01/01/2016

La problemática del aborto en el Congreso a través de un potente ensayo fotográfico

el-cuerpo.jpg

Con la exposición “11 semanas, 23 horas, 59 minutos”, que se exhibe en el anexo de la Cámara de Diputados, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito instala ante la nueva composición legislativa la necesidad de discutir un proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo, a través de un potente ensayo fotográfico que registra la experiencia de personas que deciden sobre sus cuerpos. Por Milena Heinrich para Diario Femenino


Retratos de mujeres y varones, activistas, jóvenes, madres o amigas que acompañaron una interrupción de embarazo, con pastillas o por medio de una operación quirúrgica, dan forma a las más de 20 imágenes tomadas por las fotógrafas Guadalupe Gómez Verdi (Argentina), Lisa Franz (Alemania) y Léa Meurice (Francia), quienes con esta exposición frente al Congreso -Riobamba y avenida Rivadavia- replican hasta el próximo 10 de diciembre la propuesta que llevaron en 2013 al Palais de Glace de la mano de Amnistía Internacional.

Y “11 semanas, 23 horas, 59 minutos” llega precisamente cuando el signo político en el parlamento vuelve a combinarse.”La muestra la exhibimos en este momento de recambio para marcar una presencia del reclamo por el derecho del aborto, darnos la posibilidad de discutir un proyecto de ley sobre la interrupción voluntaria, un derecho que la democracia le adeuda a todas las mujeres argentinas”, dice Julia Martino, miembro de la Campaña.

En esta línea, Mariela Belski, directora de Amnistía Internacional de Argentina, organización que integra la Campaña, sostiene que “más allá del gobierno que esté, vamos a seguir insistiendo como lo hemos hecho hasta ahora. Una nueva posición legislativa es una oportunidad para conversar, muchos de los firmantes de la Campaña se van del Congreso, así que tenemos que trabajar con los que vienen y sumar más firmas al proyecto”.

Para Belski, “el Frente para la Victoria es un frente interesante para empujar esta agenda, es el que más ha recolectado firmas. Como oposición tiene una oportunidad interesante para trabajar junto a la izquierda y otros compañeros que apoyaron esto”. De ahí, entonces, la centralidad de la exposición en estos días para “señalar que es un tema que vamos a seguir trabajando, sobre todo de cara a la nueva composición legislativa”.

Con este espíritu, la exposición se une así a otra instancia de concientización para el público en general y para aquellos que anidan el Congreso. “No tomamos una posición política, sino que buscamos transmitir que sintió la persona en sí­”, destaca la artista Lisa Franz. Y explica: “Nunca quisimos retratarlos como víctimas, sino como gente que decide. Siempre nos tomamos el tiempo para verlos en sus entornos, para conocernos”.

Es que como indica Martino, si bien no hay un registro oficial y público sobre esta práctica “se calculan que hacen entre 400 mil y 500 mil abortos por año”. El aborto clandestino “es la primera causa de mortalidad materna, y de esas muertes, un tercio es por aborto: hablamos de aproximadamente 100 muertes por año”, grafica la integrante de la Campaña que reúne varias asociaciones y firmantes de diferentes bloques políticos.

Por eso “un debate serio, plural, informado, transparente sobre la despenalización del aborto ““ explica Belski- va a permitir ponderar la autonomía de la mujer de decidir qué hacer con su cuerpo por sobre la mirada moral y la mirada paternalista del Estado en torno a lo que cree que debería hacer la mujer con respecto a su cuerpo. Esto respeta compromisos que Argentina suscribió a tratados internacionales de derechos humanos”

“Para Amnistía la igualdad de las personas, la capacidad de tomar decisiones libres, de poder decidir libremente sobre el cuerpo, la sexualidad, la vida, la identidad, decidir si tener hijos y cuándo es un derecho humano fundamental de las mujeres, jóvenes y niñas. Las mujeres no pueden ser obligadas a poner en riesgo su vida y su salud, o ser sometidas a procesos penales cuando necesitan interrumpir su embarazo”, argumenta.

A lo que señala Belski, Martino agrega: “los abortos clandestinos son femicidios porque son una violación a los derechos humanos de las mujeres: son muertes que se pueden evitar. La violencia no es solo a nivel intrafamiliar, por ejemplo hay violencia institucional cada vez que un profesional de la salud se niega a practicar un aborto legal por violación o por peligro para la salud o la vida, hay allí una negación de derechos”.

Lo cierto, coinciden ambas, es que el desafío del nuevo gobierno será la aplicación efectiva de la actualizada guía de interrupción de embarazo del Ministerio de Salud de la Nación, que da respuesta a las pautas establecidas por la Corte Suprema de Justicia a través del fallo “F. A. L.”, en el que se exhorta a implementar y hacer operativas pautas para la correcta atención de los abortos no punibles y para la asistencia integral de toda ví­ctima de violencia sexual.

Porque el aborto clandestino causa muertes y niega derechos, la exposición “11 semanas, 23 horas, 59 minutos” se integra a una estrategia más para “marcar el terreno con una presencia importante”, apunta Martino sobre este “tema del que nadie quiere hablar, pero que está instalado dentro de las preocupaciones de la gente y es una problemática que afecta a las mujeres, porque una nunca sabe cuándo se va a encontrar con un embarazo no deseado”.

Por eso, insiste Belski, “hay un trabajo para hacer en los tres poderes del Estado. La guía de interrupción del embarazo que deja el Ministerio de Salud saliente ineludiblemente el nuevo titular tendrá que implementar. Hay una política que está caminando y uno auguraría que esto siga su camino y se siga implementando a nivel nacional”.

Desde la Campaña Nacional por el Aborto Seguro, Legal y Gratuito aseguran que de cara al próximo período legislativo y la asunción del presidente electo la tarea seguirá siendo la de interpelar a los responsables de diseñar políticas públicas que garanticen la libertad de decidir sobre el propio cuerpo. “Seguiremos defendiendo los abortos que ya son legales en la Argentina, y peleando por su despenalización en el Congreso”, concluye Martino.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba