03/09/2016

Caso Pablo Vera: “el aparato represivo es una unidad orgánica, es algo indisociable la policía del poder judicial”

pablo_vera-2.jpg

En el Enredando las Mañanas del lunes 29 de agosto, entrevistamos a Alan Rocha, integrante de la Coordinadora 13 de agosto, que lleva adelante la exigencia de justicia por el caso de Pablo Vera, a raíz del procesamiento a familiares y amigos. Pablo Vera fue asesinado el 25 de Septiembre de 2014 en la ciudad de Fiske Menuco por el policía Jorge Villegas. Por RNMA


Enredando las mañanas: ¿cuál es la situación en cuanto al procesamiento de amigos y familiares de Pablo Vera?

Alan rocha: Esta es una situación que se remonta a mas de dos años, que viene la lucha en el marco del asesinato policial de Pablo.

Pablo era un chico de 24 años que salió un día del boliche y pagó el precio de ser un pibe de los barrios populares, de ser un pibe que los medios estigmatizan, de formar parte de ese sector sobre el que la policía siempre ejerce una violencia sistemática. Y ese día Pablo salió del boliche cerca de las 7 menos 5 de la mañana, un policía que se llamaba Jorge Villegas, actuando como policía, le da la voz de alto. Pablo comienza a correr, escapa acostumbrado a la violencia que ejerce la policía, Jorge Villegas lo persigue y lo fusila por la nuca, disparándole con su arma reglamentaria, una 9mm.

Los peritajes comprobaron que la bala entra por la nuca, a 2,5 cm, fue básicamente un fusilamiento de un funcionario del aparato represivo contra un pibe de los sectores populares, simplemente por ser de los sectores populares, por habitar un lugar a los cuales generalmente a un pibe se le niega y por el hecho de que el aparato represivo funciona así en Jorge Villegas, y en cualquier otro funcionario policial de ahí.

Esta causa se va peleando con mucho aguante, mucha organización y mucha lucha de la familia y de los amigos, y en el marco de ese conflicto, en el cual la familia pide justicia por Pablo, se produce una organización, la verdad que muy valorable acá en Rio Negro. No ha habido muchos casos de asesinatos policiales que hayan sido laburados de esa forma y con tanta persistencia y fuerza por parte de la familia y de los amigos, asi que un reconocimiento enorme hacia ellos.

Ahora están pagando lo que es la política de criminalización y judicialización que tiene el poder judicial.

Lo que pasó concretamente ahora, en estos últimos días, es que Maximiliano Camarda que es un juez del poder judicial provincial tomó en el mismo día dos decisiones que claramente apuntan a la impunidad de la policía, y por otro lado a la criminalización de la protesta.

Por un lado confirma el procesamiento de más de 8 compañeros y compañeras, la mayoría de los cuales eran referentes de las movilizaciones, quienes organizaron la mayoría de los reclamos de justicia. Ahí tenemos a la cuñada de Pablo Vera, a dos hermanos de Pablo, a varios de sus amigos y afectos más allegados.

Él (Maximiliano Camarda) los procesa por una manifestación y unos conflictos que se dieron en el poder judicial el 28 de noviembre, a unos meses del asesinato de Pablo. Ante la indiferencia de la justicia y la libertad que se le da a Villegas, la familia se manifiesta espontáneamente en el poder judicial y cuando se retiran después de la manifestación, a unas tres cuadras, la policía los detiene a mas de 27 de ellos, a varios por más de 72 hs, lo cual es ilegal ya que no tuvieron una indagatoria. Además los torturan dentro de la comisaria.

Por los conflictos que ocurrieron ese día mas de ocho de estos compañeros y compañeras son hoy procesados por las figuras legales que generalmente se utilizan en la criminalización, que son resistencia a la autoridad, disturbio en la vía publica y ese tipo de caretas legales que utilizan para criminalizar a quienes protestan.

Esa fue una de las decisiones que tomó el juez Maximiliano Camarda, y en paralelo, el mismo día, él archiva una causa que nosotros iniciamos ese dia contra más de 13 policías y funcionarios judiciales por torturas que ocurrieron en la comisaría numero 21.

Esto es algo en lo nosotros hacemos mucho hincapié, el aparato represivo son los milicos con las pistolas y las torturas en las calles y en las comisarias, pero también son quienes habilitan esas torturas, son los jueces de traje quet después van a dar conferencias, que después dan clases en la universidad. Ellos tienen las manos manchadas de sangre de esos pibes de barrios, porque son los que habilitan y le garantizan el marco de impunidad para que la policía trabaje. Nosotros entendemos que el aparato represivo es una unidad orgánica, que es algo indisociable la policía del poder judicial.

Ahí Maximiliano Camarda con las decisiones que toma es muy grafico y nos obliga a nosotros a rearmar el grupo, a salir a luchar de nuevo por estos dos ejes que a nosotros nos parece fundamentales: primero, no podemos dejar pasar las torturas que realiza sistemáticamente el aparato represivo; y por otro lado, tenemos que defendernos nosotros como organizaciones populares, de la criminalización y judicialización con la cual actúa el poder judicial y en definitiva el estado, para tratar de desarmarnos, porque tenemos que defender una victoria grande que fue la perpetua al policía Villegas de su función policial.

Eso fue un antecedente muy bueno acá en la provincia y nos decidimos a organizarnos para defender eso y después para defender a quienes se negaron a dejarse caer en nombre de Pablo y resistieron todas estas torturas, estos abusos, esta indiferencia, esta estigmatización de los medios, la violencia policial y toda las otras cosas que sabemos que opera día a día este sistema en contra de los pibes de barrio.

ELM: En relación a este contexto provincial al que haces referencia, ¿cómo es el ambiente que se vive en cuanto a la complicidad del estado con la policía?

AR: Hoy en día la policía rionegrina viene en un estado de descomposición muy grande. El caso de Muñoz, para quien no conoce, es un policía que fue desaparecido, torturado y después asesinado por propio compañeros de su misma comisaria en Bariloche, y demuestra un grado de descomposición interna y de pujas de poder que se están dando al interior de la policía rionegrina.Nosotros ahí hacemos como un par de notas para tener en cuenta, muchas veces el discurso que nos imponen los medios nos lleva a decir, bueno son dos o tres policías, es una cúpula como mucho, corrupta que está involucrada en la trata de personas, o en el narcotráfico. Nosotros salimos a decir que no, que esa es la forma en la que opera la policía en un montón de lugares, en un montón de provincias y opera así, porque es parte de la institución.

Nosotros salimos a decir que no es solamente uno o dos que podamos señalar, sino que son las prácticas que se desnudaron con el asesinato de Muñoz, son prácticas que la policía cotidianamente tiene. En el marco del caso de Muñoz, primero la desaparición y luego el asesinato. Tenemos decenas de pibes desaparecidos por la policía y tenemos más de 4 mil pibes asesinados por la policía desde la muerte de la democracia.

El caso de Muñoz es parte de la práctica de la policía. Después los allanamiento ilegales que se dan, o las detenciones ilegales que se dan en las calles, también es algo sistemático. Los pibes de barrio muchas veces, sus casas son allanadas con órdenes judiciales firmadas por jueces, pero con liviandad entregan a mansalva órdenes judiciales si están en los barrios, cosa que no hacen para la zona céntrica, o después allanamientos ilegales, y el avasallamiento propio del poder judicial, nunca se denuncian, y cuando se denuncia nunca termina en buen puerto.

O sea que lo que represente el caso de Muñoz es la policía, qué hace la policía, pero si salimos a tomar este detalle, no es algo que comienza a pasar ahora, no es algo que sale a la luz ahora, es algo que viene pasando hace mucho tiempo sistemáticamente, y que es parte propia de la institución, no es una o dos comisarías, sino que las torturas y la cantidad de asesinatos policiales es enormemente alta. Esto implica que la policía funciona así, no nos vayamos con las respuestas fáciles de decir que esto alcanza con un cambio de cúpula o con el cambio de un par de movimientos ahí adentro, que no es así. Las personas que estuvieron involucradas en el caso de Solano, muchos de esos policías están involucrados en el asesinato de Muñoz.

Otro eje que nosotros consideramos muy importante es el gobierno. Acá el gobernador Weretilneck, que es del partido Juntos somos Rio Negro, sale a discutir esa idea, que en su momento tuvo también el Kirchnerismo de la vigilancia de las fuerzas represivas del estado, con una vigilancia medianamente democrática, si se quiere con participación ciudadana. Y nosotros salimos a decir que los hechos que han sucedido hasta ahora, vienen sucediendo porque el poder ejecutivo provincial de una mezcla peronista- radical que tiene ahora, y los gobiernos anteriores que han sido algunos directamente peronistas, y otros radicales, siempre han sostenido este marco de impunidad con la policía. Hoy tratan de lavarse la cara con algunos discursos, sacando comunicados diciendo que no van a ceder ante las presiones policiales, desconociendo que ellos mismos, primero muchos se han enriquecido a partir del funcionamiento turbio que tiene la policía y que además necesitan de la policía y de la represión para sostenerse en el poder.

Nosotros venimos mucho a discutir con estas salidas fáciles que les proponen desde el estado, la vigilancia, un poquito de participación democrática, algún que otro foro de participación y que supuestamente dicen que no va a garantizar privilegios para la policía, pero de hecho Jorge Villegas, el policía que asesino a Pablo Vera, tuvo una serie de privilegios como el hecho de que hoy en día, mas allá de que este condenado a perpetua, su situación actual está en una especie de policía de elite de aca de Rio Negro donde él trabajó muchos años. Él no esta detenido en una prisión común, con aberrantes condiciones humanas como la sufren la mayoría de los pibes pobres que están en las cárceles, sino que está encerrado en una comisaría con sus propios compañeros de laburo de antes, andando a sus anchas en el interior del lugar.

Hay algo muy concreto y no es el único caso, sino que sistemáticamente se repite, los casos de privilegios policiales dados por el poder ejecutivo, por el poder judicial y obviamente respaldado por la institución policial que funciona de manera corporativa en vinculación con los otros poderes.

ELM: volviendo al tema de la causa, ¿con que argumento pasa a archivo la causa, y si ese archivo supone un elemento definitorio o hay alguna manera legal de hacer un procesamiento sobre eso?

AR: Tenemos un plazo legal que son los tres días hábiles desde la notificación con lo cual el martes (hoy), se vence el plazo. Nosotros vamos a hacer el pedido para evitar que se archive la causa y además entendimos que no hay ningún argumento legal, jurídico y obviamente mucho menos político de peso para que esta causa sea archivada. Igual con este juez en particular tenemos una serie lamentable de antecedentes, donde nos ha archivado causas sin fundamento. Camarda fue quien el 28 de noviembre, cuando nosotros hicimos una presentación de habeas corpus por torturas que estaban sucediendo en la comisaria 21, nos los rechaza de manera casi inmediata diciendo que no se podía constatar lesiones graves, algo que si nosotros nos vamos a todos los tratados y pactos de derechos humanos a los cuales estamos adheridos constitucionalmente, es totalmente irrisorio. Las torturas no dejan heridas graves, eso es algo que cualquier médico vinculado al aparato policial lo puede decir y lo sabe, lamentablemente son formas de tortura que tratan de no dejar marcas que se tienen que constatar por otro lado.

En esta instancia Camarda sólo escucha a funcionarios del poder policial y teniendo un desarrollo jurídico muy irregular y claramente arbitrario nos niega un habeas corpus. Hoy nos vuelve a hacer lo mismo ante una causa que tiene un montón de pruebas que nosotros hemos ido recolectando, no solo a partir de testimonios, sino algunas pruebas documentales y de distinta índole. Él sólo escucha las indagatorias y toma como válidas las indagatorias del cuerpo policial que está siendo acusado, con ese argumento nos desestima la causa.

También es necesario reconocer que en esta misma causa, que él mismo pide interceder, claramente hay algo ya que él está buscando generar, ser la punta de lanza del poder judicial para criminalizarnos y judicializarnos en esta causa que el pide entrar. Él está claramente comprometido junto con otro fiscal, primero en el ordenamiento de las detenciones, después en esto que decía del habeas corpus que fue negado.

ELM: ¿Ustedes han iniciado acciones contra el juez Maximiliano Camarda?

AR: Nosotros iniciamos una denuncia hace ya un tiempo, rápidamente fue desestimada y cuando fue archivada nosotros empezamos una pelea legal para mantenerla viva y en eso estamos todavía. No se ha resuelto, se definió en primera instancia que sí se iba a archivar, pero vamos a seguir peleando para que no se archive.

Nosotros la verdad creemos que el terreno de lo legal es una disputa que hay que dar de lleno, pero entendemos que el terreno principal es el terreno político y ahí vamos a tratar de seguir intentando ejercer la justicia del pueblo, si se quiere con las herramientas que tenemos al alcance, escraches, visibilizaciones, manifestaciones populares en contra de los jueces. Y tratar de generar ese vínculo digamos, Maximiliano Camarda es un juez primero, que tiene un sueldo que supera ampliamente y triplica y cuadruplica el sueldo de cualquier trabajador, después además de ser una persona muy bien pagada, tiene un privilegio social, los jueces gozan de un prestigio que se refleja en, por ejemplo, es profesor universitario de la universidad Nacional del Comahue donde tenemos permanente vínculo, y además lo invitan a dar charlas públicas, cursos, posgrados, lamentablemente es un reflejo de este prestigio social el hecho de que él va a dar un curso de Habeas Corpus, básicamente lo que desestima sin ningún argumento jurídico en la realidad.

Se llenan la boca de discursos progresistas y en concreto son quienes tienen también las manos manchadas de sangre y son responsables directos de las torturas que tienen la mayoría de los pibes que están adentro de las comisarias o en las calles.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba