03/03/2017

El conurbano se prepara para recibir un 8 de marzo en las calles

paro_8m.png

Organizaciones populares del noroeste de la provincia de Buenos Aires se están preparando para realizar distintas actividades de cara al 8 de marzo, fecha que se conmemora como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y, donde se proyecta la realización de un Paro a escala mundial. Más que una mención formal, estos espacios territoriales pretenden instalar en la agenda pública, distintas iniciativas para visibilizar las distintas violencias heteropatriarcales, denunciar el crecimiento de los femicidios en la región como así también compartir las distintas luchas protagonizadas por las mujeres a lo largo de la historia. Por ANRed


sm6.jpg

Malvinas Argentinas, José C. Paz, San Miguel y Moreno son distritos donde los lazos de solidaridad entre las organizaciones feministas y sobre todo de las mujeres que las integran se encuentran fortalecidos a la hora de enfrentar a las opresiones varias que sufren cotidianamente. Por ser mujeres, por ser mujeres y libres, por decidir determinada elección sexual o determinada identidad son condenadas por medios de comunicación, instituciones y el puño de un sistema que acosa y persigue a quienes tienen el valor de hacer respetar las cuerpas y voces disidentes.

sm7.jpg

Aun así, estas organizaciones se pusieron de pie para denunciar el patriarcado en cada casa, plaza y barrio que fuera posible. De esa manera se pudo exigir la liberación de Belén (presa por no poder decidir sobre su cuerpo), de Huigui (presa por ser pobre, mujer y lesbiana y defenderse de su asesino) y se pudieron movilizar miles el pasado año con el segundo Ni una Menos y el primer paro de mujeres (con distintas replicas a nivel internacional) para instalar que la violencia machista se lleva la vida de una mujer cada 30 horas y que son muchas las que gritan ¡Vivas nos queremos! Sin redes de trata, sin trabajos precarizados, sin violencia en las casas y en las camas, sin estereotipos que dominen, ni policías que asesinen. Es por eso que distintos espacios territoriales, feministas, culturales, políticos, de derechos humanos se están movilizando para garantizar que el 8 de marzo sea un día de lucha y que esté en las calles.

sm8.jpg

sm5.jpg

Desde el espacio Vivas nos Queremos de José C. Paz convocan a realizar un “Trenazo” en diversos puntos del conurbano. A través de un comunicado cuentan la propuesta que trata sobre realizar actividades de denuncia y visibilización en diversas líneas de trenes mientras se viaja rumbo a Plaza de Mayo:

“Viajemos juntas, autoconvocate al #Trenazo del Conurbano.”
Tren San Martín en Estación José C. Paz: 8 de Marzo a las 15 hs
Tren Urquiza en Estación Lemos: 8 de Marzo a las 15 hs
Tren Sarmiento en estación Merlo: 8 de Marzo a las 10 hs
Tren Roca: concentramos en la Estación de Lomas de Zamora (República Siria y Laprida) a las 15hs

Basta de femicidios.
Contra la violencia machista.
Contra la cultura de la violación.
Contra la violencia del estado.
El Estado es responsable.
Ni una menos.
Vivas y libres nos queremos.
Libertad y Justicia para Higui.
Nosotras Paramos.

“Asamblea Vivas nos queremos JCP”

Además un conjunto diverso de organizaciones de la región organiza una serie de actividades que comenzaran este viernes 3 de marzo y se extenderán a lo largo de los días hasta el 8 de marzo, donde se concentrara en San Miguel a partir de las 17hs para movilizar por las calles céntricas del municipio en lo que será una réplica de lo que suceda en la Capital Federal, en el interior del país y en otros países de Latinoamérica y el mundo. En dialogo con ANRed, Celeste, que es integrante de la agrupación Enraizadas en la Lucha (que hace poco era conocida como Grupo de Trabajo en Géneros de San Miguel) nos contó los pormenores de la convocatoria.

¿Cómo surge este tipo de coordinación en la zona para realizar una iniciativa de cara al ocho de marzo?

C: “Esta iniciativa surge a partir de la continuación del trabajo que venimos realizando hace ya más de un año como Grupo de Trabajo en Géneros de San Miguel (hoy Enraizadas en la Lucha) de traer la movida que se realiza en la Ciudad de Buenos Aires hasta nuestros barrios. Nos parece fundamental seguir trabajando con las organizaciones con las que lo veníamos haciendo, que comparten una perspectiva común a la nuestra, de entender la violencia machista no presentada desde casos aislados, si no como un problema de la sociedad y que requiere de acciones colectivas y sobre todo por la importancia que tiene el trabajo que vienen desarrollando en los barrios, de arraigo territorial.”

¿Qué organizaciones además de ustedes participan de esta convocatoria y qué tipo de acciones promueven para la primera semana de marzo?

C: “Además de Enraizadas, convocan y organizan el centro de estudiantes del profesorado nro. 42, la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (CORREPI), los centros comunitarios Lagarto Juancho de José C. Paz y Gallo Rojo de barrio Obligado, un grupo de compañeras y compañeros que hacen performance teatrales, murgueras del conurbano, la revista Tendé?, la muestra plástica 26.485 de la Universidad Nacional General Sarmiento, la organización política Izquierda Revolucionaria y además adhiere la Red de centros comunitarios El Encuentro. Las propuestas son bien variadas, empiezan a partir del viernes 3 de marzo. Se realizaran: un carnaval con muraleada, performances teatrales, mesas de difusión, una proyección, una muestra plástica, intervenciones teatrales y stencileadas. Finalmente el 8 va a haber una concentración a las cinco de la tarde en la Plaza de San Miguel donde convocamos desde todos los espacios.”

Por otro lado ¿Qué tipo de acciones o intervenciones han realizado anteriormente desde Enraizadas en la lucha?

C: “Venimos realizando más que nada actividades culturales con niños, niñas, jóvenes y adultos para aportar nuestro grano de arena a la concientización sobre el tema del genero. Entre 2016 y 2017 realzamos distintas actividades: intervenciones artísticas en la plaza de San Miguel el 8 de marzo pasado, llevamos a cabo lecturas de cuentos antipatriarcales a niños y niñas con actividades lúdicas para llevarles una mirada distinta a ellos y a ellas sobre sí mismos, realizamos una actividades que denominamos “Ni una menos. Muñecas que hacen ruido” donde a partir del humor nos reímos de los estereotipos que los medios de comunicación suelen imponernos a las mujeres, para cuestionarlos y repensar alternativas. Salimos a la calle por la libertad de Belén, una joven criminalizada y metida presa por un aborto que nunca se constató. Realizamos un pre-encuentro de mujeres el año pasado donde debatimos sobre los distintos de violencia que sufrimos las mujeres. Marchamos el 19 de octubre en San Miguel con más de 200 mujeres de la zona en el primer paro de mujeres en respuesta por el asesinato de Lucia Pérez. Organizamos un festival contra la violencia machista convocando a organizaciones compañeras de la zona. Acompañamos la lucha contra los femicidios en José C. Paz en el marco de la asamblea Vivas Nos Queremos y participamos de la Mesa por Eva Analia de Jesús/ Libertad para Higui.”

¿Cómo se da este encuentro con espacios que no necesariamente desarrollan trabajo en géneros?

C: “En cuanto al encuentro con las otras organizaciones, se da principalmente porque coincidimos en el territorio donde activamos. Si bien algunas de las organizaciones no hacen específicamente trabajo en géneros, todas trabajan con niños, niñas, jóvenes y adultos y coincidimos en la manera de encarar el tema a través de actividades culturales. Todas estas organizaciones trabajan con más o menos constancia la desigualdad de género en sus actividades. Entonces nos parece importante que como todos estamos activando en el mismo territorio haya una organización de este tipo para llegar a más personas y poder seguir aportando de esta manera. ”

¿Cómo caracterizarían a los gobiernos distritales o municipales donde estas organizaciones tienen inserción y trabajan estos temas?

C: “Desde que estamos trabajando en la zona, confirmamos que no existen políticas públicas municipales de prevención ni de asistencia por este tema. Tampoco existen datos de cuantos femicidios hay. Cada vez nos llegan más casos de mujeres de la zona, pidiendo orientación y desde nuestros espacios las abordamos en el marco de la escucha, el acompañamiento dentro de nuestras posibilidades y sugerimos a otros espacios territoriales que sabemos cómo trabajan y que pueden brindar un acompañamiento más acorde a la urgencia de las situaciones. Para dar un ejemplo, las mujeres de la zona que están sufriendo algún tipo de violencia, no tienen adónde ir porque no hay refugios en José C. Paz y San Miguel. Si los hay tampoco hay personal comprometido ni que tenga perspectiva de género y terminan poniendo más en riesgo a las mujeres. Lo que también sucede en la mayoría de las veces es que nos encontramos con mujeres cuyo opresor pertenece a alguna fuerza de seguridad del Estado, por lo que en nuestro punto de vista tampoco nos parece una solución exigir más comisarias de la mujer ya que esta institución es parte del problema. ¿Vamos a exigir que haya más comisarias que son más policías que son las mismas que se llevan a nuestros pibes y pibas de los barrios? Por eso pensamos que el Estado es responsable pero en muchos sentidos. Es responsable porque en nuestra condición de mujeres pobres nuestras vidas no valen nada, porque no podemos acceder a una atención digna y de calidad en materia de salud integral. Menos que menos relacionada a nuestra sexualidad y anticoncepción. Porque en las escuelas no existe la educación sexual, en los lugares de estudio tampoco hay guarderías lo que nos dificulta poder seguir estudiando. Eso nos repercute a la hora de conseguir un buen empleo. Los gobiernos municipales implementan políticas de maquillaje sobre este problema por eso es muy importante continuar con el trabajo colectivo que venimos haciendo en cada uno de nuestros ámbitos, de que si es posible transformar las cosas desde las organizaciones populares. ”

¿Qué importancia tiene poder realizar una convocatoria de esta dimensión a nivel regional? ¿Qué impacto se espera lograr?

C: “Desde nuestras perspectiva, es muy importante la convocatoria que estamos realizado desde los distintos espacios, sobre todo porque esta propuesta espera convocar a todas las personas que se sientan interpeladas por la causa y que estén en contra de la violencia machista. También es importante que cada vez más mujeres, más vecinas de la zona, nuestras conocidas, nuestras amigas y amigos se acerquen y que la propuesta pueda ser accesible para todas aquellas personas mas allá que se denominen o no como feministas. En ese sentido, apostamos a una convocatoria en la zona mas allá de la convocatoria ampliamente difundida en la Ciudad de Buenos Aires, pero en este sentido apostamos a una intervención fuerte en nuestro territorio y esperamos que sea amplia y pueda visibilizar que en la zona también sufrimos estas problemáticas, que el Estado es responsable, que nos pueda servir como una manera de seguir articulando desde distintos espacios, juntos por una solución colectiva a esta problemática.”

1-2061.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba