02/12/2016

Crece el uso medicinal de cannabis, germina una ley

dsc_3994.jpg

Mientras cada vez más pacientes, madres y padres eligen usar cannabis para tratar sus enfermedades, en la Legislatura neuquina se discute la incorporación de este tipo de tratamientos al sistema público de salud. Por 8300 web


“Llegué a los cannabicultores a partir de una amiga y empecé a interiorizarme en la marihuana sobre todo porque no tiene efectos adversos”, contó Fernanda, mamá de Giuliano que tiene síndrome de Cornelia de Lange. “Empezamos hace poquito con el aceite”, dijo Juan y Valeria, padres de Ludmila que tiene un diagnóstico relacionado con la epilepsia. “Yo quiero el aceite para mi hija y estoy dispuesto a cultivar”, aseguró Rubén, padre de una paciente con lupus. “Leo ha mejorado un montón, yo noté cómo le cambiaron sus ojos”, expresó Isabel sobre su hijo de 46 años que tiene epilepsia criptogénica y se trata con aceite de cannabis.

Son cada vez más las madres, padres y pacientes que tratan diversas enfermedades con cannabis: cáncer, enfermedad de Crohn, distrofia muscular, esclerosis múltiple, epilepsia, Parkinson, lupus, autismo o fibromialgia, entre otras. “El cannabis no cura la enfermedad pero mejora la calidad de vida, no sólo de los pacientes sino de su familia y su entorno”, explicó Roxana Aguirre de la Agrupación de Cannabicultores del Alto Valle.

Este mes se presentó en la Legislatura neuquina un proyecto de ley para incorporar al sistema público de salud de la provincia los medicamentos a base de extracto de cannabis medicinal como tratamiento alternativo para todas aquellas patologías que el médico considere necesario. La propuesta ingresó con la firma de 23 diputados y diputadas de doce de los trece bloques legislativos. Lo únicos que no apoyaron fueron el PRO y parte del Movimiento Popular Neuquino. “Tomamos la iniciativa de trabajar en este tema a partir de la inquietud de los Cannabicultores del Alto Valle, quienes reciben gran cantidad de consultas diarias de personas que buscan tratar sus enfermedades con cannabis, y generamos instancias de diálogo con diputados de diferentes bloques legislativos para lograr el acompañamiento y presentar el proyecto”, dijo Santiago Nogueira, legislador de Libres del Sur y uno de los impulsores de la propuesta.

“Nos parece muy importante impulsar este proyecto”, indicó Raúl Godoy, diputado del Partido de los Trabajadores Socialistas en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores. “Esto no es un invento, no es una cosa que se está probando, tiene una comprobación científica concreta”, aseguró en relación al uso medicinal de cannabis. Godoy llamó a “terminar con los prejuicios”. También interpeló a los otros diputados: “Asumamos este compromiso de que esto no duerma en el cajón, que se trate prontamente y antes de fin de año ya tengamos votado esto para que las familias tengan esa tranquilidad y para que quienes trabajen solidariamente con ellas también puedan tener la tranquilidad de hacerlo sin ser perseguidos, sin ser estigmatizados, sin ser discriminados”.

Desde Cannabicultores del Alto Valle indicaron que reciben entre cuarenta y cincuenta consultas diarias de personas que buscan información para tratarse con cannabis. “Nos desborda, tenemos una lista de más de cien personas esperando el aceite y no les podemos dar una respuesta por el tema de la ilegalidad, no podemos resolver ninguna situación hasta que no tengamos la posibilidad de cultivar para todos ellos”, explicó Aguirre. “La gente necesita de esta medicina porque logra respuestas que la medicina tradicional no les da, tenemos muchos casos de niños con epilepsia refractaria como así también usuarios de cáncer y de las más de 26 patologías que se pueden tratar con cannabis”, aseguró la activista. “Esto se convirtió en un tema de salud y el Estado tiene que hacerse presente y responder”, agregó.

Por su parte, Nogueira señaló: “Este es sólo un primer paso, pero un primer paso muy importante, de aprobarse este proyecto seríamos la segunda provincia de Argentina en incorporar en su sistema de salud este tipo de tratamiento”. Actualmente la única provincia que tiene una regulación de este tipo es Chubut. La propuesta neuquina es superadora ya que habilita la investigación con cannabis.

“La ley sería fundamental que salga, para no sentirme ilegal, contrabandista”, expresó Fernanda. “Por la salud de mi hijo voy a hacer cualquier cosa, si esto implica correr los riegos, los voy a correr”, agregó. “El tema de que sea ilegal es patético, hay tantas drogas que son legales y que hacen mal y ésta que es una planta tan buena para la salud, la idea es que la gente no sepa para seguir comprando pastillas”, comentaron Juan y Valeria. “Yo tenía el prejuicio propio de lo que no conozco y no puedo controlar, pero acepté”, dijo Isabel sobre el uso de aceite de cannabis. “Cuando le pasa algo a un integrante de tu familia estás viendo por todo lados dónde hay una solución, estas enfocado al cien por ciento para ayudarlo, se pierde la careta, la inhibición, las estructuras”, aseguró Rubén.

Nogueira indicó que “si sale esta ley se estaría dando un paso muy importante” pero señaló que “la importación solo da respuesta a un determinado y reducido número de patologías, por eso es importante avanzar en el Congreso de la Nación en otras vías de acceso a esta medicación”.

A nivel nacional también se está discutiendo este tema en el Congreso, el punto de inflexión es el autocultivo. “Hay un debate en el Congreso Nacional que tiene que ver con ampliar las posibilidades de acceso a través de la producción por parte del Estado o de la posibilidad de autocultivo para usuarios medicinales y también queremos que desde la Legislatura se manifieste una postura en este sentido apoyando el autocultivo”, dijo Nogueira en relación a esto. Recientemente Nogueira junto a dos de los diputados del Frente para la Victoria -Oscar Carnaghi y Nanci Parrilli- y los del Frente de Izquierda -Patricia Jure y Raúl Godoy- presentaron un proyecto de comunicación apoyando el dictamen de minoría de la Cámara de Diputados que permite el autocultivo. Desde la Agrupación de Cannabicultores del Alto Valle defienden el autocultivo tanto personal como solidario o colectivo “para avanzar en la posibilidad de ayudar a todas las personas que necesiten esta terapia”.

Cultivando la salud

“Vamos a probar con el aceite y voy a cultivar ¿qué mejor que producir de manera consciente y sabiendo que lo que estoy haciendo es para la salud de mi hijo”, se preguntó Fernanda. Isabel ya tuvo dos plantas y de esas flores se elaboró el aceite para su hijo: “Toda la familia colabora, mis nietos saben qué está tomando su tío y me han ayudado a trasplantarlas, si ven que tiene poca agua la riegan”, contó. “Se nota que hace tiempo que hay gente que está cultivando, yo quiero el aceite para mi hija y estoy dispuesto a cultivar”, aseguró Rubén.

“Estamos cultivando, la idea es ir sacándole de a poco la medicación que le hace mal”, dijeron Juan y Valeria. Ludmila, su hija, tiene cinco meses y aún no tiene un diagnóstico específico porque hace un mes comenzó con síntomas pero su enfermedad está relacionada a la epilepsia ya que sufre convulsiones. “Desde que toma el aceite en pocos días empezaron a disminuir las convulsiones, como mucho le dan una o dos, volvió a ser ella misma, se ríe, habla”, relataron.

Isabel también notó cambios en Leonardo, su hijo: “El cannabis le ha hecho muy bien, si bien todavía tiene convulsiones han disminuido significativamente”, señaló. Isabel hace 45 años acompaña a su hijo: “Desde los 11 meses que le agarraron las convulsiones, hemos pasado por miles de diagnósticos, resulta que tomaba un montón de medicación y seguía teniendo convulsiones como nada, era como si comiera caramelos con la medicación”, contó. “Hemos pasado situaciones muy difíciles con él, ha tenido golpes muy fuertes, la escolaridad ha sido complicada porque él tomaba ocho o diez pastillas diarias entre anticonvulsivos y sedantes para que no esté nervioso, entonces su rendimiento escolar fue lentísimo porque estaba dopado, es imposible que rinda, que tenga ganas; y por ahí le daban convulsiones en la escuela y se sentía avergonzado entonces se aislaba de todo el mundo”, indicó. A través de la medicina holística se enteró que el cannabis podía ayudar a su hijo y después logró contactarse con la Agrupación de Cannabicultores del Alto Valle quienes finalmente la asesoraron para poder acceder al aceite y ayudar a Leonardo. “En este momento está tomando 8 gotas 3 veces por día, ha mejorado un montón, yo noté cómo le cambiaron sus ojos, con el cannabis empezó a tener una mirada con otro brillito, a estar conectado con uno y eso es fenomenal”, agregó.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba