23/12/2016

Continúa la toma en el Conicet: Barañao pende de un hilo

img-20161223-wa0000.jpg

Cada día que pasa la lucha de las personas que trabajan en el Conicet se fortalece, mientras el ministro de ciencia y técnica Lino Barañao da un paso más al precipicio. Este viernes el presidente Macri lo citó a Olivos para evaluar qué hacer con el ajuste en ciencia y tecnología. El ministro se comprometió con los investigadores a llevarles una nueva propuesta, escrita y con respaldo. Por Corresponsal Popular para ANRed


img-20161223-wa0002.jpg

La tormenta de la noche del jueves cayó sobre la explanada del Ministerio de Ciencia y Técnica (MINCyT) justo cuando terminaba la Asamblea. Unas quinientas personas investigadoras en esta asamblea, una oleada de tomas de sedes del conicet en el interior (Tucumán, Menodoza, Córdoba, La Plata, Mar del Plata…) y unos cada vez más numerosos sectores solidarios con la Toma volvían a completar una jornada histórica para la ciencia en argentina.

Previamente la Asamblea del día anterior había evaluado y rechazado la oferta del gobierno de migrar a los científicos desde el Conicet hacia otros organismos públicos y universidades. Blanqueando que el ajuste presupuestario no es lo más estratégico para el Gobierno Nacional, desde el ministerio aseguraron nombre de la jefatura de gabinete de Marcos Peña que la plata estaría a disposición del trabajo de los investigadores si estos aceptaban salirse del Conicet. En la Asamblea del miércoles se realizaron dos objeciones: una que eso reestructuraría regresivamente todo el sistema científico argentino, basado en la estructura del Conicet, y otra objeción que ni el ministro ni el jefe de gabinete tienen potestad sobre las universidades, así como diversos problemas que se presentan respecto a los organismos públicos como CNEA, INTI, INTA y otros.

Tras algunas dudas se reafirmó la toma el miércoles y la formación de una comisión de “afectados” para analizar la propuesta del gobierno. Y el jueves dió un nuevo salto en la participación masiva de los y las investigadorzs, así como en el respaldo social a la misma.

Durante el jueves fue notorio que en verdad Barañao se había quedado sin plan B, mientras que el Gobierno en su conjunto tampoco mostraba capacidad de reacción.
De esta forma la asamblea del jueves reivindicó básicamente lo actuado hasta el momento, con mayores niveles de cohesión del movimiento entre todas sus tendencias internas. En este marco se reafirmó la conducción de los JCP (jóvenes científicos precarizados) afines con la AGD-UBA CONADUH y al mismo tiempo la unidad en la lucha con sectores afines al kirchnerismo, que tienen sin duda mucho peso en agrupamientos como “Autoconvocados” y “Ciencia y Técnica”, así como en ATE Conicet.

Al acercarse la finalización de la Asamblea del jueves y con los ánimos muy caldeados, una delegación subió y logró por primera vez una entrevista cara a cara con Lino Barañao, para ese momento envuelto en fuertes rumores de renuncia. Allí fue que el ministro se comprometió a llevar este viernes una propuesta que cuente con el respaldo del presidente. Sin embargo insistió en que el Conicet debe reducirse.

El cierre de la asamblea se dio entonces con un movimiento muy tonificado y a la ofensiva, manteniendo un piso alto de reivindicaciones, si bien abierto a escuchar propuestas superadoras. El indicador concluyente fue la aprobación por aclamación de que hay disposición de sobra para quedarse mucho más allá de Navidad en el MINCyT si hiciera falta. El cantito de cierre fue así: “No creo en los reyes magos, no creo en papá Noel pero el sábado festejo Navidad en CONICET” #navidadenconicet

Nota Relacionada:Cientificos ocupan el Ministerio de Ciencia y Técnica contra 500 despidos)

 El gobierno acepta negociar con los científicos mientras continua la toma)

DifundimosComunicado:

Somos los 500, desperdigados por todo el país, algunos incluso haciendo en la actualidad estancias en el exterior (sí señor Ministro, salimos afuera como usted quiere, pero para volver a nuestro país).

Este hecho, que estemos en muy diversos lugares, hace que no todos estemos aquí en cuerpo presente, pero estamos.

Lo primero es que queremos agradecer profundamente y de corazón a todos los que nos han estado apoyando y bancando.

Primero y muy especialmente a las agrupaciones, que han puesto, literalmente, el cuerpo en esta toma, quienes nos animan a cantar, a gritar, a alzar nuestra voz. Quienes se quedan a dormir, quienes suben a las reuniones con las autoridades del ministerio. Gracias, gracias, infinitas gracias.

También a toda la comunidad científica que ha sentido esta injusticia que estamos viviendo como una injusticia no sólo contra nosotros, sino contra la comunidad en su conjunto. A quienes han manifestado su apoyo, a quienes han venido, a quienes con mayor experiencia nos han aconsejado y acompañado. Gracias a nuestros maestros, quienes además de enseñarnos a investigar, nos están enseñando que nuestra lucha es importante y que es importante defender a la ciencia.

Y finalmente queremos agradecer a la sociedad, que en su conjunto nos ha estado acompañando. Nunca imaginamos que la situación de injusticia con 500 científicos jóvenes iba a despertar tanta solidaridad de tantos sectores. Desde reconocidos organismos y personalidades de derechos humanos, hasta los autos que pasan y nos tocan bocina, y las personas que vienen solidariamente a traernos comida, a darnos su apoyo, a darnos su aliento. Gracias por creer como nosotros que el pensamiento y la ciencia valen la pena. Gracias por hacernos sentir y saber que nos quieren aquí.

Todos han conmovido profundamente nuestros corazones hasta un punto que no podemos expresar con palabras. Pero también, e igual de importante, nos han ayudado a pensar, en medio de esta situación en la que a algunos nos resulta muy difícil hacerlo.

Con todo lo anterior, creemos como dice un filósofo, que no podemos ser indignos de lo que nos sucede. Como dijo alguna de las personas que habló en alguna de las asambleas, esta lucha representa, sí, el objetivo concreto del ingreso de todos los recomendados al Conicet, pero también representa una lucha más amplia. Una lucha por la dignidad.

Por lo anterior, consideramos inviable aceptar la última propuesta del ministerio, y queremos explicar nuestras razones, ya que eso hace parte de nuestro ser: argumentar y respaldar lo que pensamos:

 Es inviable, primero, porque es un intento por fragmentarnos en categorías, que gracias a lo que ha sucedido, hemos podido ir reduciendo: somos los 500 y no aceptamos soluciones que no nos incluyan a todos. No aceptamos que se incluya a los “actuales becarios” pero se deje por fuera a los que “no son de Conicet” (que por cierto ¿de dónde más creen que salimos?).

 Es inviable porque las universidades, como es de público conocimiento, se encuentran en una situación económica lamentable. Este año la Universidad de Buenos Aires estuvo penando porque no tenía con qué pagar la luz. La Universidad Arturo Jauretche no tiene cómo llegar a fin de año económicamente, a pesar de que claramente la sociedad la demanda, con una matrícula cada vez mayor de alumnos.

 También es inviable porque no vemos a ningún rector ni consejo directivo avalando lo que dice el ministerio, sin agregar que tan solución pondría en una situación precaria a quienes se acogieran a la misma (con cargos interinos posibles de ser desechados en cualquier momento, como ya nos lo enseña la experiencia de los años 90s).

Por todo esto, nuestra contra-propuesta al ministro es la que venimos planteando desde hace cuatro días, no por capricho o testarudez, sino porque es la que es justa. Nos presentamos a un concurso junto con muchas personas más, y fuimos recomendados, es decir, cumplimos con todos los requisitos. Cumplimos con las reglas del juego. Cumplir con las reglas del juego, señor ministro y señor presidente, es lo que ustedes llaman “insitucionalidad”. Presentarse a un concurso y tener méritos para ganarlo y haberlo ganado, es lo que ustedes llaman “meritrocracia”.

Manifestamos también nuestro profundo rechazo a la campaña sucia que por las redes sociales se está haciendo en nuestra contra, tratando de hacernos aparecer como “ñoquis” y “militantes”. Independientemente de las ideologías que defienden cada uno de nosotros, que son muy diversas y variadas, nuestra discusión acá es por la ciencia en Argentina, y por ser reconocidos y valorados por ustedes, señor ministro y señor presidente, tanto como lo estamos siendo por la comunidad científica nacional e internacional, y por la sociedad Argentina en su conjunto.

Gracias a esta situación nos hemos conocido. Nos hemos reconocido. Siendo un grupo tan fragmentado en regiones, en disciplinas, en ideas, esta lucha nos ha unido. Estamos juntos. Y estamos abiertos a escuchar propuestas que sean racionales y fundamentadas, y que no coloquen a ninguno de nosotros en una situación de injusticia y vulnerabilidad.

Atentamente,

Los 500.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba