27/02/2016

Guatemala: Condena histórica para los responsables de los delitos de género en Sepur Zarco

160227080023_guatemala_950x633_ap_nocredit.jpg

Un tribunal de Guatemala resolvió ayer, sentenciar con penas que suman 360 años de cárcel a dos ex miembros del ejército por crímenes de lesa humanidad contra un grupo de mujeres mayas q”™eqchí . La violencia y tortura que sufrieron 11 mujeres en el destacamento Sepur Zarco y las desapariciones forzadas de decenas de hombres entre 1982 y 1983 en El Estor, han sido juzgadas por la justicia guatemalteca, siendo ésta una condena ejemplar, sin precedentes históricos. Guatemala es un país precursor por acoger una queja específica de violencia y esclavitud sexual, perpetrada por agentes del Estado contra mujeres indígenas. Por ANRed


Sepur Zarco es una comunidad situada en el municipio de El Estor, Izabal en Guatemala. En este lugar fue instalado un destacamento militar, durante la guerra interna en el país (1982 y 1986). Fue ahí que mujeres mayas q”™eqch´is fueron víctimas de violencia y esclavitud sexual a manos del Ejército de Guatemala. Los militares desaparecieron y asesinaron a sus esposos y destruyeron sus bienes, siendo posteriormente desplazadas para convertirlas en esclavas domésticas y sexuales durante meses y hasta años.

Luego de 34 años de lucha, once mujeres q”™eqchí ven materializada su búsqueda de verdad y justicia, al conocerse la sentencia del juicio que llevaron adelante contra Esteelmer Francisco Reyes Girón, teniente Coronel del Ejército de Guatemala, por los delitos de asesinato, delitos contra los deberes de humanidad en su forma esclavitud sexual, esclavitud doméstica y violencia sexual y a Heriberto Valdez Asij, comisionado militar, por los delitos de desaparición forzada, delitos contra los deberes de humanidad en su forma de violencia sexual.

En un fallo histórico sin precedentes, ayer por la tarde se conoció la sentencia del tribunal, que condeno a los acusados, culpables de mantener en condición de esclavitud doméstica y sexual a 15 mujeres. Francisco Reyes Girón asimismo fue declarado culpable de matar a una mujer y a sus dos hijas. Fue condenado a 120 años de prisión.

Valdez Asij fue condenado por los mismos cargos de esclavitud así como por la desaparición forzada de siete hombres. El tribunal escuchó el desgarrador relato sobre las actividades en la base militar Sepur Zarco, por lo que resolvió condenarlo a 240 años de cárcel.

Por primera vez en un juicio, se juzga la violencia sexual, esclavitud domestica y sexual, como objetivos estratégicos de guerra utilizada por el estado, en el marco del llamado conflicto interno. Asi lo argumento la Dra. Rita Laura Segato, quien expuso el peritaje antropológico cultural y en perspectiva de género. “Al profanar el cuerpo de las mujeres se desgrana al pueblo” afirma la antropóloga feminista.

12747485_1086748828022836_8003614216141166821_o.jpg

Segato es reconocida por su labor académica y activista en las violencias que toman lugar en el cuerpo de las mujeres; especialmente en los asesinatos en Ciudad Juárez, la guerra en El Salvador y en Guatemala. La denuncia de las mujeres de Sepur Zarco es una interpelación al racismo en una Guatemala que, como afirma Segato, “La gran Guatemala indígena fue atacada en los cuerpos de sus mujeres porque ellas son el centro de gravedad de una colectividad, entonces alcanzando a las mujeres, atacando su dignidad, sometiéndolas y desmoralizándolas se desmoraliza una sociedad entera y la inteligencia militar lo sabe. Entonces la violencia sexual no es violencia sexual en sí; es violencia por medios sexuales, formas de masacres y destrucción al otro por medios sexuales. Considero que es un error leer, que la tropa se “descontroló” cuando en realidad fue un programa de guerra, una estrategia de la guerra contemporánea en un escenario bélico en expansión, donde la forma de atacar es sexual y en el caso de las mujeres se ataca al enemigo; se le desmoraliza, se destruye su moral, su tejido porque el cuerpo de la mujer siempre fue visto como un cuerpo tutelado”.

12715987_827898217319057_3993815543556794141_o.jpg

Una vez conocida la sentencia, numerosas organizaciones feministas y de derechos humanos festejaron el resultado del juicio, ya que entienden que este veredicto dignifica a las victimas y dignifica al país que demuestra su compromiso con la justicia



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba