20/10/2015

Ley Brisa: hijos, femicidio y después, ¿qué?

ley-brisa-680x365.jpg

Una ley que vele por los hijos de aquellas mujeres asesinadas por sus parejas. Una ley por los pibes que, con la muerte de su madre (en muchos casos producida por su padre) quedan en la calle y totalmente desamparados. Una ley, contexto y necesidad. Por Juan Pablo Paz para Corriendo La Voz


“Brisa Barrionuevo es una niña de 3 años. Vive en Moreno junto a sus hermanos gemelos, Elías y Tobías, de siete años. Su madre Daiana Barrionuevo fue asesinada a golpes el 20 de diciembre pasado, y el cadáver arrojado a un río dentro de una bolsa. El femicida, su marido, para cubrirse y obtener impunidad, denunció que la víctima había hecho abandono de hogar y fugado con un amante. Pero el cuerpo fue hallado de casualidad el 10 de enero y el sujeto resultó detenido.”*

Casos como el de Brisa y sus hermanos son, desgraciadamente, cada vez más comunes. En la semana que se llevó a cabo el trigésimo Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) en Mar del Plata se cometieron nueve femicidios. Se suma a esta escalada la represión que se vivió en el propio ENM, donde la policía (en conjunto con una organización neo-nazi) se despachó con balas de goma y gas pimienta contra las mujeres que participaban del encuentro. Otro nombre que se suma a la lista de víctimas fatales del machismo es el de Diana Sacayán, una estoica líder trans.

¿Qué es el femicidio?

12141608_1628674137382642_3726366651707124034_n.jpg

“El término Femicidio es político, es la denuncia a la naturalización de la sociedad hacia la violencia sexista. El Femicidio es una de las formas más extremas de violencia hacia las mujeres, es el asesinato cometido por un hombre hacia una mujer a quien considera de su propiedad.
Desde el Área de Investigación de La Asociación Civil La Casa del Encuentro, desarrollamos el término Femicidio “Vinculado”, partiendo del análisis de las acciones del femicida, para consumar su fin: matar, castigar o destruir psíquicamente a la mujer sobre la cual ejerce la dominación.
En esta definición se registran dos categorías:
Personas que fueron asesinadas por el femicida, al intentar impedir el femicidio o que quedaron atrapadas “en la línea de fuego”.
Personas con vínculo familiar o afectivo con la mujer, que fueron asesinadas por el femicida con el objeto de castigar y destruir psíquicamente a la mujer a quien consideran de su propiedad.”

Del año 2008 al 2014
En 7 años registramos 1808 Femicidios.

Año 2008 = 208 Femicidios y 11 Femicidios “Vinculados” de hombres y niños
Año 2009 = 231 Femicidios y 16 Femicidios “Vinculados” de hombres y niños
Año 2010 = 260 Femicidios y 15 Femicidios “Vinculados” de hombres y niños
Año 2011 = 282 Femicidios y 29 Femicidios “Vinculados” de hombres y niños
Año 2012 = 255 Femicidios y 24 Femicidios “Vinculados” de hombres y niños
Año 2013 = 295 Femicidios y 39 Femicicios “Vinculados” de hombres y niños
Año 2014 = 277 Femicidios y 29 Femicicios “Vinculados” de hombres y niños

Desde Corriendo la voz adherimos a las palabras de Cosecha Roja y de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género que reproducimos a continuación:

“Difundimos las estadísticas de femicidios, los resultados de los observatorios y los registros oficiales que empezaron a funcionar. Difundimos el proyecto de la Ley Brisa, que busca amparar a los niños y niñas que se quedaron sin mamá. Esta semana hicimos necrológicas desgarradoras sobre la militante trans Diana Sacayán, que apareció acuchillada en su casa.

Escuchamos llorar familiares de víctimas, vemos que se esfuerzan por entender cómo pasó y repasan una y otra vez los momentos en los que se podría haber intervenido. En cada historia listamos las reiteradas veces que las víctimas se encontraron con obstáculos para pedir ayuda en la Justicia. Hasta tuvimos que titular: “Él la mató y ella tenía la orden de restricción en la cartera”.
La trama siempre es la misma: la violencia machista mata. Estamos hartxs de contar femicidios.”

Por todo lo dicho es imprescindible la sanción de esta ley. La indiferencia política es cómplice y una rueda de engranaje crucial en la maquinaria machista. Mientras tanto el próximo 25 de noviembre se convoca a una nueva marcha de carácter nacional bajo la consigna de Ni Una Menos.

Tres años tiene Brisa. Quizás poco y nada recuerde a su madre. Quizás, hoy por hoy, este a la buena de Dios como se dice por ahí. Esta ley, salga o no, llevará su nombre en representación de ella y de todos esos hijos a los que el machismo les arrebató sus madres. Una Brisa suave y cálida para paliar tanta mierda y horror. Una ley, otra consigna en contra del machismo asesino. Una ley que tiene que salir.

*https://www.change.org/p/congreso-nacional-ley-brisa-por-el-amparo-a-ni%C3%B1-s-victimas-colaterales-de-femicidios?recruiter=381370488&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=share_page&utm_term=des-md-share_petition-custom_msg&fb_ref=Default

Fuente:

Área de Investigación de La Asociación Civil La Casa del Encuentro



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba