29/05/2016

Las Mariposas de Villa París y el desafío de seguir creciendo

mariposas_ii.jpg

No es difícil encontrarlas. Como sucede desde noviembre de 2010 en toda la zona sur del Gran Buenos Aires, cada vez que la lucha contra la opresión que sufren las mujeres las necesita, ellas están. Esta vez fue durante una actividad enfocada en la “Semana por el derecho a la salud de las mujeres”; realizada el sábado 21 de mayo en Glew, partido de Almirante Brown. Hubo feria, radio abierta, juegos y volanteada en el circuito de Glew, partido de Almirante Brown. Y, claro, hubo Mariposas. Por Movimiento Etiopia


Las Mariposas de Villa París son una organización comunitaria de mujeres, con núcleo en Glew, que lucha contra la violencia de género, no sólo desde la visibilización de la problemática sino también a través del asesoramiento directo a las víctimas y de la construcción de espacios antipatriarcales. Generaron cooperativas de trabajo en el rubro alimentos y en el textil. Sostienen a pulmón un merendero para las chicas y los chicos del barrio de Villa París. No reciben apoyo del Estado ni de organizaciones partidarias. Cuando el dinero no alcanza, siempre existe alguna actividad cultural (ferias, peñas, murgas) que trae oxígeno y cultura popular.
Le pedimos a una de las referentes de la organización, Myriam, que nos interiorizara más en la actualidad de las Mariposas

-En 2015 sostuvieron muchas actividades casi diarias: el merendero, las clases de apoyo gratuitas y el plan FINES que se desarrolló dentro de su sede. ¿Cómo comenzó el 2016?

-Este año continuamos con las tres actividades, y además sumamos clases de alfabetización y taller de artes plásticas, con una docente que pertenece al municipio pero que decidió trabajar en nuestra sede. El taller de plástica funciona los lunes. Además, los martes comenzaremos un taller de armado de instrumentos musicales y de música. Los sábados a la mañana hay apoyo escolar con las materias comunes (matemática, lengua) y también inglés, con el desayuno habitual.

Por otra parte, vamos a hacer un censo en el barrio con respecto a la salud en general, y estamos armando la encuesta entre todas. Decidimos abordar el tema porque nos parece muy importante y lo realizaremos en cuanto podamos en toda la toma de tierras.

En cuanto a la feria de los domingos, estuvimos medio decepcionadas por algunos motivos particulares y no la estuvimos realizando este año. Pero decidimos recomenzarla, así que el segundo domingo de junio volverá, con la posibilidad de que quienes se acerquen armen su puesto de forma gratuita.

Otro tema que estamos reactivando es el de la cooperativa textil, ya posiblemente sin vínculo con el Estado. Buscaremos que sea totalmente autogestiva. El año pasado teníamos una cooperativa de alimentos que contaba con el subsidio del ministerio, y ahora queremos reactivarla haciendo una especie de pizza-party, con las mismas compañeras pero autofinanciándonos. Todavía no empezamos ese proyecto, pero lo tenemos pensado.

Otra actividad que vamos a comenzar es el de las compras comunitarias, imprescindible por la actualidad que estamos viviendo. La idea es que con las compras comunitarias y la cooperativa logremos la autonomía de las compañeras. Nuestro ideal es poder trabajar en autonomía sin patrón, dios ni Estado, que es la filosofía de las cooperativas.

Seguimos acompañadas por el grupo de los Wilkas, que trabajan los sábados por la tarde con un grupo adolescentes y de chicos, y este año están intentando realizar una juegoteca.

-¿Cómo se están preparando para la movilización “Ni una menos” y para el Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario?

-Es un tema que estamos hablando con las compañeras, ya que somos parte de la “Campaña nacional contra las violencias hacia las mujeres” y todas esas actividades las hacemos en conjunto. La idea de hoy con la feria y la radio abierta era traer la campaña más al sur. Si bien hay muchas organizaciones que son del sur, Glew está un poco alejada y está bueno que las compañeras conozcan más de cerca la campaña, ya que muchas son amas de casa, tienen muchos hijos y cuesta que participen, ya que muchas veces las reuniones son días de semana en Lomas de Zamora. La idea es sentirnos todas partes de la campaña.

Para el Encuentro Nacional de Mujeres, que será en Rosario durante octubre, también estamos planeando ir en conjunto con todas las integrantes de la “Campaña nacional contra las violencias hacia las mujeres”. Tenemos que coordinar entre varias organizaciones y eso a veces es complicado de organizar, aunque siempre es más interesante contar con la participación y el punto de vista de diferentes agrupaciones.

-En 2015 tenían pendiente la construcción de la casa de una compañera y algunos problemas en la sede. ¿Pudieron resolver esos problemas?

-El año pasado nos pusimos como meta acompañar a una compañera que vive sola, sufre EPOC y le armamos la casita. Lo tomamos como una prioridad y por suerte pudimos resolverlo. En cuanto a la sede, algunas cosas que teníamos del año pasado las fuimos haciendo, pero la verdad es que, como anduvimos con otras cosas, recién ahora nos metimos más con nuestra organización. Pudimos empezar a poner las rejas de afuera, que nos faltaban y eran nuestra principal carencia. Aunque las pusieron medio mal y hay que terminarlas. El sábado pasado tratamos de hacer una jornada para eso, pero llovió. El motor de agua pudimos cubrirlo y ahora está funcionando, pero la cocina todavía no la conseguimos. Ahora tenemos pendiente hacer la biblioteca, ya que tenemos muchos libros que nos donaron desde el año pasado.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba