25/05/2016

Austria:”un voto contra la extrema derecha”

austria_1_.jpg

El sorpresivo y ajustado triunfo de Van der Ballen deja un sabor amargo. Ganó en segunda vuelta por sólo el 0,6%. A su vez el resurgimiento de la derecha en Europa alcanza cifras considerables a nivel social y parlamentario. ¿Es un verdadero triunfo?. Por Ana Muro para ANRed.


El candidato del partido verde, Van der Bellen, ganó las elecciones presidenciales de Austria el pasado 22 de mayo con solo una diferencia del 0,6 por ciento dejando en segundo puesto al candidato del partido de ultraderecha FPÖ, Norbert Hofer, quien alcanzó el 49,7 por ciento de los votos.

A pesar que en la primera vuelta obtuvo el triunfo, Hofer, su opositor, Van der Bellen, revirtió en la segunda vuelta ese primer resultado y alcanzó el 50,3% de los votos. Hasta último momento la prensa señalaba como favorito a Hofer, quien declaró públicamente con una sonrisa su debilidad por llevar consigo siempre un arma de fuego.
El 72,7 % de los habitantes de Austria participaron de los comicios y eligieron a Van der Beller por los próximos seis años como presidente de la República. El presidente elegido comenzará su período legislativo el 8 de julio.

El partido FDÖ de Hofer inspirado en el nacionalsocialismo, es un partido euroescéptico, nacionalista austríaco y conservador. Actualmente está presidido por Heinz Christian Strache. Si ese mínimo porcentaje hubiese sido favorable para el conservador de derecha, Hofner, éste hubiese sido después de Hitler el primer presidente de una nación europea en declararse públicamente antisemita y xenófobo.( article11454 ).

La cifra del casi 50% de los votos es alarmante porque manifiesta el notorio avance de la ultraderecha en Austria en particular y en Europa en general, además de su posible coalición con otros grupos europeos como fuerza conjunta.

Repercusión a nivel regional UE

La comunidad internacional estaba al tanto del resultado. El frustrado triunfo de Hofer hubiese facilitado aún más el ya desarrollado progreso de la extrema derecha en Europa. Todo ello sumado a los sistemáticos ataques a los inmigrantes y la política aplicada en el tema refugiados que se refleja en su reciente pacto entre Turquía y la Unión Europea -muestra un panorama general de la Comunidad Europea claramente reaccionario en el ámbito político-social.

La obtención de casi la mitad de la suma del escrutinio por parte del FPÖ es ya un triunfo no solo para la derecha austríaca, sino para la derecha de Europa en general. Podemos citar por ejemplo el auge de grupos radicales de derecha originados en los últimos tiempos como Pegida (Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente) o el partido AFD (Alternativa para Alemania) en Alemania o Marine Le Pen a la cabeza del Partido Frente Nacional en Francia.

El ex primer ministro Italiano, Romano Prodi, que se encontraba en Viena, felicitó con alegría personalmente al presidente electo y declaró públicamente: “me siento preocupado por el precario triunfo de Van der Baller”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba