01/10/2015

Un nuevo espacio para la lucha contra la trata

1-1878.jpg

Este miércoles 30 de septiembre, la agrupación Madres Víctimas de Trata inauguró su primer local en Santiago del Estero 1662, barrio de Constitución de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Desde Enredando las Mañanas nos comunicamos con Silvia, una de sus integrantes y madre de Milagros, una joven recuperada de las redes. Por RNMA


Descargar AUDIO

Madres Víctimas de Trata es un espacio, cuenta Silvia, conformado por diez familias que buscan a sus hijas: “Por suerte la mía, que se llama Milagros González, apareció con vida y está internada en un psiquiátrico. A Margarita Meira se la mataron hace 23 años. Está el caso de Sofía Herrera, de Dana Pecci, de Mariana Casal desaparecida hace 13 años, de Florencia Penacci obviamente, un grupo bastante organizado el tema de madres. Nosotras nos dimos cuenta que solas no hacemos nada; la una por un lado, la otra por el otro, es un desastre. Entonces empezamos a armar un espacio”.

Desde Madres exigen acciones al Estado: “que modifiquen la ley que tenemos que es muy buena, estamos pidiendo cinco puntos básicos en esto de querer ayudarnos y ayudar a los demás (“¦) Tenemos, sí, la ayuda de la Protex”“la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas- que fue quien encontró a Maida Castro, que desapareció en el 2010 secuestrada por una red de trata y después a los dos días de su secuestro la mataron y se la dieron a un dogo, y la enterraron como NN. Nosotras estamos pidiendo, en primer lugar, un subsidio para las madres, porque cuando a una le desaparece un hijo o hija, vendés todo, hasta lo que no tenés para encontrarla. Después estamos pidiendo que este delito de trata no prescriba, y sea de lesa humanidad, porque 25 años después te encontrás con el proxeneta y no podés hacer nada, o en el caso de Florencia Penacci que ya va a cumplir diez años la causa y va a caducar y nadie la sigue buscando. Estamos pidiendo el cotejo de las huellas digitales que es imprescindible en estos casos para desaparecidos y el banco de ADN que se utilizó por los crímenes de la dictadura, que se siga utilizando para las desaparecidas en democracia. Nuestras hijas son desaparecidas en democracia. Y también que se cierren los prostíbulos, no puede haber más un prostíbulo abierto”.

La denuncia de Silvia de la inacción del Estado es clara. Más allá de la intervención del Protex en la identificación de los restos de Maida Natalí Castro, que esperan que continúe en las restantes búsquedas, más allá de discursos y medidas espectaculares relacionadas con la trata para decir que se están desarrollando políticas, las Madres sostienen que no han obtenido respuestas por parte de las instituciones que deberían apoyarlas desde el Estado: “Las causas de nuestras hijas están cajoneadas. Tenemos el caso de Mariana que desapareció hace 13 años y que al segundo día de desaparecida le cajonearon la causa. En el caso de Milagros, [el responsable] no está detenido, teniendo todo para que haya presos, no tenemos a nadie imputado (“¦) somos las mismas familias las que salimos a buscar y las pocas que encontramos con vida es porque la justicia no las buscó, las buscó la familia entera”.

La integrante de Madres, mamá de Milagros, no oculta su satisfacción por el nuevo logro: “Hoy es la inauguración del espacio de la organización, tenemos un grupo de abogados querellantes que son militantes que se van a encargar de las causas. Tenemos la ayuda en psicología de las Madres de Plaza de Mayo que nos vinieron a atender, porque la verdad es que nosotras quedamos muy destruidas. Cualquier mamá a la que le desaparece un hijo o una hija, queda destruida. Y que el Estado sepa que nosotras estamos, que más allá de Susana Trimarco, que admiramos su lucha y que es una mujer increíble que sigue buscando a su hija, acá somos más mamás que somos víctimas de esta tragedia (…) y como siempre decimos, “no parimos putas para el estado”.

Red Nacional de Medios Alternativos – rnma.org.ar
estamos en: facebook / twitter / youtube



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba