27/05/2015

Feminismo organizado, tiró abajo al magistrado

chau_piombo_1.jpg En la tarde-noche de ayer se conoció la noticia de que el juez y profesor titular de las cátedras de Derecho Internacional Privado y Derecho Internacional Público, Horacio Piombo, renunció a su cargo docente de la Facultad de Derecho y Ciencias Jurídicas de La Plata. Esta renuncia no debe ser entendida como un hecho aislado, como una decisión individual de un hombre, sino como la consumación de un largo proceso de lucha, de organización y de reclamo encabezado por estudiantes y docentes de esa casa de estudios, acompañado por trabajadores y trabajadoras del derecho, que vieron reflejados en una acción sus intentos cotidianos por construir una justicia (y abogados y abogadas) antipatriarcal. Por ANRed.


Luego de los cuestionados fallos, que hicieron célebre en los medios nacionales al juez Horacio Piombo, se conoció la renuncia del magistrado a su cargo como docente de la cátedra de Derecho Internacional Privado, de la Facultad de Derecho de la UNLP.

Esta acción cerró, en primera instancia, un largo ciclo de luchas y reclamos que encabezaron los estudiantes de esa casa de altos estudios organizados en asambleas y en coordinación con otros colectivos de docentes, abogados y grupos feministas y antipatriarcales.

chau_piombo_2.jpg

Con la renuncia de Piombo, estos grupos mostraron una clara iniciativa por disputar los sentidos en relación al tipo de profesionales que buscan formarse en esta facultad, en la clase de abogados en que quieren convertirse; pero también, dejó al descubierto la complicidad de ciertos sectores de las dirigencias políticas que co-gobiernan el rectorado de La Plata, con docentes machistas, homofóbicos e incluso, vinculados estrechamente a la última dictadura cívico-eclesiástica-militar.

“Tenemos la convicción de saber que queremos ser abogadxs para el pueblo, y de que no queremos Jueces machistas y homofóbicos en la universidad pública. Desde ahí nos paramos para dar esta lucha. Una lucha que no empezó ayer, sino que viene aflorando producto de la lucha dentro y fuera de la universidad, impulsada por vastas organizaciones sociales desde hace muchos años”, expresó Damian Brumer, militante del Movimiento Independiente Universitario (MIU-CAUCE) y exconsejero estudiantil por la minoría.

Consejo Directivo, donde se expresó el repudio de los estudiantes

Alrededor de unos 400 estudiantes presenciaron la sesión del Consejo Directivo de la Facultad de Derecho.

Dos grupos se podían diferenciar de aquel contingente: por un lado la histórica Franja Morada, el brazo estudiantil de la UCR, y pertenencia política de las autoridades de esa casa de altos estudios; y por otro, una multitud de agrupaciones y estudiantes no agrupados, que integraban la asamblea que durante las últimas dos semanas estuvo reclamando la destitución del Juez Piombo, acompañados además por la Federación Universitaria de La Plata (FULP) y trabajadores y trabajadoras de la justicia.

chau_piombo_3.jpg

La sesión, que se dio en medio de cánticos entre ambos sectores, comenzó con la apertura del decano, Vicente Atela, quien le cedió la palabra a uno de los consejeros estudiantiles perteneciente a Franja Morada. Inmediatamente, el consejero estudiantil pidió el juicio académico para el magistrado.

Pero, prácticamente no pudo hablar dado que la Asamblea estudiantil le reprochó con canticos y gritos la falta de reacción de su agrupación (que conduce de manera ininterrumpida el Centro de Estudiantes de esa facultad), que calló cuando en 2011 el mismo profesor y juez había sido denunciado por otro fallo machista y patriarcal, momento en el que la conducción de esta institución educativa hizo total silencio ante los reclamos, y denunciaron que intervinieron en el conflicto contra Piombo cuando el caso llegó a los medios de comunicación nacionales.

chau_piombo_4.jpg

Después de este entrecruce de acusaciones, desde el Consejo le cedieron la palabra al presidente de la FULP, Darío Estevez, quien dijo que “estemos hoy acá exigiendo esta destitución y es muy importante porque no se trata de un caso aislado, no se trata de un fallo puntual” y agregó: “que estemos hoy acá, es parte de una discusión muchísimo más amplia sobre la universidad que tenemos. Y la universidad que tenemos ampara la homofobia”.

“Este Consejo Directivo es un primer paso, porque además tenemos que discutir que ningún cómplice de la dictadura esté dando clases en la universidad pública, que ningún cómplice de las violaciones a los derechos humanos esté en la universidad pública”, concluyó.

chau_piombo_5.jpg

Además, expresaron su repudio al fallo, y a la figura misma del juez Piombo, haciendo uso de la palabra en el Consejo Directivo, una integrante de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), y un representante de la organización de ex detenidos y desaparecidos de La Plata.

Por último, el repudio tomó la voz de Ignacio Saffarano, estudiante de derecho y representante de la Asamblea de estudiantes de la facultad, quien fue elegido para hablar en el Consejo.

chau_piombo_6.jpg

“La asamblea y la movilización estudiantil es la que logró que se hiciera este Consejo, y acá hay que decir que Piombo no es el único problema; Piombo no es la manzana podrida del cajón”, remarcó el asambleísta. “Piombo es un integrante más de un sistema, que es el Poder Judicial, un Poder Judicial que está enquistado hace años, y que reproduce fallos machistas y patriarcales”, sentenció.

La sesión apenas prosiguió unos minutos más en medio de los cánticos y griteríos, que estallaron cuando el decano anunció que el docente, Horacio Piombo, había “presentado su renuncia una hora antes” del inicio del Consejo Directivo, la cual fue “aceptada de inmediato”, según expresó la máxima autoridad de esta casa de estudios.

Así, el juez Horacio Piombo, se sumó al destino inevitable que encabezó su par Sal Llargués, también docente y juez, y también acusado de protagonizar los fallos machistas y homofóbicos que repudió con tanto ahínco el movimiento estudiantil de Derecho en particular, y de toda la universidad en general, quien el 1ro de agosto del año pasado había presentado su renuncia.

Un hecho histórico, que marca una bisagra en la lucha antipatriarcal en la UNLP

“Lo sucedido en la jornada de ayer, marca un antes y un después en la facultad de Derecho y en la lucha del movimiento de la ciudad de La Plata”, señaló Damián Brumer. Y agregó: “haber podido cuestionar a un docente, con un poder e investidura inmenso en el la facultad y en el Poder Judicial, es una muestra cabal de que estudiantes y graduados, podemos y debemos darnos el desafío de problematizar abiertamente qué docentes están formando a los futuros abogados, y qué contenidos y criterios pedagógicos se imparten”.

Además, el graduado de esta casa de altos estudios, remarcó que “Piombo no es un caso aislado, es un engranaje más de la cadena de docentes y funcionarios judiciales comprometidos con el machismo, la heteronorma, la xenofobia y la homolesbobitrasnfobia”. Y sentenció: “por eso, la renuncia de Piombo es un paso gigante de un camino que es largo y que debe tener una fuerte continuidad, que nos permita erradicar esas concepciones de todos los órdenes de la sociedad”.

chau_piombo_7.jpg

Pero, más allá de la satisfacción que significó para todos los organizados a partir del repudio a los fallos machistas del magistrado saliente, Brumer denunció que la renuncia de Piombo poco antes de la sesión del Consejo Directivo, “no significó una expulsión ni el inicio de un Juicio Académico en su contra con su consecuente suspensión”. A lo que agregó que “se evidenció cómo la corporación de docentes y funcionarios judiciales que rigen los destinos de la facultad, siguen operando para evitar tener que comprometerse levantando la mano y votando el Juicio Académico de un colega”.

Así mismo aclaró que “la renuncia no es una expulsión, y por lo tanto no sienta un precedente, pero no deja de ser un enorme triunfo de estudiantes y graduados organizados”.

Camaleónicas posiciones de la UCR ante el accionar de Piombo

Otro de los aspectos que remarcó Brumer, en sus reflexiones en torno a lo sucedido ayer en la facultad de derecho, tuvo que ver con las camaleónicas posiciones oportunistas de la Franja Morada-UCR, en su co-gobierno de esa casa de estudios. “Otro saldo que dejó la jornada de ayer es la reafirmación del oportunismo de la Franja Morada y las autoridades radicales”, se refirió el militante del MIU ante lo sucedido.

chau_piombo_8.jpg

En relación a esto, el militante estudiantil explicó que “en el año 2011, siendo Consejero Directivo del MIU, por la minoría estudiantil, y llevando la voz y voto de los estudiantes organizados en Asamblea, presenté un pedido de Juicio Académico a Piombo en una sesión del Consejo, a raíz de los argumentos sexistas y discriminatorios vertidos por este Juez en el polémico fallo “Avalos” (fallo que le valió el inicio de un Jury de Enjuiciamiento a Piombo)”. Y agregó: “ese cuerpo ni siquiera quiso tratar el tema y la misma Franja Morada argumentó que esa resolución judicial aún no se encontraba firme”.

“Una de dos, o ayer los militantes de Franja Morada y las autoridades radicales repentinamente reflexionaron y cambiaron de parecer, algo muy poco probable conociendo sus prácticas, y maneras de pensar y actuar, o se vieron obligados y presionados a dar respuesta a un movimiento de estudiantes y de graduados que ya no soportamos más esta situación, mal que les pese”, concluyó.

Justicia patriarcal

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 3 de San Martín condenó en el año 2012 a Mario Tolosa por abuso sexual gravemente ultrajante cuya víctima es un niño que hoy tiene 11 años de edad.

Este fallo fue recurrido ante el Tribunal de Casación Penal, el cual le redujo la pena al victimario casi a la mitad argumentando que no se configura más que un simple abuso sexual, ya que -entre otras cuestiones-, menciona que descartaron el agravante de “aprovechamiento de estado de indefensión de la víctima”.

chau_piombo_9.jpg

También describieron que la víctima “ya demostraba familiaridad en la disposición de su sexualidad” y que presentaba “una precoz elección de esa sexualidad”.

Ambos magistrados ya habían protagonizado un hecho similar cuando en el año 2011 solicitaron la reducción de la pena impuesta a un Pastor acusado de abusar de dos niñas de 14 y 16 años, argumentando que “son de un nivel social que acepta relaciones a edades muy bajas”.

A raíz de este fallo, Piombo está atravesando hoy un Jury de Enjuiciamiento.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba