25/06/2015

Minutouno: “No es un golpe de estado, no es una revolución, es solamente un grupo de gente haciendo lo que siente que tiene que hacer”

minuno.36.jpg

El sábado 20 de junio dos periodistas fueron despedidos de la redacción de Minutouno. Desde hace cinco días los trabajadores realizan un cese de tareas como medida de fuerza para ser escuchados en sus reclamos y lograr la reincorporación de sus compañeros despedidos. Ayer unos 300 trabajadores junto con el nuevo sindicato de prensa (SIpreBA) se movilizaron hasta la empresa. Desde ANRed compartimos la carta que escribió uno de los trabajadores que se encuentra en lucha en la que describe la situación laboral en la que se encuentran.


20150624_143254.jpg

Ayer 300 trabajadores de prensa de diferentes medios marcharon al portal de noticias Minutouno del empresario Cristóbal López que arbitrariamente despidió a dos delegados que habían realizado reclamos salariales. Uno de los delegados despedidos Livchitz expreso, “Este ataque va más allá de los dos despidos antisindicales. Es el primer paso de la empresa por vulnerar nuestro convenio colectivo y nuestro estatuto. Para eso tenían que socavar nuestra organización como trabajadores. Y si hay algo que se los impide es la fortaleza con la que reaccionaron todos mis compañeros, la entereza con la que mantienen la medida de fuerza y el apoyo recibido por todo el gremio de prensa”.

En este contexto, luego de cinco días de medidas de fuerza, compartimos la carta escrita por un trabajador de Minutouno:

Hoy es nuestro cuarto día de paro en minutouno.com, después de que el sábado pasado despidieran a dos periodistas. En este momento mis compañeros están sentados frente a sus máquinas sin hacer nada, y aunque pueda parecer algo fácil, no lo es.

Hace cuatro días que nadie escribe una nota, que nadie hace una entrevista, que nadie arma una foto, que nadie levanta un teléfono. Se llora, se piensa, se charla y por momentos hasta se hace algún chiste en medio de un pase de mate tratando de que alguien cambie la cara. Pero nadie está bien.

Lo hacemos sin banderas, sin sindicatos, sin ánimos políticos, con angustia y con tristeza, lo hacemos periodistas, diseñadores, editores y redactores, lo hacemos personas. Porque nos duele, porque queremos que vuelvan, porque ninguno quiere tener que pedir disculpas por no haber hecho algo cuando lo tenía que hacer, porque no debe haber nada peor que tener que hacerlo, porque mañana es tarde, porque mañana podemos ser nosotros.

Todos tenemos miedo, claro, y nos dicen que no van a volver, que no nos van a pagar, que nos hagamos cargo de esto que hacemos, que es ilegal, que trabajemos porque no va a pasar; pero seguimos acá. Hace cuatro días que seguimos acá. No es un golpe de estado, no es una revolución, es solamente un grupo de gente haciendo lo que siente que tiene que hacer.

Redacciones de otros medios nos apoyan mandando fotos con banderas y carteles, con imágenes en redes sociales, con mensajes, con llamados, con hashtags en Twitter, con notas, algunos lo dicen en radio y otros en tele. Mañana a las 13 hs todos vamos a estar en Fitz Roy 1940, en la puerta de m1, intentando volver a escribir. Nos vemos ahí.

11406321_844953322220090_5147747107932662234_o.jpg

11062313_844953278886761_3389932653638071585_n.jpg



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba