12/12/2015

Sentado atrás en las sombras

tapa-2582.jpg
Sentado en las sombras ‘de la libertad’, un miércoles 9 de Diciembre del 2015, esperando su turno en el Hospital Cardiológico de Córdoba, con sus manos libres sobre el portafolio y sin custodia. “Estaba sentada con mi papá esperando nuestro turno y lo vi. No lo podía creer. No dije nada porque mi viejo fue militante y no se puede alterar. Pero no aguanté y le dije:

 Mirá papá atrás tuyo está…

 Ya lo vi -, la interrumpió”.
Era el genocida Luciano Benjamín Menéndez, circulando libre. Por Laucha Revista independiente de Contrainformación


A Paola Gramaglia hoy (por el miércoles 9 pasado) le tocó compartir la sala de espera con un genocida, que tiene prisión domiciliaria, pero “sale” sin custodia a visitas médicas. Ella misma lo constató, salió a ver si había seguridad, policías. Nada.

“Fue como volver a los 70´, estaba ahí al lado nuestro, vestido igual que siempre. No pude hacer más que sacar una foto, y hasta con miedo, pero no podía dejar que esto pase sin más, al menos que la imagen circule”.

A Paola hoy le tocó ser testigo de una grieta en la justicia que permite estas cosas.

Hoy, miércoles 9 de Diciembre del 2015, Luciano Benjamín Menéndez, a las 4 de la tarde, estaba sentado solo, suelto, libre en una sala de espera.

Por Revista Laucha



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba