21/10/2016

Organizaciones movilizaron pidiendo la nulidad de la condena a Reina

14680853_987244254738218_9197169778847152158_o.jpg

El jueves 20 organizaciones de mujeres se movilizaron hasta la Fiscalía de La Plata para pedir la nulidad de la condena a prisión perpetua de Reina Maraz, una mujer boliviana condenada en 2014 por el supuesto homicidio de su marido, Límber Santos. Por ANRed


La jornada convocada a las 10 de la mañana por la Campaña Contra las Violencias en Fiscalía, 7 entre 56 y 57, tuvo una gran concurrencia. Participaron organizaciones que vienen pidiendo justicia por Reina Maraz y las abogadas de la Comisión Provincial por la Memoria. Organismo que, en 2011, se encuentra con Reina Maraz en el penal de mujeres de Los Hornos mientras se hacía un relevamiento de las detenidas. En las primeras entrevistas, Reina no entendía lo que preguntaban, sólo se comunicaba en quechua, su lengua natal.

14711435_987244461404864_4277999939489005003_o.jpg

Una comisión integrada por las abogadas de la Comisión por la Memoria y la Campaña Contra las Violencias ingresó a la Fiscalía y consiguió hablar con el Juez Maidana que tiene la causa de Reina Maraz, mientras las organizaciones mantenían presencia en la calle. Al salir, Eugenia Lara de la Campaña Contra las Violencias tomó un megáfono y contó a las presentes las conclusiones de la reunión.

“Nos recibió el juez que está con la causa, la verdad una persona que con mucha sensibilidad escuchó nuestros reclamos y argumentos por la nulidad de la condena a Reina. Nos dijo que la causa la están analizando con mucha premura, que el objetivo sería poder tener una la sentencia para fin de año, que iban a poner en evaluación tres instancias importantes: la perspectiva de género, la defensa de los pueblos originarios y la revisión de las pruebas. Para nosotras esta movilización que nos costó tanto tiempo es muy importante. Estuvimos acompañadas por las abogadas de la Comisión por la Memoria y el defensor de Casación José María Hernández”

Lo que resaltó Eugenia Lara de la reunión fue que “todas pudimos hablar en un marco de escucha, recibió nuestra carta y lo próximo que nos queda es ver si podemos lograr que se expida la libertad de Reina para esperar el dictamen; tenemos que hacer un pedido formal al organismo del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Quilmes que la condenó; así que bueno, ¡vamos por la libertad de reina!”.

Reina Maraz es una mujer boliviana que fue encarcelada en 2010 sin poder comunicarse en su idioma, el quechua, ni entender de qué la acusaban. Su esposo, Limber Santos, el hombre que la trajo a la Argentina extorsionada, había desaparecido tras una pelea con un amigo. Cuando Reina denunció la desaparición de su marido en la Comisaría lo primero que hicieron fue detenerla. Luego, la polcía encontró el cuerpo de Limber Santos enterrado en el patio. Posteriormente el vecino, Tito Vilcar, confesó ante el Vicecónsul de Bolivia la autoría en el crimen pero eso no fue tomado como prueba por el Tribunal Oral en lo Criminal 1 de Quilmes que en 2014 condenó a Reina Maraz a la pena de prisión perpetua.

14707844_987244411404869_4237635174460421323_o.jpg

Más información sobre la condena:
http://www.anred.org/spip.php?breve10209



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba