25/11/2016

Cada treinta horas: “vivimos inmersos en tanta violencia que realmente me cuesta mirar para otro lado”

sequence_01.00_31_57_15.still021.jpg

Alejandra Perdomo es directora y guionista del documental “Cada treinta horas” que se estrenó ayer, 25 de noviembre de 2016, en el cine Gaumont. ANRed estuvo presente en el emotivo estreno, al que asistieron familiares de las protagonistas del documental, familiares de aquellas mujeres cuyas vidas, cada treinta horas, son arrebatadas. Por Yamila Belén Martínez Pandiani para ANRed.


cada_30_horas_color_3.jpg

Es tarea de quien hace un documental crear situaciones, espacios que permitan a las víctimas hablar de si mismos, mediante sus propias voces o mismo a través de las voces de quienes las perdieron: a esta noble tarea se ha vuelto devota Alejandra Perdomo, quien desde hace años viene trabajando con temáticas difíciles, duras; como diría ella en la breve entrevista que tuvo con ANRed antes del estreno de su nuevo documental Cada treinta horas, “yo a veces quisiera que los temas que elijo fueran más “livianos”, pero siempre la realidad supera a la ficción. Vivimos inmersos en tanta violencia que realmente me cuesta mirar para otro lado”.

Cada treinta horas es un documental que trabaja sobre los conocidos datos que arrojó el informe que fue presentado en 2013 por La casa del encuentro: cada treinta horas muere una mujer producto de la violencia machista en la Argentina, violencia que acontece bajo el opresor sistema patriarcal en el que aún se vive. Para dar cuenta de ello, Perdomo efectuó una cuidada selección de entrevistados: Alicia Chamorro ““denunciante-, la madre de Ángeles Rawson y los padres de Wanda Taddei -quienes abrieron al público la historia de sus hijas- y Karina Abregú -quien sobrevivió a un intento de femicidio- y trazó así un circulo, el círculo de violencia al que son sujetadas cientos de víctimas: la que denuncia en un burocrático sistema sus males, quienes cuentan con la experiencia de la pérdida de alguien amado a manos de la violencia de género y, una de las contadas excepciones, una mujer que sobrevivió para contar la historia.

Quizás el toque distintivo del documental sea la forma de hilado de todo ese entramado de violencia y dolor mediante el registro del modus operandi de la Línea 137 y del Servicio de prevención de violencia familiar; las intervenciones de especialistas de la envergadura de Eva Giberti, que dan fuerza fáctica a los dichos de las víctimas y la participación del Colectivo de arte Entresuturas, artífices de la acción artística “Ausentadas”, así como también la casi imperceptible presencia de una joven anónima que recorre Buenos Aires para desplegar frente al Congreso un mensaje que se erige como estandarte de una lucha vigente de multitudes: NI UNA MENOS. El trabajo de edición fue clave al compaginar de forma dinámica testimonios y comentarios especializados e imprime junto con los leves cambios de música de fondo un ritmo especial a toda la composición.

Perdomo ya había trabajado previamente en Nacidos vivos (2013) con el cruel conflicto de aquellos que desconocen su identidad: así como en esa ocasión trabajó sobre la base de la sustitución de la identidad que sufrieron, se estima, al menos 3.000.000 personas que fueron robadas, vendidas o mismo entregadas en su infancia, en este caso trabaja sobre otro tipo de violencia, la de género, y da una vuelta de tuerca al asunto: además de crear el espacio propicio para que se divulguen las voces de las víctimas, pone en evidencia el funcionamiento del sistema desde adentro y aspira con ello a que “las mujeres que padecen violencias sepan que no están solas, que hay una gran red de personas trabajando para ir en su rescate, dispuestas a ayudarlas y contenerlas para que puedan salir del circulo de violencia”. De forma muy lúcida, Alejandra Perdomo añade que para ella sería importante que la película llegue a las escuelas ya que lo que es imperioso frente al estado de cosas es que no se relativice ni naturalice la violencia desde temprana edad.

“El arte nos ayuda a representarnos y desde ahí es que uno puede contribuir con el resto”, dijo en el documental una de las integrantes del Colectivo Entresuturas: ese es en definitiva el fin artístico del documental Cada treinta horas y hoy, 25 de noviembre, día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, cobra aún más brillo si es posible, su valor.

sequence_01.00_56_18_13.still037.jpg

Ficha técnica

Título: Cada 30 horas

Duración: 73 minutos

Estreno: 24.11.2016

Clasificación: Apta para mayores de 13 años

Actores: Alicia Chamorro, Beatríz Regal, Jimena Aduriz, Jorge Taddei, Karina Abregú, Marcela Morera.

Director: Alejandra Perdomo.

Guionista: Alejandra Perdomo.

Música: Ma X Plank.

Dirección: avenida Rivadavia Nº 1635, Congreso, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Tel: 54 (011) 4371-3050

Información complementaria

Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=f-ITqN1fwJ0

Informe de La casa del encuentro: http://www.lacasadelencuentro.org/prensa2013.html

Colectivo de arte Entresuturas:
http://entresuturas.com.ar/

Acción “Ausentadas”:
http://www.infobae.com/2014/11/27/1611629-ausentadas-la-intervencion-artistica-contra-la-violencia-la-mujer/



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba