16/06/2015

¿Abandono de persona o femicidio vinculado?

image557c360ea52eb5.30021094.jpg

El miércoles 10 de junio, Milagros Melina Benítez, de un año y once meses, fue trasladada por su madre Celina Benítez, y su padrastro, Luis Carlos Alonso, al Hospital Materno Infantil Comodoro Hugo Meisner de Derqui, en el partido de Pilar, sin signos vitales. Pocas horas después de la muerte de la niña, ambos fueron detenidos. Si bien la causa de la muerte de la beba fueron los golpes que le propinó Alonso, la mujer fue detenida por “abandono de persona”. Difundimos comunicado de la Coordinadora Feminista Antirrepresiva


El miércoles 10, Milagros Melina Benítez, de un año y once meses, fue trasladada por su madre, Celina Benítez, y su padrastro, Luis Carlos Alonso, al Hospital Materno Infantil Comodoro Hugo Meisner de Derqui, en el partido de Pilar, sin signos vitales. Tenía huellas de abuso sexual y lesiones ““desde golpes hasta quemaduras- en todo el cuerpo. Pocas horas después del deceso, la pareja de la mamá de la beba fue detenido Jefatura Departamental de San Martín: estaba al cuidado de la niña mientras la mujer trabajaba fuera de la casa. En tanto que ella fue detenida por “abandono de persona”, y ya fue trasladada a una unidad carcelaria de La Plata. La fiscal interviniente es Carolina Carballido Calatayud, titular de la Unidad Especializada en Violencia de Género de Derqui, Departamento Judicial de San Isidro.

No es la primera vez que esta funcionaria judicial acusa bajo la carátula de “abandono de persona”: fue el mismo cargo que le atribuyó a Yanina González, una joven pobre con discapacidad intelectual, madre de Lulú. La pequeña murió como consecuencia de una golpiza propinada por la pareja de la mamá, Alejandro Fernández, pero el femicidio vinculado ““asesinato cometido por el femicida con el objeto de castigar y destruir psíquicamente a la mujer a quien considera de su propiedad-, quedó fuera de la investigación cuando las pruebas señalan a un único responsable: Fernández.

Y en ese punto es necesario considerar que Carballido Calatayud está al frente de una Unidad Especializada en Violencia de Género pero que en los casos de Lulú y Yanina, así como en el de Milagros y Celina, no contempló esa perspectiva si no que se interesó por responsabilizar a las madres ““también víctimas, a quienes las imputa por “omisión” pero desconoce que estas “garantes” del bienestar de las/os niñas/os no tienen posibilidad real de salvarlas/os, ya que hasta carecen de los medios necesarios para defenderse a sí mismas. La agente judicial exige conductas heroicas a quienes son sometidas a un régimen de tortura doméstica y cotidiana.

Entonces, ¿Cómo van a escapar las Yaninas y las Celinas de sus casas si funcionarias como Carballido Calatayud no reconocen su victimización? Sin entender ““ni atender- las dinámicas de la violencia y con imputaciones discriminatorias, prejuiciosas e incorrectas, la funcionaria del Estado no cumple con su obligación de prevenir, investigar y sancionar las agresiones contra las mujeres. Es por eso que en febrero pasado elevamos un pedido a la Procuraduría General de la Provincia de Buenos Aires un informe acerca de la designación de la fiscal interviniente y el desarrollo de su desempeño. Sin respuestas, volvimos a enviar otro para exigir que fiscales, jueces/zas y funcionarios/as judiciales se formen y tengan competencias para tratar adecuadamente estos casos, así como mecanismos que regulen sus nombramientos.

Sobre el rol de los medios

Si bien los medios de comunicación hicieron eco de manera masiva de la convocatoria “Ni una menos” y se mostraron “sensibilizados” frente a las violencias contra las mujeres, son los/as mismos/as periodistas y comunicadores/as quienes informan sobre el caso de Milagros y Celina sin perspectiva que se posicione en el marco de los derechos humanos. Las transmisiones demuestras una doble moral al tomar el hecho de manera aislada, sin tener en cuenta el contexto previo, aportando datos escabrosos y dejando sin posibilidad de palabra a las personas directamente involucradas se suman a la espiral de agresiones.

Por todo lo anterior la Coordinadora Feminista Antirrepresiva exige:

Libertad para Celina Benitez

Justicia para Milagros

Contactos de prensa:

lacoordinadorafeminista@gmail.com

Sabrina Cartabia: 1561632546
Rosario Castelli: 1556011432



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba