19/05/2003

Declaraciones del legislador que sería expulsado del PT por oponerse a reforma de Lula

baba_lula-5.jpg Entrevista a uno de los legisladores que expulsaría el PT por oponerse a la reforma del sistema previsional. “La medida forma parte de una política económica que continúa y profundiza la línea de Fernando Henrique Cardoso”, dice Babá.


João Batista de Araújo (conocido en Brasil como Babá) integró el grupo de militantes que hace 22 años fundó el Partido de los Trabajadores y actualmente es diputado. También es uno de los 4 legisladores que podrían ser expulsados del PT por oponerse a una polémica reforma del sistema previsional presentada por Lula, que incluye rebajas en las jubilaciones de una parte de los empleados públicos. “La medida forma parte de una política económica que continúa y profundiza la línea de Fernando Henrique Cardoso”, dice Babá, quien no se muestra muy optimista sobre su futuro en el partido: “La dirección del partido ya nos expulsó de las comisiones que integramos en el Parlamento y creo que van a terminar echándonos para que seamos un ejemplo que evite futuras disidencias internas”.

 ¿Por qué se opone al plan de reforma jubilatoria propuesto por Lula?

 La medida ataca ciertos derechos adquiridos por los trabajadores públicos de mi país. En Brasil los empleados públicos cuando se jubilan reciben los salarios completos durante mucho tiempo, incluso los descuentos previsionales. La reforma acaba con esto y establece rebajas en las jubilaciones mayores a 1058 reales (equivalente a 1058 pesos). También instaura una privatización limitada del sistema previsional, ya que los que ganen más de 2.400 reales podrán optar por una jubilación privada. Esto es fruto de una clara presión de los bancos, que quieren tener acceso a esa fuente de negocios. Durante el gobierno de Fernando Henrique Cardoso se subió la edad de jubilación, y si se aprueba esta ley subiría todavía más: de 53 a 60 años para los hombres y de 48 a 53 para las mujeres. Detrás de estas medidas están las exigencias del Fondo Monetario Internacional y un modelo que marca una profundización de la política económica de Fernando Henrique: una política recesiva. En tres meses han pagado 48 mil millones de intereses de la deuda mientras que se gastaron tan solo 14 mil millones en infraestructura.

 La dirección del partido planteó su expulsión hace unos días ¿Cómo está la situación hoy?

 Somos 3 diputados (Lindberg Faria, Luciana Genro y yo) y una senadora (Heloísa Helena) los que estamos amenazados con la expulsión. Además, fuimos apartados por el propio PT de las comisiones de la Cámara de Diputados en las que veníamos trabajando. Yo fui echado de la de Seguridad Social. Ahora se tiene que reunir la Mesa Nacional Ejecutiva del PT -se reunió el lunes 12 de mayo, dos días después de esta entrevista, y decidió que la Comisión de Etica determine un castigo contra Genro, Babá y Helena- y el 3 de Junio, antes de que se vote la ley, van a decidir si nos expulsan o no. Como ellos son mayoría, creo que es muy posible que lo hagan, salvo que los empleados públicos se movilicen masivamente.

 ¿Han recibido la solidaridad de otros sectores del PT?

 La izquierda del PT se está callando, tienen críticas pero no hablan porque ocupan cargos públicos y, si plantean diferencias, serían relevados. La dirección quiere usar nuestra expulsión para evitar futuras disidencias, pero está encontrando algunas resistencias. Uno de los diarios más importantes de Brasil hizo una encuesta que mostró que el 60 por ciento de la bancada del PT estaba en contra de algunos puntos de la reforma.

 ¿Qué harán en el caso de que sean expulsados?

 Todavía no discutimos mucho qué hacer porque nosotros queremos quedarnos en el partido. Pero podríamos tratar de formar un “PT de los orígenes”, con otras fuerzas críticas del modelo actual. Intentaríamos retomar los principios básicos del partido.

 ¿Qué opina de las encuestas que muestran un amplio apoyo de los brasileños a la reforma?

 Ellos en sus propagandas tratan de enfrentar al trabajador público contra el privado. En Brasil hay un pequeño número de empleados públicos con sueldos altos, pero no es el caso de la mayoría.. Ahora el Gobierno dice que todos son privilegiados y la población recibe ese mensaje y termina estando contra los trabajadores del Estado cuando la verdad es que estas medidas no mejorarán las jubilaciones privadas, sino que sirven para mejorar el superávit y cumplir las metas impuestas por el FMI. Esto en parte se debe a que la figura de Lula cuenta todavía con un alto nivel de popularidad, pero donde hubo gran esperanza puede haber gran desencanto. Hoy el Gobierno se muestra orgulloso porque bajó el riesgo país y el dólar, pero durante los últimos 3 meses y desempleo aumentó. Si siguen con esta política económica recesiva y de superávit fiscal, pueden bajar el riesgo país a cero, y que sigan sin resolverse los grandes problemas de la sociedad brasileña.

 ¿Qué puede pasar si Lula no cambia de rumbo?

 Si no cambian de modelo económico , el PT puede romper con su base social. Hoy los trabajadores públicos son las primeras víctimas pero después va a venir la reforma liberal, que ustedes los argentinos conocen tan bien. Lula no es parecido a Fernando De la Rúa, pero tiene una política de alianzas que es vergonzosa. El PMDB (Partido Do Movimento Democrático Brasileiro) era un grupo de choque del ex presidente Color de Melo, y ahora es grupo de choque de este gobierno. Lula reparte cargos entre este tipo de partidos para lograr mayorías parlamentarias. Los empresarios están metiendo un plan que durante el gobierno anterior no podían, en parte, porque el PT se oponía.

 ¿Qué piensa el pueblo de Brasil sobre el resultado de las elecciones en Argentina?

 La población no sabe mucho sobre la política argentina, no sabe ni siquiera quién es del PJ y quién no. Saben que Lula apoya a Kirchner, sólo eso.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba