16/10/2015

Tinogasta alerta por un proyecto minero de uranio

camioneta_minera_2.jpg

La Asamblea por la vida de Tinogasta interceptó ayer a una camioneta de la secretaría de Minería de la Provincia de Catamarca que bajaba de Las Higueritas y le impidieron el avance durante algunas horas, exigiendo una explicación sobre su accionar en la zona. La Retaguardia dialogó con la militante Karina Olmos para ampliar esta información. Por La Retaguardia


camioneta_minera.jpg

La población de Tinogasta, en Catamarca, viene desde el año 2007 organizándose contra la minería a cielo abierto y el impacto ambiental negativo que genera esta actividad. Sus denuncias se visibilizaron en febrero de 2012, cuando recibieron una feroz represión mientras se manifestaban. Aquella vez, un llamado telefónico nos despertó muy temprano por la mañana: era Karina Olmos, a quien le habíamos dejado nuestro número el día anterior por si sucedía lo temido. La asambleísta, sin conocernos, confió en nuestro interés y generó con sus gritos desesperados en el teléfono, mientras se refugiaba en una camioneta con sus hijas, una transmisión especial de Radio La Retaguardia y la Red Nacional de Medios Alternativos.

Esta vez la llamamos nosotros, al enterarnos del bloqueo selectivo, impidiendo solo el paso de la camioneta minera.

En la zona de Las Higueritas, a sólo 7 kilómetros del casco urbano de la ciudad, se busca implementar un proyecto minero de uranio que las organizaciones y asambleas ambientalistas intentan frenar, “Estamos una vez más con un incidente en Tinogasta, asediados por la política de estas mineras. Hoy están ingresando permanentemente camionetas de la policía minera. Pudimos interceptar una que viene directamente de la secretaría de Minería de la provincia de Catamarca. Allí había tres personas que nos dijeron, mentira, que venían a sacar muestras del agua de esta zona”, denunció. La asambleísta detalló que esperaban la llegada de una autoridad que dé explicaciones sobre lo que se está haciendo en el lugar. Sabemos que está nuestra seguridad, nuestra agua, nuestro aire. “Son muchos años en esta lucha y estamos acá esperando saber a qué ingresó esta camioneta a las 16 aproximadamente”. Cerca de las 20, y sin haber recibido ninguna información, una asamblea en el lugar decidió liberar el paso a la camioneta.

Las mineras tienen su propia gorra

La Policía Minera es una fuerza estatal que resguarda los sedimentos mineros: “Esa es la función que dicen que tienen, siempre están con gente contratada para trabajos mineros y entran a la zona de Las Higueritas. Pudimos llegar allí y encontramos que están las marcaciones y mojones. No se cumple la promesa de la gobernadora (Lucía) Corpacci cuando dijo que no iba a haber uranio en Tinogasta. La Policía Minera es una fuerza pública que protege a las empresas”, expresó Olmos.

“En la camioneta a la que le impedimos el paso hay tres personas, dos hombres y una mujer. Ellos dicen que dependen de la secretaría de Minería y que fueron enviados para hacer un monitoreo del agua. No nos muestran ningún papel. Sabemos que estas cosas no se informan ““denunció Olmos-. Hay presencia policial de la regional de acá, de Tinogasta. Sabemos lo que nos puede pasar porque ya vivimos dos represiones, pero sabemos también que tenemos derecho a saber qué están haciendo”.

La asambleísta recordó que un viceintendente que se candidatea para la reelección, en el marco de la campaña y a conciencia de que la lucha anti-minera es una reivindicación fuerte en Tinogasta, “hizo una presentación y se aprobó una ordenanza donde todo este sitio de Las Higueritas se declara turístico y libre de contaminación”.

Aunque los medios de comunicación zonales evitan informar la situación de la lucha de las asambeas antimineras, en Tinogasta la población ya se acostumbró a coordinar la difusión a través del boca a boca: “Funciona desde hace mucho y la gente va llegando. Ahora está corriendo el viento Zonda que es muy fuerte y lo mismo estamos acá. Aguantamos porque sabemos que no nos queda otra”, concluyó Olmos, refugiada en un vehículo para que el viento no interfiriera el diálogo. Esta vez, al menos, se refugió del viento, no de la policía.

Audio de la entrevista:



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba