27/09/2016

El programa Argentina trabaja: de la desvalorización del ingreso de los trabajadores sin paritarias

tapaaa-20.jpg

El ingreso mismo en el Programa Argentina Trabaja fue una lucha dura. Hoy la lucha es por la calidad del empleo, el monto del salario y la institución de una forma de actualización sistemática del ingreso. Si en los comienzos del programa, el monto mensual era casi similar al Salario Mínimo Vital y Móvil, durante los años posteriores, durante el gobierno anterior, el monto se desvalorizó llegando a ser poco más de la mitad y actualmente apenas llega al 40% del salario mínimo. Por Maria Maneiro* para ANRed


El Programa Ingreso Social con Trabajo “Argentina Trabaja”, fue anunciado en agosto de 2009 por la entonces Presidente de la Nación, Cristina Kirchner. En su anuncio el programa parecía sugerir una nueva impronta en torno a la política social, que se había vislumbrado en la iniciativa previa llamada Manos a la Obra, pero que ahora adquiría una nueva relevancia: la apuesta a los programas socioproductivos y a una articulación de ellos con el Estado como último empleador. Sin embargo, dentro de la propia puesta en marcha del programa, prevaleció una forma de gestión de este programa, que lo acercaba a los planes anteriores, los típicos “Planes Trabajar” clásicos de la década del 90: Ingreso magro y trabajos degradados.

Desde el momento de su anuncio, un conjunto de organizaciones sociales debieron luchar lograr incluirse. En ese momento se produjeron los primeros acampes de trabajadores desocupados producidos en el centro mismo de la ciudad. Con más de 160 acciones de lucha, desde septiembre de 2009 hasta julio de 2010, los movimientos lograron arrancarle el monopolio de la gestión del programa a los intendentes y sus punteros y conformar parte, también, de las cooperativas de trabajo. Con estas cooperativas y a pesar de los innumerables problemas referentes a la falta de materiales, de insumos y a los atrasos en los pagos, el conurbano cambió su fachada.

a.bmp

En el gráfico se pueden observar los hechos de protesta llevados a cabo por decenas de organizaciones bajo la consigna “cooperativa sin punteros”. Sin embargo, la lucha por el ingreso en el programa, el pedido de nacionalización y la denuncia de uso clientelar que caracterizó este primer momento del ciclo de protesta no cesa tan prontamente; de inmediato se suman a estos reclamos otros nuevos entre los que sobresale el pedido de aumento del monto del ingreso, la demanda de pago y la solicitud de alimentos.

b.bmp

Sucede que el programa, en su origen, se presentaba como un ingreso aunque insuficiente, sin embargo cercano al monto del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM). Pero esta aproximación se fue diluyendo, pues mientas el SMVM, mediante el consejo del salario, iba actualizándose sistemáticamente ““aunque por tiempos por debajo de la pauta de inflación-; el monto del Ingreso Social con Trabajo Argentina Trabaja se estancó prácticamente en su cifra inicial. Esta desvalorización sistemática y acumulada, respecto del SMVM puede verse representada en el gráfico 2. A los dos de actividad del programa, la diferencia en los montos ascendió aa 44 puntos porcentuales, lo que equivale a que el programa contenga un monto que apenas supera a la mitad del SMVM. Esta diferencia tuvo variaciones menores durante los años siguientes en la gestión presidencial previa. Pero actualmente el monto percibido por los partícipes del programa ha descendido en términos relativos un nuevo mojón nunca visto. Actualmente los cooperativistas reciben poco más del 40% de un salario mínimo vital y móvil, habiendo dejado atrás el ya bajísimo monto de los años previos.

* Investigadora de la UBA-CONICET



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba