10/09/2016

Danza contemporánea: La corporación

corporacion_1.jpg

Federico Fontán y Ramiro Cortez presentan la segunda parte de la trilogía iniciada con “Los cuerpos”. En esta ocasión, entra en juego la multiplicidad. Una masa que muta, un funcionamiento calculado que se rompe, un organismo que se arma y se desarma. El cuerpo racional y el cuerpo sensible envueltos en una trama sin fin. “La corporación” se presenta los jueves a las 22.30 hs. en Timbre 4, México 3554. C.A.B.A. Por Virginia Vaccarezza para ANRed


corporacion_2.jpg

Podrían escribirse muchas páginas sobre las ideas que plantea “La corporación”, y es que esta obra es sumamente rica en cuanto a las aristas que se desprenden. Es así porque es del cuerpo que se trata. Cuerpo cuyos saberes son infinitos.

El cuerpo experimenta, percibe, siente, se transforma. El cuerpo se expresa, necesita, exige. Al cuerpo también se lo controla, se lo reprime, se lo amordaza, se lo disciplina. Cuerpo social, cuerpo individual, cuerpo mecánico, cuerpo natural, cuerpo civilizado, cuerpo salvaje, cuerpo objeto, cuerpo sensible. Relaciones binarias que se implican mutuamente.

Sobre el cuerpo se ha hecho ciencia, filosofía, arte. Pero no existe una verdad sobre él. Las concepciones del cuerpo han variado al compás de la historia de la humanidad. En cada momento histórico el concepto de cuerpo se ha ido modificando. El cuerpo ha ido mutando. Y tal vez, asumiendo lo paradójico del asunto, lo único estable y esencial del cuerpo sea el cambio. Allí radica su misterio.

coroporacion_3.jpg

“La corporación” se sumerge en estas aguas enigmáticas y nos invita a debatir sobre múltiples ideas, de las cuales elijo algunas.

Al inicio de la obra se puede observar un cuerpo uniforme. Células que conforman una masa que respira acompasadamente y se mueve al unísono.
Un cuerpo mecánico, un cuerpo racional, un cuerpo máquina en el que los engranajes funcionan a un ritmo constante previamente establecido.
Pero de repente, de ese cuerpo-masa que funciona a la perfección, se desprende un elemento, dos, tres…

Lo disfuncional rompe la maquinaria perfecta. Aparece la distinción. Aquel cuerpo único se abre en una variedad de formas, se transforma, se quiebra, se producen nuevas uniones, nuevos organismos.

El cuerpo racional, mecanizado, masificado, no puede ocultar lo particular del ser humano, su esencia. El mundo moderno ha querido erigir a la razón como la única y última verdad. Sin embargo, esta tarea siempre resultará infructuosa. La otra cara de la moneda no tardará en aparecer. El cuerpo de las emociones, de las pulsiones, de las necesidades primarias, está allí y aflorará en cualquier momento.

corporacion_4.jpg

“La corporación” podría vincularse con “Un mundo feliz” de Aldous Huxley. Se hace presente la idea de los cuerpos automatizados, funcionales, controlados, medidos. No obstante, hay vetas que escapan inevitablemente. Son esas pulsiones originarias, esas necesidades primitivas, es el ser diferente a la máquina que se escabulle de la masa. Es el cuerpo de las pasiones, del contacto con el otro, de las sensaciones, de la transformación constante. Ese cuerpo que no puede abandonar su naturaleza, su costado irracional, sus amenazas, su “parte maldita”– en asociación al concepto de George Bataille-.
De todo esto y mucho más trata “La corporación”.
A su vez, la iluminación y la música son elementos esenciales que conforman la estructura escénica y crean imágenes realmente impactantes.
Mención aparte merece el trabajo físico de los bailarines, característica que ya podemos ir identificando en los trabajos de los dos directores.
Todos estos elementos otorgan un ritmo dinámico e intenso que van atrapando al espectador hasta el último minuto de la obra.

“La corporación” nos ofrece mucha tela para cortar. Esperaremos con ansias la tercera parte que nos traerá la dupla Fontán- Cortez y el rico camino de exploración que están transitando.

corporacion_5.jpg

Ficha técnico artística

Actúan: Ariel Calderón, Jazmín Cañete, Victoria Castelvetri, Julieta Ciochi, Lucí¬a Giannoni, Diego Gómez, Juliana Gonzalez Carreño, Natalia López Godoy, Paz Masi, Rocío Mercado, Mauro Podestá, Sebastián A Reinoso Salinas, Lucila Sol, Abril Lis Varela, Emanuel Zaldúa
Diseño de luces: Paula Fraga
Video: Ignacio García Lizziero, Federico Perez Gelardi
Música original: Martín Minervini
Operación de luces: Paula Fraga
Fotografía: Ignacio Cángelo
Diseño gráfico: Julia Moscardini
Asistencia general: Lucía Giannoni
Dirección: Ramiro Cortez, Federico Fontán

TIMBRE 4
México 3554. C.A.B.A.
Reservas: 4932-4395
Web: http://www.timbre4.com/
Entrada: $ 180,00 – Jueves – 22:30 hs. Hasta el 29/09/2016



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba