20/09/2016

El poder más grande militarmente a nivel mundial está en mano de dos irresponsables

los-dos.jpg

Entrevista a Guillermo Almeyra, columnista internacional de La Jornada (México)
El poder más grande militarmente a nivel mundial está en manos de dos irresponsables. Por Mario Hernandez


M.H.: Se desarrolló la 5ª manifestación soberanista en Cataluña, unas 800.000 personas se manifestaron en las 5 marchas convocadas en Barcelona, Lleida, Tarragona, Salt y Berga. Una vez más el pronunciamiento del pueblo catalán que reclama su independencia.

G.A.: Sí, fueron inmensas. El Estado español está en una crisis institucional porque no puede formar gobierno y en esta cuestión se encuentra en un brete. No puede negar el derecho a manifestar, aunque protestaba en contra porque afirmaba que la resolución de independencia debe ser colectiva, como si no dependiese de los que sufren la condición de dependencia el pedir esa independencia. Van a tener que hacer concesiones importantes y quizás llegar a un referéndum. España no quiere de ningún modo separarse de la región más rica, más poderosa y más ligada a Europa.

M.H.: Esta situación se da en un contexto muy particular, que es la insistencia de Mariano Rajoy en su candidatura a la presidencia del gobierno español y el rechazo que tiene de la mayoría del Parlamento. Situación que no se resuelve y podría ser convocada una tercera elección.

G.A.: Esa perspectiva está y también están haciendo sondajes sobre la participación. Según las encuestas la participación va a ser sumamente débil, de alrededor de 60/65%, quiere decir que 4 de cada 10 españoles le van a dar la espalda a las urnas. Habrá que ver el resultado en Galicia y en el País Vasco el próximo 25 de setiembre porque eso puede inclinar un poco la discusión entre los partidos. La idea es que si los socialistas pierden muchos votos, tanto en Galicia como en el País Vasco, de mano de Podemos y su aliado Marea, o de la izquierda en el País Vasco, podrían asustarse e intentar un gobierno de centro PSOE, Podemos y otras organizaciones más o menos de izquierda o independentistas.

M.H.: Hablando de elecciones ¿tiene alguna información de la supuesta neumonía que ha sufrido Hillary Clinton?

G.A.: El mundo está a la merced de un loco, una especie de Hitler estadounidense, racista y dispuesto a todo y, del otro lado, de una agente del sionismo, racista contra los palestinos, desenfrenadamente imperialista y además enferma.
El poder más grande militarmente es el de EE. UU. a nivel mundial y está en manos de dos irresponsables. Una porque la enfermedad la puede sacar del paso en cualquier momento, la están tratando, la deben estar atiborrando de antibióticos. Pero no es ninguna niña, tiene 68 años y una salud frágil porque ya le han pasado varias de estas cosas. Entonces da lugar a toda la especulación del lado republicano, suponen que tiene Parkinson, que está senil, etc. Crea una situación de incerteza que repercute en las relaciones con las otras potencias, porque no hay nadie serio con quien discutir.

M.H.: Usted habla de incerteza y me recuerda a lo que manifestó nuestro Ministro de Educación, Esteban Bullrich, “la escuela debe educar en la incertidumbre”.

G.A.: En la duda debe educar, en el pensamiento crítico, en no aceptar las cosas porque se imponen por autoridad. Hay que preguntar siempre por qué. Debe educar en la duda al estilo de Sócrates, pero no en la incertidumbre, esa es la teoría del postmodernismo de la relatividad total, donde es lo mismo un burro que un gran profesor, como decía Discépolo.

El “mini Davos” es una payasada, solo para conformar a los que leen La Nación

M.H.: Aprovecho para preguntarle por las repercusiones internacionales que tiene el que se ha dado a llamar “mini Davos” en nuestro país, con una presencia de una importante cantidad de Ceos, con un mensaje de apoyo total a Macri en su giro neoliberal. Ha merecido alguna editorial por parte de El País de España, donde dice que todos insistían en la necesidad de reducir los costos laborales e incluso centrarse en sectores no intensivos en mano de obra y apareció una empresaria que hizo la pregunta del millón, quien en medio de palabras de aliento a Macri sembró la duda: “¿resistirá o caerá antes de tiempo como los otros presidentes no peronistas? ¿Volverá la inestabilidad política a la Argentina? Ese es el punto clave para la decisión de invertir”.

G.A.: El único diario que habla de esto es El País, porque los españoles tienen inversiones importantes aunque tuvieron que irse de varias empresas en medio de un escándalo, como los casos de Aerolíneas, YPF, etc. Quieren recuperar algo. Yo sigo normalmente 16 periódicos de las capitales mundiales y nadie habla de esto.

M.H.: Recuerdo que cuando le sugerí hablar sobre este tema usted me preguntó de qué se trataba.

G.A.: Claro. Ninguno de los periódicos europeos, ni de las capitales norteamericanas hablan de esto y no es que no hay inversores ni que no haya intereses en Argentina. Las empresas que están ahí son las que ya estaban con Kirchner e hicieron excelentes negocios con Cristina Fernández de Kirchner. Las inversiones de las que se habla, son las que ya habían prometido al gobierno anterior. Es una payasada, solamente para conformar a los que leen La Nación. Para colmo Macri inauguró la reunión hablando en inglés.

M.H.: Entonces se está pareciendo a Sánchez de Lozada y a Kuczynski o a Fujimori a quien le enseñaron a hablar en castellano cuando asumió la presidencia de Perú.

G.A.: Tal cual.

M.H.: El tema de las inversiones es algo así como el leitmotiv del actual gobierno, pero no llegan y no solamente a Argentina.

G.A.: En primer lugar en el mundo hay un parate. En segundo lugar, alguien definió a los inversores como tímidas gacelas; ante las dificultades huyen y no van a invertir, por el contrario, han salido muchos más dólares del país de los que han entrado. No ven estabilidad, no ven negocio. ¿Para qué invertir si especulando pueden ganar más? Invertir significa esperar que madure esa inversión y que dé ganancias unos cuantos años después, y no pueden saber qué va a pasar en unos cuantos años. Si cae el consumo, como ha caído en Argentina, ¿a quién le van a vender los productos? Y si no son productos de consumo, si son maquinarias ¿a quién se las van a vender?
El problema es que se equivocaron de siglo, están en el siglo XXI no en el siglo XX. Ojalá algún día haya un paro general, para juntar toda la bronca y responderle a estos que sí saben juntarse y cacarear, pero en cuanto las papas quemen se van a quedar callados.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba