31/12/2015

Lugareños: los tratos humillantes continúan en ciudad vieja de Hebrón

palestina-6.jpg

El aumento de las restricciones impuestas por el ejército israelí el mes pasado en la ciudad vieja de Hebrón, en Cisjordania ocupada continuó perturbando la vida de miles de palestinos durante diciembre, señalaron los lugareños. Por Palestina libre


Zonas de la Ciudad Vieja fueron declaradas zona militar cerrada en noviembre, con tiendas obligadas a cerrar y residentes palestinos obligados a solicitar permisos especiales para cruzar a través de los 18 checkpoints (puestos de control militares) en el centro de la ciudad.

Suzan Jabir, residente de Hebrón, que se trabaja voluntariamente con el grupo israelí de derechos humanos B’Tselem, dijo a Ma’an que los checkpoints (puestos de control militares) alrededor de la mezquita Ibrahimi, el viejo mercado y en Jabir se han convertido en sitio para que los palestinos reciban el trato más degradante que había existido anteriormente.

“Las fuerzas de ocupación israelíes inspeccionan cada niño, mujer y joven” veinticuatro horas al día, siete días a la semana, dijo Suzan.

“He sido inspeccionada varias veces por los soldados israelíes, y cuando pedí que trajeran a una mujer soldado para inspeccionar a las mujeres, se me negó y me amenazaron con matarme si no cumplía con sus órdenes”, dijo Suzan a Ma’an.

Si bien hay una señal en árabe que se puede leer “escala para la inspección” antes de cada punto de control, informó Suzan a Ma’an que las fuerzas israelíes detienen a personas por hora y los obligan a estar inmóviles frente a una pared.

Suzan dijo que las fuerzas “humillan, matan y encarcelan a hombres, mujeres, niños y ancianos… el único pretexto es la obsesión por la seguridad y el presunto temor de ataques punzantes.”

Los lugareños dicen que los que más sufren con la presencia militar israelí son los escolares y maestros cuyas escuelas se encuentra en y alrededor de la ciudad vieja de Hebrón.

Suzan informó a Ma’an que los profesores de la escuela local de al-Muyanabby deben pasar por las inspecciones que les lleva mucho tiempo, mientras que los estudiantes esperan en callejones cercanos, con el fin de que puedan caminar a través de los “soldados israelíes fuertemente armados en los checkpoints ” con la protección de adultos.

Tratamientos reportado por Suzan hacia los palestinos han sido común en la zona de Hebrón desde que la ciudad fue dividida en 1997 en virtud de los acuerdos de Oslo.

La mayor parte de la ciudad fue puesta bajo la jurisdicción de la Autoridad Palestina, mientras que la Ciudad Vieja y sus alrededores fueron colocados bajo control militar israelí, conocida como H2.

El área es el hogar de 30.000 palestinos y unos 800 colonos israelíes que viven bajo la protección de las fuerzas israelíes. Los residentes de Hebrón con frecuencia reportan ataques y hostigamiento por parte de los colonos, llevados a cabo en presencia de las fuerzas militares israelíes.

Un residente del barrio Jabir de la Ciudad Vieja de Hebrón, Arif Jabir, dijo a Ma’an que los residentes en el barrio, así como en el barrio de al-Salam deben pasar por un checkpoint “cada 50 metros”, donde deben sufrir “inspecciones humillantes”.

Mientras tanto, cientos de familias palestinas que viven en la zona están impedidas por las autoridades israelíes construir o remodelar sus viviendas, conducir sus vehículos, o, a veces caminar por la zona, dijo Arif.

“En un camino conocido localmente como al-Husayn, a los residentes palestinos no se les permite caminar sobre el asfalto y se ven obligados a utilizar los caminos de tierra”, indicó Jabir a Ma’an.

Las patrullas militares israelíes y cámaras de vigilancia presentes trabajan en la calle para prevenir el movimiento palestino, mientras que los colonos israelíes se mueven libremente a través de la zona, vecinas al asentamiento ilegal de Arba Kyrat, agregó Jabir.

A raíz de la documentación de las restricciones impuestas en la zona por las fuerzas israelíes desde que empezó una ola de disturbios en el territorio palestino ocupado en el mes de octubre, B’Tselem dijo que las restricciones protegen a los colonos israelíes de la zona, mientras que castigan a la mayoría de los ciudadanos palestinos.

Mientras que el ejército israelí se comprometió a raíz de la declaración de la zona militar cerrada en noviembre para “seguir permitiendo que de forma normal un tejido de la vida como sea posible para todos los residentes” ,B’Tselem dijo que la declaración era “muy lejos de la realidad.”

Mientras que el ejército israelí prometió tras la declaración de zona militar cerrada en noviembre para “seguir permitiendo la mayor normalidad posible en la vida de los residentes “, B’Tselem dijo que la declaración estaba “muy lejos de la realidad.”

“No ha habido una ‘vida normal’ en Hebrón durante muchos días, y las medidas adoptadas en nombre de la seguridad son draconianas y no dictada por la realidad”, dijo el grupo en ese momento.

El Primer Ministro palestino, Rami Hamdallah, pidió el mes pasado la presencia de las fuerzas de seguridad palestinas en las zonas de Hebrón a fin de proporcionar “seguridad y protección” para los palestinos, pero el llamado aún no ha llegado a buen término.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba