19/05/2016

Nuevo ofrecimiento del gobierno a la docencia universitaria

13226659_1728031014115541_678126120709632390_n-850x450.jpg

Ante el rechazo y las contrapropuestas hechas por las gremiales docentes universitarias a la última oferta salarial, el gobierno nacional ofreció hoy nuevas mejoras. Las primeras reacciones fueron en este caso divergentes: los paritarios de la CONADUH se limitaron a recibir la oferta y someterla a las asambleas de base; la conducción de la CONADU por el contrario decidió aceptar de inmediato la oferta. FEDUN ya había aceptado la anterior oferta del gobierno. Por Corresponsal popular para ANRed


Los rostros circunspectos de los paritarios de la CONADUH mostraban una clara insatisfacción con la nueva oferta del gobierno, inferior a la suba especulada por muchos de ellos en el transcurso del congreso de esta confederación realizado el día de ayer. Pero la decisión de la conducción de abstenerse de adelantar opinión sobre esta nueva oferta, así como la negativa de discutir la forma de la continuidad del plan de lucha durante el congreso, preanuncian que impulsarán la firma de este acuerdo.

La conducción de CONADU en cambio salió rápidamente a autodjudicarse el acuerdo como un triunfo, afirmando que: “debemos valorar que con este acuerdo rompimos primero el techo del 30% y también mejoramos la oferta del viernes pasado al redondear un 35% y adelantar parte de la cuota de noviembre (“¦) Sin dudas, es un triunfo relativo en un contexto donde el conflicto en la Universidad va a seguir estando presente si el gobierno no cambia de política y revierte el ajuste en la Universidad. La agenda de los docentes universitarios, el tema presupuesto y las demandas estudiantiles están lejos de agotarse en este acuerdo, que sin embargo mejora sustantivamente los acuerdo previos, que eran desventajosos para los compañeros”subrayó Verónica Bethencourt.

Tras ocho reuniones paritarias y más de dos meses de conflicto, la CONADUH informa que la nueva propuesta consiste en:

18% desde el 1° de mayo, y sumas no acumulativas de 7,5% en septiembre, 7,5% en noviembre y 1% en diciembre por programa de jerarquización docente. En diciembre también se incorpora la recomposición del nomenclador y los adicionales por título de posgrado.

El ofrecimiento mantiene la vigencia del aumento hasta el 28 de febrero de 2017, fecha en la que se reabrirá la paritaria junto al resto de los niveles de la Educación.

Una propuesta a regañadientes: “El gobierno negocia como un vendedor de autos”

Variados docentes comenzaron a expresar por el contrario que el ofrecimiento del gobierno es sólo apenas un poco menos insuficiente que en el caso anterior, que ofrecía 18% al 1 de junio y 15% al 1 de diciembre. Sin embargo las principales corrientes sindicales parecen inclinarse por el acuerdo, a lo que se suma que dos confederaciones ya han firmado.

El malestar con el gobierno nacional se ha incrementado en el transcurso de esta larga e intensa lucha. Las numerosas mejoras “milimétricas” entre reunión y reunión no parecían condecirse con dos partes genuinamente preocupadas por la calidad y amplitud inclusiva de la universidad pública y fueron agrietando la imagen del gobierno ante muchos docentes que lo votaron hace pocos meses. Esta percepción encontró una metáfora muy llana en las palabras de un referente de las corrientes indendientes en la CONADUH quien nos decía que “el gobierno negocia la paritaria como un vendedor de autos, se ve que la educacion pública no es una prioridad para ellos, sino más bien una oportunidad de ajustar el gasto público y habilitar la mercantilización de la misma, so pena de tener que cerrar sus puertas por falta de fondos”.

Aún con las anteriores críticas, federaciones de base como la ADU de San Luis sacaron un comunicado revalorizando que el gobierno tuvo que torcer el brazo varias veces en una paritaria que se movió en buena medida al ritmo del plan de lucha de la CONADUH. Se vislumbra de lo mismo que incluso importantes sectores independientes aceptarán firmar. En tal sentido Jorgelina Matusevicius, integrante de la mesa ejecutiva de la AGD-UBA, señalaba que hay mucho para avanzar además de lo salarial (que debemos evaluar agudamente en las próximas asambleas de base), el movimiento docente tiene que salir fortalecido para ir por más universidad pública, es decir más presupuesto, boleto educativo, revisión crítica de los planes de estudio y la extensión. Todo ello requiere una democracia sustancial en la universidad pública, no sólo ante el gobierno nacional y las empresas, sino también hacia adentro.

En definitiva habrá que esperar el desarrollo de las asambeas de base de la CONADUH, aunque en este caso de no mediar una rebelión de las bases lo más probable es que esta vez sí se llegue a un acuerdo por este año en torno a la cuestión salarial. Quedarán de todas maneras abiertas al conflicto las cuestiones de las condiciones de trabajo, el presupuesto y el boleto educativo, además de por supuesto el modelo universitario hoy cada vez más en disputa.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba