31/01/2016

El sótano de Cizre

tapa-2625.jpg
“Es una mentira que las ambulancias no se han enviado. Hay ambulancias allí todo el tiempo. Las ambulancias están listas. Ellos no están trayendo a los heridos, a lo mejor no están heridos”. Estas son las palabras que usó Erdogan, el presidente de Turquía, para desentenderse, con la mayor deshumanización, de la situación que hace nueve días viven 19 personas en un sótano, en el barrio de Cizre, en la región kurda de Turquía. En ese sótano quedaron atrapados 26 personas, que intentaban protegerse de los ataques con artillería pesada que efectuaba el ejército turco. Actualmente hay 7 muertos y 19 heridos de gravedad, no pueden salir porque afuera artillería pesada los espera para disparar. No pueden recibir atención sanitaria pues cuando las ambulancias intentan acercarse son atacadas por el ejército. Por Lucrecia Fernández, para ANRed.


El diputado de Cizre por el HDP Sirnak Faysal Sariyiliz declaró que “las ambulancias lograron llegar tres veces a la calle donde esta el sótano para brindar ayuda, pero regresaban porque vehículos de artillería pesada comenzaban a abrir fuego intentando demostrar que había un ‘enfrentamiento’ ”. También declaró que en el edificio municipal donde estaban las ambulancias esperando para poder brindar ayuda, amaneció con varios vehículos blindados que abrieron fuego impidiendo que las ambulancias entren al barrio, y esto fue filmado por los empleados de la municipalidad”.

La decisión del estado turco frente a la situación de acorralamiento de estas 25 personas, fue torturarlos, encerrarlos, negarles agua, comida y atención médica, en los términos más deshumanizantes: no están detenidos, no están encarcelados, están atrapados en su propia tumba. Tayyip Recep Erdogan ha decidido que mueran todos allí.

Entre los días lunes, martes y miércoles en Naciones Unidas se realizó un encuentro internacional para discutir sobre la situación kurda en Turquía, y las masacres que el AKP, con el presidente Erdogan a la cabeza, viene realizando contra el pueblo Kurdo, y contra todo aquél que resida en Turquía y ose apoyar a este pueblo, defenderlo, o simplemente visibilizar la sistemática violación de derechos humanos que sucede en ese país.

En la cumbre representantes de varios países, sobre todo Europeos, plantearon que debe existir una inmediata solución para lograr la paz. Cuando Selahattin Demirtas, el co presidente del Partido Democrático de los Pueblos (HDP), intervino, mencionó no solo la lucha del pueblo kurdo y la masacre a la que están siendo sometidos, sino que contó con preocupación el episodio de estas 26 personas encerradas en el sótano. Sin embargo han pasado días y el gobierno Turco no ha cedido posición en la atrocidad que está cometiendo, ni en ninguna de las que comete diariamente en Turquía.

En las últimas horas han trascendido imágenes de los heridos y los muertos en el sótano de Cizre. Las ambulancias aún no logran llegar. Hoy las fuerzas de seguridad turcas han impedido una vez más la recuperación de los heridos y el traslado de los muertos desde el sótano donde permanecen atrapados en Cizre. Mientras, una vez más, las ambulancias del municipio de Cizre intentaban acceder al edificio para rescatar a los civiles atrapados junto a 9 personas que se acercaron a los heridos en el sótano para llevarlos a los heridos fuera, para trasladarlos al hospital. En ese momento fueron atacadas por las fuerzas de seguridad turca y demolieron una pared del sotano bloqueando el acceso y la salida de manera total. Las ambulancias debieron retirarse nuevamente por los ataques.

Mientras las autoridades policiales niegan el hecho, el municipio de Cizre envió a dos representantes de bomberos para constatar y ayudar en la situación pero les fue negado el acceso al área del sótano donde aún están sin agua, sin alimento y sin atención médica los 19 sobrevivientes de un ataque que ya se llevó la vida de 7 personas a las que el estado turco está dejando morir.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba