20/12/2016

Clara Soledad Ponce recordó a Mary Ponce de Bianco

tapa-2960.jpg
Se acercó al micrófono de la transmisión Clara Soledad Ponce, sobrina nieta de Mary Ponce de Bianco, una de las Madres fundadoras que fue secuestrada en la Iglesia de la Santa Cruz el 8 de diciembre de 1977, en una redada que duró dos días y en la que fueron secuestradas 12 personas que se reunían allí para organizar la publicación de una solicitada. Mary fue llevada a la ESMA y fue víctima de los vuelos de la muerte. Sus restos fueron encontrados, sepultados como N.N., en el cementerio de General Lavalle. Quien señaló a cada uno de los 12 fue Alfredo Astiz, infiltrado en el grupo, haciéndose pasar por un familiar desesperado en la búsqueda de su hermano. El nivel de perversión de Astiz no tuvo límites. Se hacía acompañar por una secuestrada de la ESMA, Silvia Labayrú. Las Madres que no fueron secuestrados se preocuparon por él cuando no regresó tras los secuestros. Por RNMA.


AUDIO: Descargar

Clara Soledad pone su voz al micrófono y lee sus palabras imprescindibles, aliviadoras.

Reconstruir el amor de una desaparecida”¦

8 de Diciembre de 2016, cumple años tu cuñada, mi abuela; decían en la familia”¦”™Por eso se salvó”¦ese día no fue a la Iglesia”¦se quedó con vos porque era su cumpleaños”¦si no se la llevaban también”™”¦ no creo que mi abuela les importara a tus secuestradores”¦pero igual el terror circulaba en la familia”¦Ella iba con Mary a la Iglesia, tu mamá también”¦recuerdos que me vienen cuando te evoco”¦voces a medio decir que circulaban desnudando el secreto familiar. Que tu hermano te dijo: “ese es milico”, señalando en una de las reuniones a Astiz y no lo creíste”¦ lo protegías porque había perdido a su hermano desaparecido, estaba golpeado y necesitaba ayuda, tu corazón no necesitaba escuchar más.

Aunque tu hermano, mi abuelo, era de las fuerzas y lo reconoció por su forma de caminar, decidiste mirar su necesidad y el supuesto dolor compartido que portaba”¦Así eras Mary”¦pienso en vos y estoy acá porque mi abuela, que te amaba, estaría acá, porque mis padres que aprendieron de vos a amar al necesitado, estarían acá, porque tantos por los que luchaste estarían acá y yo estoy”¦estoy porque te admiro, estoy porque entre otras cosas me salvaste la vida”¦

1995 y mi primera vez en la Subsecretaria, me muestran tu foto, me dicen que soy tu sobrina nieta, que formabas parte del grupo de la Santa Cruz, ¿Qué es? ¿Te llevaron de una Iglesia? ¿Cómo? Nada”¦no sabía casi nada del Terrorismo de Estado, más que una hija de desaparecidos, era una joven apropiada”¦

2005 y encontramos tus restos”¦no pude entrar a verte”¦tu hijo Luis sí, tu hija Ana María firme guiándonos a todos y llevamos esa caja en mi auto, custodiada por María del Rosario y Mirta, tus compañeras en la lucha y amigas entrañables.

Y yo que era la primera vez que leía una carta, que aunque todavía temblaba y tiemblo de la emoción cuando lo hago, necesitaba decirte que no me olvidé de tu amor”¦todavía no sabía muy bien quien eras para mí. Cuentan, dicen de vos y te voy reconociendo en mi árbol genealógico, ubicándote, pensándote en mi mesa familiar junto a tus hijos y tus nietos”¦los relatos de amor y de valentía te iluminan en mi falta de recuerdo”¦

2015 y sigo buscándote, no puedo dejar de buscarte”¦me restituiste el 8 de Abril del “˜77, cuando todavía no existía Abuelas y no puedo recordar nada, miro tu cara y quiero que se me haga familiar. Mirta Baravalle me cuenta como pateaste el despacho del Juez Sarmiento”¦investigo”¦leo de vos en los juicios, los compañeros me pasan las declaraciones de tus captores”¦Hasta que les paso mi acta de tenencia y en un oscuro sábado por la noche, Enrique, mi hermano de búsqueda, me llama”¦ahí aparece el nexo”¦está tu represor y mi captor unidos”¦”Gonzalo Torres de Tolosa firma tu acta de tenencia””¦me dice Enrique”¦ ¿sabes quién es? El secretario del juzgado del juez Hermelo, él me entrega a mi abuelo paterno, tu hermano, su firma la mire cien veces”¦sin saber”¦me falta la historia y Enrique prosigue: “¡Es el TENIENTE VACA! Ese hijo de puta tiene la fama de ser el único civil que rogaba por participar en los vuelos de la muerte” Y Ahí el dolor en el corazón, la pena enorme, la culpa”¦ ¿Acaso cuando vos los increpaste te ficharon ¿Ahí fue donde decidieron llevarte? Lloré tanto ese sábado oscuro”¦lloré y putié tanto, ¿Cómo pudieron hacerle eso a una tía que solo quería llevarle a esa beba a sus abuelos, que ya no tenían a sus hijos, a su nuera, a su sobrina y lo único que les quedaba era esa nena? ¿Cómo pudieron hacerte eso? La impotencia me inunda todavía, solo escribirte y estar para vos me alivian. Luego comprendo, eras vos, todo tu compromiso, tu entrega, en cuantos lugares te habría pasado lo mismo, por cuantos familiares o desaparecidos te jugaste, no te quedaste resguardada en tu casa, nos buscaste y a mi me encontraste.

Septiembre de 2016 y tu fuerza me guía”¦ te sigo buscando”¦justo acá en la Santa Cruz organizan una charla: Maco del E.A.A.F y la fiscal de la causa ESMA te nombran y aparece una carpeta con el nombre de Gonzalo Torres de Tolosa, me acerco a Mercedes (Soiza Reilly, fiscal) y le explico porque necesito denunciarlo, ahora que sé la historia que a su larga lista de crímenes de lesa humanidad se sume mi secuestro y apropiación.

2016 y me llaman de la Unidad Especializada en Casos de Apropiación de Niños y ahí te encuentro y me hago cargo que estuve secuestrada durante 2 meses en Casa Cuna, por fin un expediente que me muestra fotos, denuncias, habeas corpus de mi secuestro. Y ya no es solo una historia oral, es cierto, el relato familiar se transforma en realidad y allí estás de nuevo Tía Mary”¦Veo una firma tan parecida a la de mi abuelo”¦pero no es”¦su forma de hacer la P de nuestro apellido es la misma, pero es femenina”¦ ¿de quién es? Esa letra, esa firma, tan familiar”¦hasta que Ana te reconoce: “esa es la letra de mi mama”. Y allí estás”¦sosteniéndome de nuevo, amándome, protegiéndome, buscándome con todo lo que podías, la letra, el habeas corpus, las marchas, esta Iglesia, los juzgados, las patadas y los gritos, tu cuerpo”¦ y acá estoy a 39 años de tu desaparición, encontrándote, sintiéndote, poniendo humildemente el cuerpo y hallándote en cada uno de nosotros que te honra y te recuerda.

2016 y la baldosa denunciando la complicidad de la morgue judicial”¦ y allí Graciela Lois me reconoce, “no sabía que había pasado con esa beba, Clara Soledad, después de su restitución”, nos cruzamos en tantos lados y nuevamente siento que volv픦que me diste y seguís devolviéndome mi lugar en la vida”¦

Aprendi de vos que el amor se milita, que el amor trasciende la muerte, que el amor se hace realidad en acciones concretas, que el amor es jugarse todo por una causa justa, por un país más solidario para todos/as. Por eso gracias a vos acá estoy, en el lugar al que pertenezco, en mi familia de militantes.

Por eso NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS, NO NOS RECONCILIAMOS

Mary Ponce de Bianco PRESENTE AHORA Y SIEMPRE!



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba