06/05/2016

Sin ayuda psicológica

cromanon_zapatillas_natipastor.jpg

El gobierno nacional despidió a 5 profesionales de la salud que atendían a sobrevivientes de Cromañón en el Centro Ulloa, especializado en stress postraumático. Aunque 4 trabajadores fueron reincorporados, los tratamientos psicológicos fueron suspendidos abruptamente, con las consecuencias que genera en personas que han vivido una situación tan límite. A pesar del reclamo de los sobrevivientes, las respuestas oficiales son prácticamente nulas. Por Red Eco Alternativo


El Centro de Asistencia a Víctimas de Violaciones de Derechos Humanos “Dr. Fernando Ulloa” depende del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación y comenzó a funcionar en 2006. Su objetivo es “dar repuesta y reparar a las víctimas del Terrorismo de Estado”. Luego extendió su asistencia gratuita también a víctimas y familiares de violaciones de Derechos Humanos “en contextos democráticos”.
En agosto de 2015, los ministerios de Salud y Justicia firmaron un convenio para extender la asistencia integral a sobrevivientes y familiares de víctimas de Cromañón. Este acuerdo se aceleró a partir del suicidio de un sobreviviente en febrero del año pasado y ante el no cumplimiento de la ley integral, aprobada en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, específicamente en lo que se refiere a la atención de la salud física y mental de los damnificados por el incendio ocurrido en el boliche de Once en diciembre de 2014.

De esta manera, se creó un área de vulnerabilidad específica para la Tragedia de Cromañón.

“El Centro Ulloa está especializado en stress postraumático que es lo que los sobrevivientes de Cromañón sufrimos de manera crónica. En este tiempo de funcionamiento del área, se han atendido allí 60 sobrevivientes mientras que, por ejemplo, al Hospital Alvear que depende de la ley integral porteña solo asisten 8. El Ulloa ha sido para nosotros un respiro grande”, aseguró Daniela, sobreviviente de Cromañón e integrante de las agrupaciones “Sobrevivientes de Cromañón de Zona Sur” y “Coordinadora Cromañón”, a Red Eco.

La Ley 4.786 de reparación y asistencia integral a los sobrevivientes y familiares de víctimas de la tragedia de Cromañón, aprobada por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires en noviembre de 2013, establece la asistencia integral a través de prestaciones de salud, educación, inserción laboral y asistencia económica para lograr “el restablecimiento de sus condiciones psicológicas, físicas, sociales, educacionales y laborales”. Sin embargo, una de sus principales falencias es justamente la atención en materia de salud tanto física como mental: “nosotros tenemos un compañero que iba al Alvear donde le decían “˜vení mañana, hoy no te puedo ayudar, fijate la semana que viene”™; otro sobreviviente iba al Durand y ahí era desde “˜vení mañana”™ a “˜me tenés que decir todo lo que pasó esa noche sino no te puedo dar un medicamento o derivar a un psicólogo”™. La verdad que el Centro Ulloa fue una ayuda muy grande para los chicos porque fue el único que los ayudó en serio”, expresó Andrea, integrante de “Sobrevivientes de Cromañón de Zona Sur”, en diálogo con Red Eco.

Andrea habla en pasado del Centro Ulloa porque el 31 de marzo de este año fueron despedidos los 5 profesionales encargados del Área Cromañón. Esto generó la interrupción abrupta de los tratamientos psicológicos de los sobrevivientes.
“Los profesionales fueron a trabajar y se enteraron que estaban despedidos, entonces no hubo un tiempo para avisarles a los sobrevivientes que se iba a interrumpir el tratamiento. Nosotros tenemos compañeros que están constantemente llamando a los profesionales con los que se atendían para poder hablar”, explicó Andrea.

En el mismo sentido, Daniela agregó: “ellos debieron informar a sus pacientes de la interrupción abrupta del tratamiento ya que no hubo un aviso formal desde las autoridades de la propia institución”. Para Daniela, las consecuencias de esta suspensión son peores que el no acceso a la salud y genera una situación límite en los sobrevivientes.

“Desde 2004, se han suicidado 7 sobrevivientes. Nosotros tenemos un compañero que con todo este problema de la suspensión de la atención en el Ulloa tuvo ya esta idea hace unas semanas. La verdad que es un nuevo abandono del Estado, porque los chicos que se suicidaron en estos años no se habían atendido nunca desde lo psicológico”, consideró Andrea.

La semana pasada, un grupo de sobrevivientes se reunió con el director del Centro Ulloa, Tomas Levi, y la directora nacional de Atención a Grupos de Vulnerabilidad, Jimena Pshatakis, del que depende el Área Cromañón. Estos funcionarios ingresaron al Centro a partir del cambio de gestión en el gobierno nacional, aunque aclararon que aún no fueron designados. De todos modos, las respuestas que dieron fueron insuficientes: “los sobrevivientes pedían la reincorporación de todos los trabajadores, porque aunque reincorporaron a 4 de los 5 despedidos, el tratamiento está interrumpido. En la reunión quien debía dar una respuesta, quien debía estar a la cabeza cuidándolos, lo único que decía era “˜no sé”™, “˜no te lo puedo contestar”™, “˜no sabría decirte”™. Entonces hoy no hay nada concreto. Lo que nosotros queremos es que reincorporen a todos, porque lo que se generó entre paciente y profesional no queda solamente en ir al Centro Ulloa, atenderse y listo; es un seguimiento constante. La verdad que el trabajo que hicieron los profesionales fue tremendo porque realmente se pusieron la causa al hombro, no dejaron a los chicos en ningún momento”, expresó Andrea.

Respecto a la situación de la quinta trabajadora, que aún no fue reincorporada, los funcionarios no pudieron brindar información concreta respecto al por qué de su no continuación. Los sobrevivientes, además, le pidieron a Pshatakis que los acompañe a una reunión que mantendrán este viernes 6 de mayo con el ministro de Justicia, Germán Garavano, pero ella aún no les confirmó asistencia.

Además del pedido de la reincorporación de la quinta trabajadora, en este encuentro con el ministro los sobrevivientes exigirán que se les garantice la continuidad del programa y la red de extensión de atención que estaba prevista en el acuerdo firmado en 2015 que incluye la posibilidad de brindar atención psicológica en otros barrios de la Ciudad e incluso en el Conurbano bonaerense: “hay sobrevivientes en todas partes, no solo en Buenos Aires y no solo en Argentina. Pero chicos del Conurbano, por ejemplo, no pueden ir hasta Capital si tienen un ataque de pánico, necesitan atención cerca de sus domicilios”, especificó Andrea.

En la tarde de este jueves 5 de mayo, los integrantes de las agrupaciones “Sobrevivientes de Cromañón de Zona Sur” y “Coordinadora Cromañón” realizaron una volanteada en la Estación de Constitución, donde a su vez juntaron firmas que llevarán a la reunión con Garavano pidiendo la continuidad de la atención en el Área Cromañón. “En estos 11 años es el único programa que permitió avances en los sobrevivientes”, aseguró al respecto Daniela. Habrá que ver entonces si el funcionario, con rango de ministro, sí tiene respuestas concretas para los sobrevivientes de Cromañón.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba