02/12/2015

“Vamos a resistir para recuperar el trabajo”

marcha-parana-metal-1024x768.jpgEl 30 de noviembre venció el plazo que había estipulado la patronal de Paraná Metal para definir su continuidad o cierre. Luego de un largo penar, a último momento del lunes, definieron que no continúan con la autopartista y 160 personas se quedarían sin trabajo. Metalúrgicos de diversas plantas se reúnen en asambleas para delinear medidas a tomar. La CTA Autónoma de Santa Fe se declaró en alerta y movilización. Por Sofía Alberti / CTA Rosario.


Lamentablemente en Villa Constitución tienen ejercicio en situaciones como estas. No sólo por la historia del sector metalúrgico, sino porque la misma Paraná Metal es una larga acumuladora de pesares. Este año, la guillotina del cierre estuvo siempre presente como amenaza patronal, pero fue a fines de agosto que llegaron los telegramas de preaviso que indicaban que, a fines de octubre, los 160 trabajadores quedarían en la calle.

Habiendo pasado las elecciones presidenciales a fines de octubre y camino al primer balotaje de la historia, Cristóbal López, dueño de Paraná Metal y reconocido empresario con relaciones carnales con el kirchnerismo, desplegó una jugada siniestra. Llegado el momento de negociación en el Ministerio, a quien prometió la continuidad, definió que la charla fuera en la sede de la UOM y ya no hablaba de la anulación de los telegramas, sino de su suspensión por 30 días: justo después de la segunda vuelta.

Transcurrieron los 30 días y la definición última de la empresa se conoció recién ayer al mediodía, pese a las llamadas cruzadas y pedido desesperado de certezas que se ralizaron la semana pasada. Paraná Metal definió sostener los telegramas, 120 personas quedan en la calle y alrededor de 40 permanecerán con tareas administrativas para el presunto cierre definitivo.

Según relató Leandro Del Greco, miembro de la Comisión Interna, mantuvieron dos horas de reunión en la sede porteña del Grupo Indalo, “de la cual una hora cuarenta nos pasamos planteando que queríamos laburar , que había forma, que había producción, que la planta la puede salvar y hay muchos puestos de trabajo dependiendo y Villa no da más. Fabián De Souza, uno de los dueños, insistió en que no iba más y quería pagar las indemnizaciones en cuotas a seis meses”. El acuerdo en torno a este punto llevó largo rato y se terminó acordando el pago de indemnizaciones en tres cuotas a 45 días, sumando un mes más al monto.

La asamblea realizada ayer por la mañana en conjunto con delegados de Acindar y otros talleres metalúrgicos apuntó a, sin perjudicar el cobro de la indemnización, “resistir incluso hasta el cambio de gobierno, para el que llegue diga algo, porque el que se está yendo se hace ya el desentendido. Vamos a resistir para recuperar el trabajo”, aseguró Del Greco.

Además, como en otras instancias conflictivas de la firma, los obreros se reunirán con los diferentes niveles y poderes del Estado para movilizar los resortes necesarios para la lucha. Hay un dato que aunque por conocido no es menor: desde el Ministerio de Trabajo no se ha impuesto ninguna sanción a la empresa por su accionar autodidacta, perjudicial e irrespetuoso a las autoridades de la propia cartera, pasándolas por arriba en el encuentro de octubre último tras haberles asegurado que continuarían produciendo en Villa Constitución.

Sobre la situación crítica de esta empresa se manifestó Gustavo Martínez, Secretario General de la CTA Autónoma Provincia de Santa Fe: “estamos en alerta, brindando todo el apoyo a las medidas que dispongan los trabajadores. Exigimos la inmediata intervención de funcionarios nacionales, provinciales y locales, salientes y entrantes, para resolver urgentemente esta gravísima medida que ha tomado la patronal”.


Paraná Metal: todos los días de asamblea

A partir del cierre de la metalúrgica de Villa Constitución, a las ocho de la mañana cada día, los obreros se reúnen en asamblea para evaluar los pasos a seguir y continuar organizando la resistencia con el objeto de recuperar los puestos de trabajo.

Tras el cierre concretado el lunes por parte del Grupo Indalo, perteneciente al empresario Cristóbal López, 131 trabajadores de Paraná Metal quedaron sin empleo. Tras duras negociaciones mantenidas el lunes, cobrarán las indemnizaciones en tres cuotas: la primera se efectivizará el 4 de diciembre; la segunda, el 22 y la tercera el 6 de enero de 2016.

Según informó Leandro del Greco, miembro de la Comisión Interna e integrante de la CTA -A Villa Constitución, todos los días están realizando asambleas en las puertas de la fábrica a las 8 de la mañana. “La idea es organizar la resistencia, para disputar la continuidad de los puestos de trabajo. De las asambleas están participando también compañeros de otras metalúrgicas de la zona”, detalló.

Los últimos 20 años paso a paso

Leandro Del Greco, señaló algunos momentos clave de la historia que le tocó vivir dentro de Paraná Metal en los 20 años que lleva trabajando en la planta. De allí, esta cronología.

 1995 /96 -Pasa de ser Autolatina, de Ford y WV, a Metcon de Ford.

 1998/99 – Suspensiones de personal propio y contratistas.

 2000 – Ford se desprende pasando a ser Paraná Metal, subsidiaria de la misma empresa.

 2002 ““ Un grupo de gerentes encabezados por José Cenoz toma la dirección de la planta. Se trabajó hasta 2008 sin cortes y crecimiento ininterrumpido

 2007 ““ Procedimiento preventivo de crisis

 2008 * En diciembre cierra por primera vez la planta. No obstante, en ese año hacían 34 mil blocks por mes, 380 mil al año, siendo el mejor momento de producción. * El 10 de diciembre la empresa se concursa

 2009 ““ En febrero Cristóbal López (Grupo Indalo) realiza una opción de compra. Pone gente en áreas clave para analizar los números. Posteriormente extiende por seis meses más esa opción. En ese momento el plantel abarcaba 796 operarios de la UOM, 260 contratistas incluidos los compañeros del comedor (10); 68 fuera de convenio y 68 de planta afiliados a Asimra.

 Entre 2009 y 2010 Sólo 135 personas de Paraná Metal propios y unos 60- 70 de contratistas aceptaron retiros voluntarios.

 2010

* El 22 de Enero el Grupo Indalo de Cristóbal López, realiza la compra definitiva

* El 4 de agosto el concurso sigue en marcha. Ford, su principal cliente, se retira y López le envía a la jueza un oficio diciendo que se retiraban y que dispusiera de la planta para hacer lo que quieran: pidió la quiebra. Esto da lugar a uno de los conflictos más importantes de la región, por el cual los metalúrgicos permanecieron 34 días en la autopista Rosario ““ Buenos Aires. Desde el 4 de agosto de 2010 hasta el 1 de febrero de 2012 la planta permanece cerrada con una guardia mínima de aproximadamente 15 compañeros

 2010 -11 ““ El 31 de enero 496 trabajadores quedan fuera de la planta.

 2012 ““ Febrero encuentra una reactivación de las tareas, se realizan tareas de limpieza de la planta y reparación de los equipos por un lapso de 10 meses donde se alterna tiempo de trabajo con suspensión. En diciembre se cola por primera vez después de 27 meses de no producir. Y comienza una leve recuperación de la producción que aunque muy distante de lo necesario, pero se amplían las suspensiones.

 2013-2014 se transita con altibajos en los niveles de producción y constante incertidumbre del futuro.

 2015
*Junio. Muerte de Gerardo Lauck, aplastado por una percha de una cuchara que pesaba unos 400 kilos.

*27/28 de agosto llegan telegramas de preaviso de desvinculación para 180 trabajadores. Amenazan con cerrar definitivamente la planta por falta de trabajo.

>>> Desde la recepción de los telegramas de despido a fines de octubre, 50 trabajadores (11 contratados y el resto de planta), se acogen al retiro con indemnización

*29 de octubre: a dos días el cierre, la empresa afirma que se queda y rectifica los despidos.

*30 de octubre: en el Ministerio de Trabajo, Paraná Metal modifica su postura y lo anteriormente dicho: el cierre se suspende por un mes (fecha coincidente con el balotaje por la presidencia de la Nación) y los trabajadores deben mostrar “rendimiento operativo”. Además, deja plantadas a las autoridades ministeriales que esperaban a las partes en la sede de la cartera y definen unilateralmente ir a informar su cambio de postura a la sede de la UOM de Villa Constitución.

*30 de Noviembre: el Grupo Indalo en vos de Fabián de Souza, uno de los dueños, informa el cierre definitivo en una intempestiva reunión convocada en Buenos Aires cerca del mediodía. La patronal tenía la intención de pagar las indemnizaciones a 131 trabajadores en cuotas a 6 meses. Se redujeron a tres cuotas en un lapso de 45 días.

*1 de Diciembre: los obreros despedidos empiezan a realizar asambleas en puerta de fábrica a las 8 horas cada mañana.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba