19/10/2015

Concentración de repudio a la represión al Encuentro Nacional de Mujeres

c-62.jpg

Informamos que las organizadoras del evento avisaron que la radio abierta y acto se pasan para el próximo miércoles 21/10, misma hora, mismo lugar, por el estado del tiempo.
Frente a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, en Avenida Callao 237, de la ciudad de Buenos Aires, diferentes organizaciones sociales y feministas realizarán una actividad en repudio a la represión sufrida en el 30° Encuentro Nacional de Mujeres hace una semana en Mar del Plata. A ese hecho se suma el asesinato de Diana Sacayán, activista travesti y el femicidio de al menos 9 mujeres en los últimos días. Con radio abierta y bandas invitadas, se exigirá basta de represión, basta de las violencias machistas.

Miércoles 21 de octubre a las 17:00
Casa de la Provincia de Buenos Aires

⊙ Radio abierta: Claudia Korol, Liliana Daunes y Carmen Verdú.

⊙ Bandas confirmadas:
Sara Hebe DUO MICROCENTRO BIFE KAREN PASTRANA CANDOMBE

Reproducimos:

FRENTE A LA VIOLENCIA, FEMICIDIOS y TRAVESTICIDIOS
¡NOS ORGANIZAMOS! ¡NO LES TENEMOS MIEDO!

¡NO A LA REPRESIÓN AL ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES!

El fin de semana del 10, 11 y 12 de octubre se realizó el 30º Encuentro Nacional de Mujeres (ENM) en la ciudad de Mar del Plata. Más de 60.000 mujeres de todo el país llenamos la ciudad para encontrarnos a debatir sobre nuestras situaciones, vivencias, activismos, las violencias que sufrimos cotidianamente y plantearnos – en los diversos talleres, actividades, debates y manifestaciones artísticas en las plazas, las calles, las escuelas y las universidades- estrategias para enfrentarlas en forma organizada.

Nos encontramos en el ENM para denunciar los femicidios, asesinatos a mujeres, trans, travestis, lesbianas y bisexuales, que se ejecutan cada 30 horas. Nos encontramos en el ENM para decir basta a las violencias de todo tipo, explícitas e implícitas, de las que somos blanco día a día. Nos encontramos en el ENM para gritar nuestro repudio a las redes de trata que se extienden a lo largo y ancho del país. Para exigir aborto legal, seguro y gratuito porque no queremos más muertes de mujeres pobres por abortos clandestinos. Para denunciar los procesamientos y judicializaciones que sufrimos por defendernos cuando matan o abusan de nuestras hijas y nuestros hijos.

El sistema capitalista patriarcal crea, sostiene y reproduce esta violencia sistemática a través de sus diferentes instituciones. No solo a través de las educativas y de la salud sino también con las fuerzas represivas y el aparato judicial, comandadas por los diferentes gobiernos de turno en las provincias y en todo el país, en connivencia con la jerarquía eclesiástica.

Sabemos que las situaciones de violencia no son la mera acción de un machista aislado o un “loco” que no tolera las conquistas de nuestros derechos, sino que son producto de este sistema que reproduce las violencias sistemáticamente desde sus instituciones, que moldean, marcan y sancionan nuestros cuerpos y reivindicaciones en nombre de la santísima trinidad del Estado, la Iglesia y la Policía.

El sábado 10 de octubre, recién llegadas al ENM nos anoticiamos de dos femicidios ocurridos en la ciudad de Mar del Plata. La bronca e impotencia por la impunidad de estos hechos se extendieron y generalizaron atravesando a todas las presentes. Es así que las mujeres decidimos redoblar nuestros esfuerzos, organizamos nuestra ira y salimos a denunciar públicamente para exigir justicia. Les exigimos tanto al intendente de Mar del Plata Gustavo Pulti como al gobernador de la Provincia Daniel Scioli que tomen cartas en el asunto de manera urgente, pedido que se expresó en una movilización que se llevó a cabo el domingo al mediodía en la Municipalidad de Mar del Plata.

Como lo hacemos tradicionalmente desde hace 30 años en cada ENM, el domingo por la tarde/noche las diversas organizaciones y mujeres que lo componemos, realizamos una gran marcha para denunciar año a año y decir basta a las violencias que estamos sufriendo las mujeres y otras identidades no hegemónicas, señalando a los responsables directos y a los responsables políticos. Como todos los años también, gran parte de las mujeres, trans, travestis, lesbianas, bisexuales que participamos, recorrimos las calles y nos dirigimos al centro político de la ciudad en el que se encuentran la Municipalidad y la Catedral -instituciones que encarnan el poder político y eclesiástico que en alianza nos oprimen, pretenden dominar nuestros cuerpos y determinar nuestras vidas-.

En esta oportunidad un operativo policial se había desplegado en la Catedral así como a lo largo de toda la marcha: policías uniformados y de civil que responden a la fuerza bonaerense nos esperaron para amedrentarnos. A este operativo se sumó la convocatoria del neonazi Pampillón -líder de derecha de FONAPA (Foro Nacionalista Patriótico) aliado de Arroyo, candidato a intendente por el frente político Cambiemos liderado por Mauricio Macri-, a concurrir a la Catedral para “defenderla”. Este grupo de neonazis, se encontraba custodiado por la policía de la Provincia de Buenos Aires, fuerza represiva que había recibido las felicitaciones del gobernador y candidato presidenciable, Daniel Scioli, horas antes. La policía y los grupos parapoliciales no actúan sin órdenes y una represión no se gesta y produce sin el aval político de las altas esferas: Scioli y Pulti, son responsables. Pampillón y Arroyo, son responsables.

Cuando nos acercamos a la Catedral a manifestarnos con nuestras voces y nuestros cuerpos, este grupo de neonazis comenzó a atacarnos con insultos misóginos y provocadores, así como a intentar tirar la reja de la Catedral forcejeando con las mujeres que se encontraban afuera. Las fuerzas represivas, decididamente y sin tapujos, comenzaron a tirar gases lacrimógenos, balas de goma y a golpear salvajemente a quienes nos encontrábamos manifestándonos, al grito de “putas” y “lesbianas”. La policía, lejos de contener al grupo de choque de la Iglesia se dirigió exclusivamente a reprimirnos.

Es claro que todo estaba orquestado con anterioridad, evidente es la coordinación entre los “fieles” neonazis y el accionar policial. Así tres mujeres fueron arrastradas y “chupadas” hacia dentro de la Catedral por la policía y varias compañeras recibieron balazos de goma sufriendo heridas además de producir un caos y una desconcentración forzada por los gases lacrimógenos que afectaban a las columnas que se encontraban llegando con mujeres y niñxs de todas las edades.

La violencia no se restringió al ámbito de la marcha, en diversos momentos fuimos amenazadas y agredidas por grupos neo-nazis que circulaban por la ciudad. La alianza está más que clara y no dejaremos de repetirla: la conforman la Iglesia, sus grupos de choque vinculados al frente de Macri -Cambiemos- y la policía que responde a Scioli, unidos sin reparos para enfrentar al movimiento de mujeres, trans, travestis, lesbianas, bisexuales.

A horas de finalizar el ENM, cuando creíamos que ya no era posible seguir siendo víctimas y testigos de tanto horror e injusticia, nos enteramos que la compañera Amancay Diana Sacayán había sido asesinada. El asesinato de Diana, activista travesti que tanto nos enseñó de la lucha, terminó de cerrar un círculo que se traduce en furia y organización. En los siguientes días, fueron siete femicidios más los que se produjeron a lo largo del país, diez femicidios en ocho días, un asesinato cada 15 horas, es motivo más que suficiente para reclamar más fuerte: BASTA DE MATARNOS Y REPRIMIRNOS.

En plena campaña electoral, lejos de la demagogia progre, una orientación política se hace evidente: la agudización de la represión. Las mujeres vivimos por primera vez en un Encuentro un ataque de este tipo y entendimos el mensaje, que es claro: ante nuestra organización, nos responderán con represión. Pero que se sepa: lejos de amedrentarnos nos fortalecemos, nos empoderamos, estamos decididas a que no nos van a parar. Estamos resueltas a salir a las calles a denunciar que la única respuesta del Estado frente a los femicidios cotidianos y las violencias que sufrimos, es la represión. Y ante esto: NOSOTRAS RESPONDEMOS CON MÁS LUCHA Y ORGANIZACIÓN.

Gritaremos una y mil veces si es necesario, para decir: basta, basta de matarnos, basta de represión, basta de las violencias machistas. No dejaremos de repetir que el Estado y la Iglesia son responsables. No tenemos que tener ningún tipo de confianza ni esperanza en quienes son los ejecutores de nuestra opresión, por más discurso progre con el que intenten maquillarse. Debemos darnos nuestras propias herramientas de organización entendiendo que en la lucha será necesaria e imprescindible la unidad.

â–¶ FRENTE A LA VIOLENCIA, LOS FEMICIDIOS y TRAVESTICIDIOS, LAS MUJERES, LESBIANAS, TRAVESTIS, TRANS Y BISEXUALES NOS ORGANIZAMOS!
NO LES TENEMOS MIEDO!

â–¶BASTA DE REPRIMIR Y JUDICIALIZAR A LAS QUE LUCHAN!
â–¶BASTA DE FEMICIDIOS y TRAVESTICIDIOS. EL ESTADO ES RESPONSABLE!
â–¶BASTA DE LESBOTRANSODIO

MEDIDAS YA!:
▶ SEPARACIÓN DE LA IGLESIA Y EL ESTADO
▶ PRESUPUESTO PARA LA IMPLEMENTACIÓN DE LA LEY DE PROTECCIÓN INTEGRAL A LAS MUJERES (26.485)
â–¶ ABORTO LEGAL SEGURO Y GRATUITO!
â–¶ QUE SE INVESTIGUE Y JUDICIALICE A LOS CIVILES QUE PARTICIPARON DE LAS DETENCIONES ILEGALES.

Organizaciones que convocan:
Campaña Nacional contra las Violencias hacia las Mujeres (Aquelarre, Arde Pandora, Autogestiva de Difusión Feminista Las Rancheras Azucenas, COB La Brecha, Colectiva Feminista Las Bartolinas, FOB, FPDS, FPDS-CN, Foro Infancia Robada, Izquierda Revolucionaria, Juventud Guevarista, Marcha Guevarista del Pueblo, Mariposas de Villa París, MULCS, Ñanderoga, Organización Horizontal Proyecto Uno, Pañuelos en Rebeldía, Patria Grande, Proyecto cultural lxs otras, Surcos, compañeras independientes), Mujeres Activando, Mujeres en Lucha – Confluencia MPLD-MTK, Mujeres de Izquierda Socialista, Plenario de Trabajadoras – Partido Obrero, Seamos Libres.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba