24/05/2016

Asambleas de docentes universitarios en CONADUH aceptan acuerdo

13240128_927856803998319_6220964801872351342_n.jpg

El prolongado conflicto universitario llegó a un desenlace en cuanto a su faceta salarial con la firma de la CONADUH del acuerdo que ofreció el gobierno nacional en la octava reunión paritaria: un 18% en mayo, un 7,5% en septiembre, un 7,5% en noviembre y un 1% en diciembre. Este acuerdo es hasta febrero del año que viene, es decir por nueve meses. El compromiso había sido firmado por las otras dos confederaciones docentes (CONADU y FEDUN) ya el viernes pasado en la misma reunión paritaria, sin consultar a sus federaciones de base. Por Corresponsal popular para ANRed


Como equilibristas de una cuerda que parece hacerse cada vez más angosta. Así pueden sentirse muchos docentes universitarios tras el trabajoso acuerdo al que se llegó con el gobierno nacional.

La pérdida de poder adquisitivo que se arrastra desde el 2013 y se prolonga a este 2016 es vista de distinta manera por los diferentes actores del conflicto universitario.

En el caso de la CONADUH hubo consenso en sus asambleas de base acerca de que la suba nominal del salario no compensa el incremento inflacionario, con lo cual en la práctica se da una caída del salario docente universitario. Sin embargo la mayoría evaluó que en lo inmediato no podría conseguirse una recomposicion efectiva del salario, así como se veían agravantes tales como la urgencia de muchos docentes que ya comenzaron a endeudarse, debido a la demora del incremento esperado.

Al mismo tiempo en esas asambleas y en debates en los lugares de trabajo se valorizaba lo que consideraban logros de la lucha docente. Por ejemplo el haberle “arrancado al gobierno un aumento salarial sustancialmente mayor al que estaba inicialmente dispuesto a dar”, es decir un 15% por este año y un 15% de enero del año que viene a junio del mismo año. También se respiraba un clima de alegría y satisfacción colectiva en torno a lo que muchos llamaron “el método de la CONADUH”, es decir el despliegue de una democracia sindical que no abunda en el sindicalismo argentino. Para empezar la realización de asambleas de base que mandatan a delegados para encontrarse y resolver con los delegados del resto de las asambleas del país.

Pero sin duda también era fuente de cierta satisfacción docente colectiva, y esto sin limitarse a afiliados a la CONADUH, el hecho de que centenares de docentes hayan tomado la lucha en sus manos y hayan encontrado un eco tan positivo en los estudiantes tanto como en las calles y en la opinión pública.

En definitiva una amplia mayoría docente ve que más allá de cierto empate técnico en lo salarial con el gobierno (por encima de lo que este quiso dar pero por debajo de la inflación) sale de esta lucha con una percepción de mayor reconocimiento social de la labor docente y de la universidad pública. Esto aún cuando el acuerdo con el gobierno se haya limitado a lo salarial y hayan quedado explícitamente pendientes cuestiones centrales de la universidad pública como el presupuesto universitario y el boleto educativo, así como otras cuestiones casi no hayan llegado a plantearse, como la vigencia efectiva del CCT (Convenio Colectivo de Trabajo) en todas las universidades, que exige legalmente el salario para todos los ad honorem y la estabilidad laboral, entre otras cuestiones esenciales.

Estas cuestiones al quedar pendientes son vistas como un llamado a la realización de planes de lucha locales por su concreción, por algunas corrientes docentes que así lo dejaron planteado en las asambleas de base.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba