11/05/2016

Diario Hoy: Se realizó la segunda audiencia definitoria por la reincorporación

13221032_470143256517250_429567169391855449_n.jpg
Ayer al mediodía, en el Tribunal laboral Nº5 de La Plata, se llevó a cabo el acto judicial mediante el cual declararon los testigos de ambas partes, que respondieron a las preguntas de los jueces. Los periodistas que fueron despedidos en agosto de 2014 buscan la segunda sentencia por la reinstalación en sus puestos de trabajo, tras haber obtenido un fallo favorable a mediados del año pasado. Durante la jornada, realizaron una radio abierta que contó con la presencia de trabajadores y trabajadoras de distintos medios de comunicación de la región y del gremio de prensa. Por ANRed


El reclamo por la reincorporación de los despedidos y las despedidas del diario Hoy sigue vigente, y ayer al mediodía volvió a sonar fuerte a través de una radio abierta realizada en 13 y 48, esquina donde se encuentran los tribunales laborales, en los cuales se desarrolló la segunda audiencia definitoria en el marco de uno de los cinco amparos que presentaron a fines de 2014, tras haber sido echados del medio de comunicación por persecución gremial.

En ese marco se encontraron los testigos de ambas partes, quienes respondieron de forma oral a las preguntas de los jueces. Cabe recordar que se trata del segundo amparo que llega a esta instancia. El primero tuvo el año pasado sentencia favorable por reinstalación, aunque la empresa apeló el fallo, y se aguarda la sentencia de la Corte Suprema. Tras la audiencia que se realizó ayer, se espera que haya sentencia para dentro de un mes aproximadamente.

13174173_1161926900505170_5636065257451277410_n.jpg

“Las trabajadoras y trabajadores de prensa que se solidarizaron con la lucha contra los despidos en el Diario hoy, que se inició en agosto del 2014 y llevó consigo más de 15 despidos, represión en la puerta del diario y movilizaciones, hoy (por ayer) se manifestaron haciendo una radio abierta en la puerta de los Tribunales de 13 y 48, informando sobre la situación a los ciudadanos y gente que se acercó”, señalaron a través de un comunicado los despedidos y despedidas de la empresa.

Además, describieron: “Cuando los abogados de la patronal llegaron, cruzaron calle 13 y entraron al edificio acompañados de más de 15 personas conocidas por ser parte de la seguridad privada de la directora del medio periodístico, Myriam Chávez de Balcedo o, en otras palabras, “˜la patota de SOEME”™. Llevaban remeras blancas con la inscripción del Diario Hoy y alguno de ellos se los pudo ver anteriormente en la represión de Octubre del 2014 (coordinando sus acciones con los efectivos policiales) o en las marchas que realizó dicho sindicato, allegado directamente a la patronal de la empresa periodística”.

La radio abierta fue apoyada por periodistas de distintos medios de comunicación de la ciudad, por integrantes del Colectivo de Trabajadores y Trabajadoras de Prensa, dirigentes del Sindicato de Prensa Bonaerense, miembros de medios alternativos, estudiantes de periodismo, y organizaciones políticas. Incluso una columna de trabajadores Judiciales se acercó a dar su solidaridad, ya que se encontraban de paro en reclamo de aumento salarial.

13178558_1161926957171831_6255885108130620517_n.jpg

En cuanto al desarrollo de la audiencia, los periodistas despedidos remarcaron que los cuatro testigos presentados por su parte “se expidieron sólidamente en expresar la imposibilidad de generar organización sindical en la empresa por las amenazas constantes, el trato degradante de la dueña, la precarización laboral en el diario y la mención del grupo de trabajadores que encabezaban los reclamos y organizaban las reuniones, quienes luego fueron despedidos. Los abogados de los trabajadores, representados por el Colectivo de Abogados/as Populares La Ciega, lograron preguntar de tal modo que no queden espacios para dudas sobre lo que planteaban los testigos”.

En tanto, aseguraron que “los testigos patronales fueron poco precisos y hasta contradictorios en querer justificar los 10 despidos ocurridos en aquel mes de agosto, y la decena de compañeros y compañeras despedidas durante los años que circularon por la redacción, e hicieron hasta lo imposible para no mencionar que la causa de los mismos era el intento de reclamo sindical. Tuvieron que recurrir a malabares, mentiras y a hacer oídos sordos, para evitar contar la constante y evidente presión y bronca que poseían los trabajadores ante el avasallamiento de sus derechos laborales, y las imposiciones de la directora del diario. Los abogados de la empresa tampoco lograron establecer una estrategia fuerte, sino que incurrieron en utilizar la inútil, inocente y retórica pregunta de si la empresa alguna vez había dejado por escrito o notificado que no se podían hacer reclamos laborales adentro”.

13221745_1161926873838506_1841438865366365642_n.jpg

“En definitiva, el Tribunal laboral Nº5 tiene ahora todos los elementos sobre la mesa, las pruebas y la documentación correspondiente para fallar. Por nuestra parte, continuaremos la lucha para hacer efectiva la sentencia ya emitida, y para acompañar el resto de las presentaciones que reclaman la urgente reincorporación. Seguimos convencidos que la reinstalación es la respuesta justa ante un reclamo justo: derechos laborales y libertad sindical para los trabajadores y las trabajadoras de prensa”, finalizaron.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba