20/10/2016

Espacio y tiempo: Modelos para desarmar

resena_nuestro_tiempo_2.jpg

Todos los viernes a las 23.00 se presenta en el teatro El Desguace ( Méjico 3694) la obra Nuestro tiempo (Ahora). Basada de manera directa en “El tiempo todo entero”, de Romina Paula, que adapta la obra el “El Zoo de Cristal”, de Tenesse Williams, Nuestro tiempo (ahora) viene a desmontar el espacio y el tiempo establecido. Y tambien a poner en escena la imaginacion como forma de escapar al dolor y la soledad cotidiana. Por Andres Manrique para Anred


¿De la reclusión al abrazo cuántos pasos hay que dar hacia adentro?

Un día nos encontraremos en otro carnaval, tendremos suerte si aprendemos que no hay ningún rincón que pueda disolver en su escondite lo que fuimos, canta Liliana Herrero hablando del tiempo a través de los versos de Fernando Cabrera.

Antonia no sale ni quiere lo que hay afuera, su amorosa reclusión es más una decisión de poner en valor el tiempo que la norma tritura en su cotidianidad que un rechazo. Ella parece no necesitar el accidente de Frida Kahlo ni la discapacidad de Laura (personaje de Tenesse Williams) para quedarse. Su quietud es intensidad. Será por eso que no cree que conocer tenga nada que ver con ir a lugares, desplazarse en el espacio, visitar geografías. Antonia no necesita la violencia de un tiempo cautivo para liberar unas tajadas de su propio tiempo. Sabe que no se puede tener el tiempo y por eso vive en él. Maximiliano, amigo de su hermano, llega trayendo ese afuera. Ella lo besa. No besa a Maximiliano, sino ese afuera. Su libertad no es fácil, se manifiesta y es poco digerible, poco dirigible, incómoda. Antonia no es normal quizás porque de esa normalidad indolente, efectiva y gris el mundo esté un tanto desbordado.

El modo en que se vive es de lo más parecido al modo en que se juega. Los roles se subvierten. La madre, Úrsula, se apura a vaciar el nido guareciéndose, anticipándose a sus hijos, apurando el tiempo con una ansiedad que la vuelve vulnerable y la deja casi en una desamparada infancia. No vaya a ser sorprendida, in fraganti, por esa idea tirana de que puede ser prescindible. Será por ello que es la única que sale o será la única que sale para sustraerse de ella misma, para distraer su propio miedo.

¿Cuánto llenamos de nuestro tiempo para evitar que el reloj se atragante con los granos de arena? ¿A qué nos sometemos preparando ese futuro de plenitud que no llega? Antonia, Lorenzo y Úrsula forman una tríada que no va a descompensar la presencia de Maximiliano. Cuando ocupamos más espacio del que necesitamos el tiempo se convierte en un caballo que tensa, en el Potro que nos desmiembra. ¿Qué tiempo le vamos a dar al juego si vivimos con miedo? Úrsula representa el manotazo de ahogado, la madre que separa ligando.

Hasta allí es todo realismo, pero Antonia va introduciendo de a poco figuras del miedo que a través de Frida con el cuadro de los piquetitos va a exorcizar. Con esa mujer mejicana asesinada a cuchillazos, acribillada por su marido que luego de cumplir su condena va a hacerse popular cantándole al amor, dejando que el cinismo de todo un sistema lo envuelva y que el macho mejicano vuelva a erguirse a pesar de su violencia y gracias a ella. El corazón tirado en la arena, sangrando va a quedar allí bombeando a la vista de todos.

resena_nuestro_tiempo_flyer.jpg

Luego, va a remontarse a la leyenda colombiana del hombre caimán, quizá aludiendo al modo en que el deseo nos deja a veces baldíos, mostrando la contracara monstruosa de una voluntad que nos excede en una especie de revancha mágica que la brujería sigue efectuando en el hombre que viola algún secreto de la vida o algo peor.

La casa donde todo ocurre cobra un volumen maravilloso con la presencia de lo vivo: plantas y cactus y macetas, una tierra fiilosa y verde, puntiaguada que se esboza llamándonos de lejos a un encuentro con nuestro tiempo. Ahora.

Ficha técnico artística
Autoría: Romina Paula
Adaptación: Melissa Prieto Amaya
Actúan: Facundo Bargas, Marcela Di Tomaso, Malvina Montenegro, Maria Alejandra Ospina Luna, Leandro Ruiz
Vestuario: Marcela Di Tomaso
Escenografía: Clara Dalmazzo De Garzegna, Stephanie Prieto Amaya
Iluminación: Paul Damian Pregliasco
Diseño gráfico: María Laura Valentini
Asistencia de dirección: Hernán Bayón
Prensa: Luigui Escobar
Producción: Hernán Bayón, Melissa Prieto Amaya
Dirección: Melissa Prieto Amaya

Web: https://goo.gl/fuuovn
Clasificaciones: Teatro, Adultos
TEATRO EL DESGUACE
México 3694 (mapa)
Capital Federal – Buenos Aires – Argentina
Reservas: 39668740
Web: http://www.teatroeldesguace.com
Entrada: $ 150,00 / $ 100,00 – Viernes – 23:00 hs – Hasta el 25/11/2016

Todos los viernes a las 23.00
Teatro El Desguace.
Méjico 3694. CABA.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba