20/10/2015

Antena Negra no se ve

5-699-2.jpg

Un estudio de TV en reconstrucción. Un proceso judicial en curso. Problemas técnicos que engendran dilemas políticos acerca de si el aire se usa para la comunicación popular o para el negocio privado. Por Santiago Nuñez para ANRed.


“No nos mataron, nos fortalecimos”, dice un pequeño cartel ubicado en una doble puerta de madera. En la entrada, se observa una rotura saneada por un parche puesto por encima. La oscuridad del salón y los restos de ladrillo sobre el suelo hacen difícil creer que allí funciona un estudio de televisión. Sin embargo, así se encuentra el set del canal Antena Negra TV, que sufrió el allanamiento policial de 80 efectivos el pasado viernes 4 de Setiembre.

“Desde el día posterior empezamos a reconstruir el canal”, cuenta Antonella, integrante del canal. Antena Negra TV es una televisora comunitaria que funciona en el segundo piso del Espacio de Cultura y Política Popular “El Cid”, ubicado en Ángel Gallardo 752. Transmitía, desde el 2009 hasta el día del allanamiento, por el Canal 20 de Televisión Digital Abierta (TDA). Hoy solamente lo hace a través de internet, puesto que no tiene ni el transmisor ni los equipos que fueron quitados por la Policía. El equipamiento extraído está valuado en aproximadamente en 790.000 pesos.
“Se llevaron los equipos de forma impune y violenta, porque rompieron mucho de lo que es el set de Antena Negra: Paredes, puertas, muebles, cámaras, micrófonos, cables.”, agrega Antonella.

El allanamiento fue producido por efectivos policiales y funcionarios de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC). Se realizó por una orden de “Registro Domiciliario”, dictaminado por el Juzgado en lo Criminal y Correccional N° 8 a cargo de Marcelo Martínez de Giorgi. La causa, caratulada como “interrupciones de las telecomunicaciones”, tiene como querellante a la empresa Giasa – Prosegur.

La empresa de alarmas exige la liberación de la frecuencia del Canal 20 de TDA, que utilizaba Antena Negra, para la explotación de la frecuencia 511mhz, otorgada a Prosegur en el año 1998, durante la presidencia de Carlos Menem. La señal debe ser designada a un servicio de televisión abierta según la ley N° 23478 que aprueba el convenio internacional de Telecomunicaciones de Nairobi de 1982. A su vez, el decreto presidencial 2456 del 2014, dictado por Cristina Fernández de Kirchner, establece que se deben “instrumentar las medidas pertinentes con el objeto de atribuir las bandas comprendidas entre 470-512 MHz (canales 14 al 20 de la banda de UHF) exclusivamente al Servicio de Televisión Digital Terrestre Abierta”.

El juez Martínez de Girogi imputó a Martín Sande, integrante de Antena Negra y lo citó a declarar el pasado 29 de Septiembre en los tribunales de Comodoro Py, sin haberse expedido aún al respecto.

Desde la televisora entienden, sin embargo, que el conflicto trasciende lo meramente judicial: “No hay voluntad política de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) para solucionar la situación”, comenta Antonella.

El organismo emitió un comunicado seis días después del allanamiento en el que explicaba que el AFSCA “trabaja para que Antena Negra recupere sus equipos y se regularice”. “Antena Negra hizo todo lo posible para regularizarse. El AFSCA había abierto uno para los medios comunitarios en categoría K, de baja potencia. Nosotros le pedimos que abra en la categoría de alta potencia”, explica Antonella.

Desde Antena Negra reclaman que, cuando los funcionarios del AFSCA fueron a declarar por pedido de Martínez de Giorgi antes del allanamiento, en ningún momento mencionaron estos pedidos realizados por el canal. “No contaron con que Antena Negra había hecho todo lo posible para regularizarse, eso es ´incumplimiento de los deberes del funcionario´”, explica Antonella.

A su vez, la integrante de la televisora afirma que los ataques a los sectores de la comunicación alternativa tienen una raíz política: “Nosotros difundimos cosas que los medios hegemónicos no difunden, nuestros discursos molestan al gobierno nacional”.

El set del canal, aún en reconstrucción, presenta paredes rotas, polvo dispersado por todo el galpón. Fueron arrancados cables de coaxial y la canaleta que los protegía en la sala de edición. La puerta rota esta en el pasillo. Lo único intacto es un mural frente a la entrada, que no fue tocado por la policía pero posiblemente tampoco haya sido leído, puesto que dice “no queremos clausura de nuestra cultura”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba