22/01/2016

Erdogan y su politica de genocidio contra el pueblo kurdo

img_20160119_152739.jpg

En las últimas semanas la situación represiva en Turquía se ha profundizado de manera extrema, ejecuciones, ataques, detenciones ilegales, y frente a esto el pueblo kurdo entre la supervivencia y el deseo de autogobierno, el pueblo turco que a pesar del terror ejercido por Recep Tayyip Erdogan no quiere mirar hacia otro lado, y el silencio de las potencias mundiales. Por Lucrecia Fernández para ANRed


Luego de la ejecución de tres militantes kurdas en la ciudad de Cizre, el conflictivo escenario en Turquía no dio descanso al pueblo kurdo, pocos días después se conocía la noticia de la ejecución de 12 jóvenes entre 18 y 25 años en la provincia de Wan, Las doce personas aparecieron, luego de lo que aparentaba ser un enfrentamiento con la policía turca, con disparos en la cabeza y sin armas, solo uno de los jóvenes tenía además una herida de bala en la rodilla. Un día después, en plena mañana, explotó una bomba en el corazón turístico de Estambul a metros de la Mezquita Azul, dejando un saldo de 10 personas fallecidas y alrededor de 20 heridos. hasta ahora ha sido atribuída por el gobierno de Turquía a “un ciudadano sirio” y ha sido utilizado para reforzar la retórica oficial sobre la “lucha antiterrorista”, eufemismo que el régimen turco utiliza para referirse a la represión del movimiento de liberación nacional kurdo.
El silencio de la comunidad internacional frente a lo que sucede en Turquia, un pais cuya forma de gobierno es la democracia parlamentaria, pero que en la practica se asemeja mas un gobierno de facto, lleva al movimiento kurdo, pero también a los sectores progresistas de la sociedad turca a comenzar en los ultimos meses una serie de campañas y pedidos de ayuda humanitaria internacional. Entre estas acciones un grupo de intelectuales y profesores universitarios turcos emitieron un comunicado denunciando el accionar del gobierno del AKP, sobre el pueblo kurdo y exigiendo “al Estado a abandonar su masacre deliberada y la deportación de los pueblos kurdos y otros de la región. También exigimos al Estado a levantar el toque de queda, sancionar a los responsables de violaciónes de derechos humanos y compensar a aquellos ciudadanos que han sufrido daños materiales y psicológicos. Para ello exigimos que los observadores nacionales e internacionales independientes para tener acceso a la región y que se les permita monitorear e informar sobre los incidentes”, citaba el pronunciamiento.
Una vez difundido este documento, donde han firmado personalidades de todo el mundo como Noam Chomsky, David Harvey y Immanuel Wallerstein, bajo el titulo “No vamos a ser parte de este crimen”, la fiscalía abrió una investigación por posibles delitos de insulto al Estado y participación en “propaganda terrorista” contra más de 1.200 académicos de 89 universidades que habian firmado dicho comunicado, mientras Erdogan publicamente denunciaba a los autores de la declaración de “traidores”. En relación con este último punto, el presidente turco ha recurrido a la demagogia más vulgar. En un ejercicio de revisionismo histórico comparable a la atribución de la instigación del Holocausto a un dirigente árabe palestino por parte del primer ministro israelí, Erdogan comparó a los intelectuales críticos de la represión contra el pueblo kurdo con las potencias imperialistas que intentaron repartirse el Imperio Otomano al final de la Primera Guerra Mundial, ya que en ambos sostienen que “sólo los extranjeros pueden mejorar el país”. Según Erdogan, los intelectuales que reclaman el reconocimiento de los derechos nacionales kurdos son “gente que obtuvo los empleos mejor pagados” al instalarse la República Turca en 1923. El presidente turco intenta claramente halagar los sentimientos de hostilidad de la base social, predominantemente campesina y correspondiente a la zona central de Turquía, del AKP, contra la clase media urbana progresista de la zona occidental del país.
En algunas de las universidades, hubo notas racistas y amenazantes con imágenes de ahorcados y cruces rojas en las puertas de los académicos. “Eres un traidor en esta tierra santa de Turquia. Nosotros te castigaremos”, citan algunos de los carteles pegados en las puertas de las oficinas de profesores universitarios que adhirieron al comunicado de repudio contra las politicas del gobierno turco.
También se realizaron allanamientos a muchos de los intelectuales firmantes, y la detencion de al menos 18 de ellos.
La persecucion politica es un accionar habitual en el Estado Turco, pero se ha intensificado en los últimos meses, abogados, periodistas, parlamentarios, intendentes, escritores, músicos, todos judicializados e incluso en su gran mayoria presos, por la figura de “propaganda terrorista”. En los ultimos meses 17 intendentes e intendentas de las diferentes ciudades de la region kurda de Turquia, han sido encarcelados. El ultimo arresto fue el de Evin Keve, la co-alcalde de la ciudad de Catak, en la provincia de Wan, la misma ciudad donde se ejecutaron a los 12 jóvenes dias atrás. Acerca de su arresto, acusada de poder cometer en el futuro un crimen, en este caso la declaración de autogobierno en su ciudad, cabe destacar que es un método “preventivo” ya que el “crimen” aún no se ha cometido, esta nueva figura de potencial delito no venía siendo utilizada y aparece como un nuevo instrumento del Estado Turco para darle continuidad a sus politicas de estado que cada vez quedan más por fuera de cualquier límite legal y o constitucional.

img_20160121_084040.jpg

La resistencia crece

Este manto de terror que Recep Tayyip Erdogan aplica contra el pueblo kurdo, de manera desproporcionada e impune, lleva a muchos jovenes y mujeres a querer organizarce y recistir. Es asi como desde diferentes puntos de Turquia y tambien desde otros paises, cientos se han sumado a conformar las YPS, “Unidades de Defensa Civil”. El objetivo principal es la defensa de los barrios frente a los ataques de los fuerzas de seguridad de Turquía. Surgieron inicialmente en Cizre, y luego se ampliaron a Nusaybin, donde un importante número de jóvenes universitarias comunicaron que se unen a las YPS, en defensa de su pueblo.
En un comunicado donde anuncian la conformacion de estas milicias de defensa el mensaje es claro: “Nuestro pueblo está desarrollando su autodefensa contra estos ataques contando con el liderazgo de las mujeres y los jóvenes. El ocupante estado turco ha forzado la evacuación de 4,000 aldeas y ha cometido miles de asesinatos y desapariciones, así como detenciones y torturas en un intento por quebrar la voluntad del pueblo kurdo. (..)Si estos ataques no son terrorismo”¦ ¿qué es entonces? (..). La autodefensa contra este terrorismo constituye un derecho de lo más legítimo del pueblo kurdo. Esta lucha pertenece tanto al pueblo kurdo como al turco y al resto de la humanidad. Tanto la opinión pública global como la de Turquía no deben permanecer en silencio y deben plantar cara a estos ataques bárbaros.”
A este llamamiento se le suma el de combatientes internacionalistas que luchan en las filas de las YPG/YPJ (Unidades de Protección Popular y Unidades de Protección Femeninas), quienes han emitido un comunicado celebrando la resistencia indicando que “Nos unimos a la resistencia por el autogobierno para nuestra propia libertad”, pidiendo a las juventudes del mundo que se unan a la resistencia con las YPS (Unidades de Protección Civil) y las fuerzas guerrilleras.
Desde diferentes puntos del mundo se están realizando campañas en repudio al accionar de Erdogan, en repudio de las detenciones y la persecución política a los profesores e intelectuales que fueron llevados presos luego de declarar oposición al gobierno del AKP y su política de aniquilamiento contra los kurdos. La guerra de Erdogan, la masacre, la tortura, los ataques hacen que, por ejemplo, miembros de las fuerzas armadas y de seguridad turcas estén dimitiendo en sus funciones, es asi como se conoció un listado de 23 miembros de las fuerzas armadas y de seguridad turcas, entre los cuales hay 12 sargentos especialistas (rango equivalente aproximadamente al de sargento primero) de la gendarmería (policial rural militarizada), que no están dispuestos a continuar en funciones llevando adelante las operaciones de ataque contra el pueblo kurdo.
Frente a todas estas acciones el gobierno del AKP no se ha hecho esperar y en las últimas horas han intensificado los ataques, y bombardeos en la region kurda de Turquia, principalmente en Cizre. También ha enviado el ejército turco a Siria a atacar la región kurda de Jarablus que es una posición estratégica para Turquía, ya que abarca la zona comprendida entre los cantones Afrin y Kobane de Rojava (Kurdistán sirio) que las Fuerzas Democráticas Sirias están tratando de unir. A estos nuevos ataques se suma que en el último mes diariamente las fuerzas de seguridad turcas asesinan entre dos y cinco personas que en su mayoría son mujeres, jóvenes y niños.

img_20160121_084315.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba