26/10/2015

La Santa Alianza burocrática contra los trabajadores no espera al balotaje

b-101.jpg

Documento por la unidad de la burocracia sindical y reclamando un gremio por rama al próximo gobierno. Mayor grado de sindicalización y empleo con el 50% de la fuerza laboral precarizada. Scioli incumple con trabajadores de Cresta Roja y el Hospital de Niños de La Plata. Precarización laboral en la CABA. Desconocen delegados de Ademys. Triunfo de trabajadores precarizados en la Línea B. Paran en el Zoo porteño. Se pronuncian por las 6 horas 4000 enfermeros/as. Movilizaciones en Minetti (Córdoba) y Metalsa. Triunfo de ASyT (Rosario). Por Mario Hernandez


“Hay dirigentes que han adoptado las formas de vida, los automóviles, las casas, las inversiones y los gustos de la oligarquía a la que dicen combatir. Desde luego con una actitud de ese tipo no pueden encabezar a la clase obrera”.
Amado Olmos

La mayoría de la dirigencia sindical manifestó sus preferencias por Daniel Scioli, no solo a partir de las encuestas que lo ubicaban primero en intención de voto, sino también gracias a sus promesas de defender el modelo sindical, respetar las paritarias libres y garantizar la distribución de los fondos de las obras sociales, que representan las tres reivindicaciones fundamentales plasmadas en el documento “El camino de la unidad para garantizar la producción y el trabajo”. No obstante, todos estarán con el que gane de acuerdo a la mejor tradición del sindicalismo peronista.
Luego de la reunión en la casa del empresario Hugo Franco el mes pasado, varios dirigentes lograron consensuar el miércoles un documento que sirve de base para la unidad sindical y pliego de condiciones para el próximo presidente. La reunión en el Hotel Castelar nucleó a moyanistas, independientes K, “Gordos” y dirigentes del transporte. Los ausentes fueron Caló (UOM), Pignanelli (Smata), Viviani (taxistas), Sasia (ferroviarios) y Sergio Romano (docentes de la UDA).
Estas ausencias no llegaron a empañar la importancia de la reunión a la que concurrieron: Hugo Moyano, el “Momo” Venegas, Plaini, Gerardo “Batallón 601” Martínez, Andrés Rodríguez, José Luis Lingieri, Cavalieri, West Ocampo, Alberto Roberti, Schmid, el “Gallego” Fernández, Maturano y Rodolfo Daer. Además, enviaron su adhesión Sergio Palazzo (bancarios), Amadeo Genta (municipales) y Guillermo Pereyra (petroleros).
Para la exigencia de representación de un gremio por rama de acuerdo a la Ley 23.551, no es un dato menor que en 10 años se crearon más de 650 sindicatos con y sin personería y que esa cantidad iguale a los existentes.
En algunos casos se trata de desprendimientos de viejas estructuras como el Sipreba (prensa), el Sitraic (construcción) que el pasado mes de junio logró su reconocimiento nacional, la Asociación Gremial de Trabajadores y Premetro del Subterráneo (AGTSyP), también conocidos como “metrodelegados” o la recientemente creada FATA (Federación Argentina de Trabajadores Agrarios) con representación en 17 provincias.
En otros, se trata de actividades que no tenían gremio propio como el Sutpa (peajes), la Unión Informática y la FESPROSA (Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la Rep. Argentina) con presencia en 22 provincias y 30.000 afiliados, a la que un fallo judicial obliga al Ministerio de Trabajo su reconocimiento, basado en recomendaciones de la OIT.
Este mayor grado de sindicalización abarca al 40 % de los trabajadores registrados como consecuencia del aumento del empleo que en el sector privado pasó de 3,5 millones de trabajadores en 2002 a 6,4 millones en 2014, con una tasa de desempleo que descendió del 25% en 2002 al 7% en la actualidad.
A modo de ejemplos, la UOM pasó de 90.000 a 250.000 afiliados entre 2003 y la actualidad y los afiliados al SMATA de 50.000 a 100.000 en el mismo período.
El crecimiento del empleo privado y la consecuente sindicalización se logró con el abaratamiento de la fuerza de trabajo, sobre todo en los primeros años de la posconvertibilidad, producto de la devaluación de inicios de siglo, que produjo un derrumbe de los costos salariales, más aún en dólares. También influyó la elevada capacidad ociosa que permitió incrementar los niveles de producción y utilidades sin tener que hacer fuertes inversiones.
No obstante, la tasa de empleo no registrado (“en negro”), de acuerdo con los datos correspondientes al segundo trimestre de 2013 es de 34,5%, es decir, que uno de cada tres trabajadores se desempeña en esas condiciones, porcentaje que se eleva al 50% de la fuerza laboral si contemplamos la precariedad en un sentido más amplio (contratos por tiempo determinado, inexistencia de contrato laboral, ausencia de aportes a la seguridad social, etc.).
También preocupa a la dirigencia burocrática de los sindicatos la incipiente reorganización desde abajo que comenzó a registrarse en la última década a nivel de Comisiones Internas y Cuerpos de Delegados, ligados a la izquierda en posiciones estratégicas del movimiento obrero, al que no es ajeno la emergencia del Frente de Izquierda y los Trabajadores en el plano electoral.

Se reabre el conflicto en Cresta Roja

Trabajadores de la empresa Cresta Roja se movilizaron el jueves a Plaza de Mayo en reclamo de haberes adeudados, suspensiones reiteradas y sorpresivas, y por la permanente incertidumbre sobre la continuidad laboral.
Si bien el Gobierno de la provincia de Buenos Aires se había comprometido a hacerse cargo del dinero adeudado e insumos para el desarrollo de la empresa, no cumplieron y la patronal no da respuesta a la situación.
Por otro lado el sindicato de la alimentación, STIAPBA, está dando la espalda a los trabajadores y no se hizo presente en el conflicto.
En asamblea realizada por la mañana en la planta de Ezeiza decidieron marchar en busca de respuestas para los 5.000 trabajadores, en un conflicto que ya lleva casi 2 años.
El gobierno de Daniel Scioli puso al frente de la intervención a Daniel Gurzi, funcionario de la Secretaría General de la Gobernación, quien hace poco menos de un mes había dicho a los medios que “la Provincia va a entregar Cresta Roja normalizada”. Sin embargo los trabajadores desmienten que el gobierno de Scioli esté haciendo algo que vaya en un sentido real de solucionar el conflicto y dé garantía de las fuentes de trabajo.
Los obreros manifestaron que de no recibir una respuesta proseguirán con la protesta. Luego se dirigieron hacia el Obelisco y cortaron parcialmente el cruce de las avenidas Corrientes y 9 de Julio.
En el Hospital de Niños de La Plata personal de maestranza y cuidados hospitalarios resolvieron en asamblea una retención de tareas por tiempo indeterminado. Denuncian las falsas promesas de pase a planta.
“Yo voto en defensa de la salud pública” fue la frase que más se escuchó entre el personal precarizado del Hospital Sor María Ludovica de La Plata, el centro de salud dedicado a la infancia más importante de la provincia de Buenos Aires y uno de los más reconocidos de Latinoamérica.
Hace meses el gobierno provincial de Daniel Scioli, a través de su ministro de Salud Alejandro Collia, anunció el pase a planta de miles de trabajadores de los hospitales de la Provincia. Pero a la fecha solo han confirmado el pase de menos de una docena de ellos.
El jueves, se realizó una movilización encabezada por trabajadores profesionales y no profesionales de la salud, en el municipio de Lomas de Zamora. La marcha culminó en el Palacio Municipal, donde fueron recibidos por funcionarios pero sin recibir respuestas a sus reclamos:
“¢ Aplicar de inmediato las mejoras salariales adeudadas desde el mes de Marzo, es decir, equiparación con la Provincia de Buenos Aires según marca la ley vigente.
“¢ Cumplir con el reescalafonamiento automático que marca la Ley.
“¢ Incorporar a Planta Permanente a todxs los trabajadorxs con más de 1 año de antigüedad.
“¢ Reconocer plenamente a la Junta Interna de ATE del Hospital Alende.
“¢ Más presupuesto para salud.
También en Lomas de Zamora, los empleados estatales ocuparon pacíficamente el Consejo Escolar por el manejo irregular de los recursos para las escuelas y la falta de condiciones de las mismas.

Mauricio Macri no es mejor

Aunque Mauricio Macri hable en sus spots de campaña de combatir el trabajo en negro y de “revalorizar al trabajador público”, siendo el actual jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires mantiene a miles de trabajadores en negro, precarizados, a través de contratos basura como lo son la “locación de servicio” y la “planta transitoria” y sus asesores económicos, como Carlos Melconian, hablan de recortar el gasto público y la planta estatal.
En el caso de los trabajadores de Tránsito, que muchos los confunden con policías pero son simples trabajadores estatales, cumplen el rol de un funcionario público pero más del 80% de ellos no lo son formalmente, ya que están ilegalmente encuadrados bajo una forma de contratación en negro muy común en el Estado, la “Locación de Servicio”.
Con un corte, enfrente de las dependencias de las autoridades de la Dirección General de Música, sobre las calles Bernardo de Yrigoyen y Alsina, también los trabajadores de esa dependencia denunciaron la precarización laboral que sufren efectivos y contratados hace años en el Gobierno de la Ciudad. Con esta acción lograron conseguir una reunión con los funcionarios, para comenzar a negociar la resolución de sus demandas, pase a planta de todos y una carrera acorde a las funciones que se cumplen hace años.
El miércoles una nutrida delegación de delegados de base de Ademys (docentes), acompañando por referentes políticos, legisladores del Frente de Izquierda y delegados de otros sindicatos, se movilizaron al Ministerio de Educación porteño. Reclamaron por el reconocimiento inmediato de sus delegados y que cese la persecución a quienes defienden la educación pública.
Macri y su Ministro de Educación, Esteban Bullrich, pretenden desconocer a los delegados de Ademys, pese a que fueron elegidos democráticamente por centenares de compañeros de escuela.
Jorge Adaro, Secretario General de Ademys, denunció que “esto no tiene que ver con una cuestión normativa, el problema es eminentemente político” y constituye una “persecución política por parte del gobierno hacia el sindicato”. También remarcó que “Ademys viene denunciando hace mucho tiempo la política del gobierno macrista de fortalecer al sector privado, con el consecuente vaciamiento de la escuela pública”.
Mientras tanto, los diputados nacionales Graciela Villata, Mario Barletta, Myriam Bregman, Pablo López y Nicolás Del Caño han presentado un proyecto de resolución en la Cámara de Diputados expresando su preocupación ante el intento de impugnación de los delegados y se solidarizan con el sindicato.
El lunes pasado, luego de una contundente segunda jornada de lucha, que interrumpió el servicio de subte de la Línea B durante 11 horas, los trabajadores dieron un gran paso en su lucha contra la precarización laboral, ya que firmaron un acta-acuerdo en el que la empresa que los había trasladado (MCM) se compromete a abonar el 50% de las horas adeudadas dentro de las 48 horas y luego completar el pago total, desvinculará a los trabajadores abonándoles indemnizaciones y éstos serán incorporados a la empresa Briefing para realizar tareas en el subterráneo. La Secretaría de Trabajo reconoció también que se debe aplicar el convenio que establece la jornada laboral de 6 horas.
Con el acta firmada, en conferencia de prensa, los trabajadores levantaron la medida de fuerza, avisando que volverán a la lucha en las vías si lo acordado no se cumple.
El viernes 23 realizaron un paro total de actividades los trabajadores del Zoológico porteño, garantizando el cuidado y alimentación de los animales del predio, así como sucedió el 4 de Septiembre pasado.
Las puertas del zoológico permanecieron cerradas por:
Ningún despido, suspensión ni persecución. Por la libre organización en nuestro lugar de trabajo.
Basta de precarización, tercerización y trabajo en negro. Garantía horaria de 36 horas semanales para los jornaleros. Contratación del personal faltante.
Salario básico que cubra la canasta familiar de la CABA.
Pase de todos los trabajadores bajo convenio SUTECBA. Respeto de la grilla salarial establecida en el convenio GCBA/SUTECBA.

Otros conflictos en los días previos a las elecciones

El viernes 23 de octubre, trabajadores del molino harinero de la empresa Minetti en Córdoba se movilizaron por el centro de la ciudad hasta el Ministerio de Trabajo. Reclaman por obras sociales caídas y por condiciones de precarización laboral mediante contratos que afectan a gran parte de los trabajadores de esta empresa.
El conflicto se desató el martes pasado, dando inicio a un estado de asamblea permanente en el portón de la fábrica. El motivo es que hace más de un año que a muchos de los empleados se les hacen los descuentos correspondientes pero no se realizan los pagos, lo que lleva a muchos de ellos a tener suspendida la obra social.
Los trabajadores vienen de un conflicto anterior, originado a raíz de que la empresa viene manteniendo a un gran número de trabajadores en situación de contratados. Se trata de 75 trabajadores, de 130 en total.
El viernes trabajadores de Metalsa cortaron la Panamericana a la altura de la puerta de la fábrica autopartista. Vienen denunciando desde el año pasado despidos masivos por goteo, suspensiones ilegales y despidos discriminatorios por activismo gremial. En estos momentos, la empresa, con la excusa de la crisis en la rama automotriz, está presionando a los trabajadores para que se acojan a un plan de retiros “voluntarios”.
Metalsa es una empresa de capitales mexicanos, con presencia en 15 países, dedicada a la producción de chasis y otras estructuras para la industria automotriz. En su planta de El Talar, emplea a 1.400 obreros y produce los chasis para las camionetas Ford Ranger, Toyota Hilux y Volkswagen Amarok en sus diferentes versiones. Además exporta a Venezuela y Alemania.

Contundente apoyo al Proyecto de Ley de Marcelo Ramal

El escrutinio público realizado el día lunes en la Legislatura porteña del plebiscito por “6 Horas Para Enfermería” mostró un contundente apoyo al proyecto de ley de Marcelo Ramal: 4000 enfermeros de más de 28 instituciones públicas votaron por el SÍ.
Se destacan los más de 500 votos en el Garrahan, que viene de ganar la lucha contra los despidos y los recortes presupuestarios, y en la Escuela Grierson, que conquistó la semana pasada la restitución del derecho de los enfermeros a capacitarse en el horario de trabajo a través de un proyecto presentado por Marcelo Ramal del Frente de Izquierda. También fueron muy importantes las votaciones en el Argerich, Ferrer, Udaondo, Sardá, Durand, Ramos Mejía, Gutierrez, Tornú y Pirovano.
En el escrutinio Marcelo Ramal destacó que “mientras en el país los candidatos presidenciales discuten cómo realizar el ajuste, el Frente de Izquierda lleva al parlamento las reivindicaciones de los trabajadores y lucha por conquistarlas”.
Este martes 20 de octubre, en la sede del Consejo de la Magistratura de la Ciudad, el SITRAJU (Sindicato de Trabajadores Judiciales), enfrentado a la UEJN de Julio Piumato, comenzó la negociación del primer Convenio Colectivo de Trabajo para los trabajadores judiciales de CABA. El nacimiento formal del SITRAJU ocurrió en abril de este año y se trata del primer convenio colectivo de los trabajadores judiciales en la historia del país.

ASyT: una batalla ganada

Tras dos semanas de paro, los y las trabajadoras del Área Salud y Trabajo, dependientes de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) levantaron la medida. Tras la difusión de la huelga en medios locales, fueron convocados por el Decano de la Facultad de Ciencias Médicas, Ricardo Nidd, quien se comprometió a abordar los reclamos. De no cumplirse el acuerdo abordado el viernes, retomarán las medidas de fuerza.

Fuentes: Clarín, Le Monde Diplomatique, Agencia Paco Urondo (APU), La Izquierda Diario, Indymedia Argentina, ANRed, Equipo de Comunicación CTA Rosario, Red Eco Alternativo.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba