicto, y esperamos tener una respuesta”.

Carone, además, afirmó: “Hoy estamos de vuelta en la lucha, pidiendo el respaldo de la gente primeramente porque somos de la clase trabajadora y entre todos nos tenemos que apoyar y poder buscar una solución. Nosotros sabemos que hay muchos conflictos, estamos en apoyo a los trabajadores de AGR-Clarín, en apoyo a los maestros, en apoyo de los trabajadores de Volkswagen. Hoy hay que salir a la calle, y unir a todos los trabajadores. Y saber que si nosotros nos unimos, podemos cambiar lo que es la burocracia. No pedimos más que trabajar en condiciones dignas y tener estabilidad laboral”.

En esa línea, analizó: “Se está viendo en estos días la unidad, en la calle, en las movilizaciones en Capital, en la marcha de las mujeres, el pueblo se está uniendo, y ahí vamos a estar nosotros también. La gente de la ESTE va a estar en la lucha con todos los trabajadores”.

Para más información, ver notas anteriores:

Continúa conflicto en la Línea Este: “La empresa no cumple lo que definió la justicia”

Choferes de la Línea ESTE reclaman por dos despedidos trabajando “a reglamento”

Histórico triunfo de los choferes de la línea ESTE

El reclamo de los choferes que conmueve a la ciudad

Tras la represión, continúa el reclamo de los trabajadores de la línea ESTE

Reprimieron a trabajadores de la linea de colectivos Este y 520

Paro en la línea ESTE contra los despidos y la persecución gremial



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba