20/05/2015

Causa baleados RNMA: La elevación a juicio contra los tres metropolitanos es inminente

El hecho ocurrió el 12 de marzo del 2013 cuando la policía disparó con armas de fuego contra los manifestantes hiriendo a tres personas entre ellos dos integrantes de la RNMA. El juicio que comenzaron las víctimas Germán de los Santos y Esteban Ruffa es llevado adelante por la CORREPI. En el programa Enredando Las Mañanas del pasado 12 de mayo entrevistamos a la abogada de la querella, María del Carmen Verdú, quien nos actualizó información sobre la causa. “Nosotros desde el inicio de la querella plateamos la imputación contra el conjunto, no solo de las cúpulas policiales Federal y Metropolitana, sino en particular en el caso del operativo metropolitano de los responsables políticos”, nos comentó. Por RNMA

rnma_baleados.jpg


ELM: Conocíamos cerca del fin de semana sobre estos avances, y algunos no tanto, dentro de la causa de los compañeros baleados de la RNMA.

MCV: Si, tratemos de hacer un pequeño resumen. Como bien señalabas ocurrió el 12 de Marzo de 2013 cuando el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, con un operativo de la Policía Metropolitana, intentó desalojar el acampe en la Plaza Seca del Centro Cultural General San Martín y la Sala Alberdi que estaba tomada desde Agosto de 2010 por estudiantes y talleristas, reclamando y defendiendo este espacio cultural que el Gobierno de la Ciudad pretendía cerrar como, finalmente, lo lograron hacer. En este marco, la Policía Metropolitana, disparó utilizando proyectiles de escopeta cargados con postas de plomo contra los manifestantes y, además de herir a un manifestante particular hirieron también a dos compañeros de la RNMA, a un compañero de DTL y a otro de ANRed, Germán de los Santos y a Esteban Ruffa, que se presentaron como querellantes en la causa con el patrocinio de CORREPI.
Venimos sosteniendo el impulso de esta causa desde la movilización y la denuncia pública, y desde el trabajo técnico en conjunto la RNMA, CORREPI y el ENECA. En este marco ya hemos llegado al punto de determinar quiénes fueron los policías metropolitanos que dispararon que están con procesamiento firme y muy pronta la causa a elevarse a juicio para que sean juzgados por triple homicidio calificado en tentativa, imputación que no solamente hacemos desde la querella sino que también hemos logrado que la propia fiscalía tenga que admitir que técnicamente corresponde imputarle, no lesiones, no abuso de armas, sino homicidio calificado en grado de tentativa porque cualquiera de los tres compañeros pudieron haber muerto.
Pero además veníamos insistiendo desde la querella y con cierto tibio apoyo de la fiscalía en la situación de la Policía Federal que, si bien no intervino directamente en el operativo, armó una contención para tratar de evitar que mas compañeros se acercaran a apoyar a los resistentes en la Sala Alberdi y además ahora tenemos acreditado en la causa que tenían una orden expresa de la superioridad de no intervenir hiciera lo que hiciera la Metropolitana. Evidentemente al haber demostrado también que los policías federales, en particular, quienes estaban a cargo de la parte federal, el comisario Calviño y el comisario de la Comisaría Tercera, Camero, tomaron conocimiento de que existían heridos de armas de fuego con balas de plomo; que todo el sistema de comunicación del SAME está vinculado a la Policía Federal así que sabían lo estaba ocurriendo y además hubo infinidad de llamados al 911 diciendo que estaban tirando con balas de plomo y que había heridos y, a pesar de eso, cumplieron con ese modo de intervenir y la sostuvieron, ese es el motivo por el cual ahora surge una segunda causa en el foro correccional, no en el de instrucción porque, lamentablemente, la jueza entiende que es un delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público y no de participación necesaria en los homicidios, que era nuestro planteo originario. Entonces ahora tenemos esta segunda causa en la que naturalmente continuaremos ejerciendo rol de querellantes también contra la policía federal.

ELM: ¿Qué estaría frenando esta elevación a juicio de estos responsables materiales?, y, ¿podemos identificar a los responsables ideológicos de esta movida?

MCV: Nosotros desde el inicio de la querella plateamos la imputación contra el conjunto, no solo de las cúpulas policiales Federal y Metropolitana, sino en particular en el caso del operativo metropolitano de los responsables políticos, ministro de seguridad, jefe de la policía metropolitana, el ministro de cultura que fue quien dirigió la realización del operativo junto a la fiscalía y, por supuesto, el Jefe de Gobierno. En ese punto ni la jueza ni el fiscal nos han acompañado y no hemos tenido avances. La elevación a juicio contra los tres metropolitanos Pereyra de la Rosa, que también está imputado en la causa del Parque Indoamericano, Ledesma y Acosta es inminente. Nosotros desde la querella ya hemos formulado la requisitoria y le está corriendo el plazo al fiscal que se interrumpió momentáneamente porque había que resolver esta cuestión previa de la causa contra los federales. Un dato que no es menor, así como en su momento denunciamos quienes eran los estudios carísimos y prestigiosísimos que defendían a los metropolitanos entre los que se cuenta con un rol estelar del estudio de la esposa del actual Ministro de Seguridad del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el Doctor Guillermo Montenegro, ex juez federal. Los policías federales también han designado ya a sus defensores y en este caso no son ni defensores particulares a los que se les este pagando como cualquier cristiano que va a juicio, ni tampoco defensores oficiales como tienen que aceptar el 90% de los presos sin plata. Se trata de funcionarios de planta del Ministerio de Seguridad de la Dirección de Asuntos Jurídicos División de Asuntos Penales que dependen directamente del Ministerio de Seguridad y que intervienen según la legislación que dio origen hace varias décadas a esta plaga judicial dentro del Ministerio en causas en la que son parte integrantes del aparato represivo federal que no se opongan a los lineamientos de la fuerza ni de las instituciones estatales. Es decir, que cada vez que aparezcan estos abogados en una causa penal contra policías, gendarmes o prefectos uno ya tiene la declaración pública del Estado argentino del gobierno de turno de que ese hecho particular lo consideran dentro de la función policial y debe ser defendible institucionalmente. Esto sucede con fusilamientos de gatillo fácil, con causas por torturas y también ahora en este caso concreto de represión a la protesta social.

ELM: Seguramente, pronto esperamos tener novedades respecto a la fecha para la elevación a juicio.

MCV: Esperamos que en el curso, probablemente, del año que viene se pueda hacer el debate por lo menos toda la parte de ofrecimiento de prueba y seguramente los defensores se encargarán de pedalear todo lo que puedan como suele suceder. Nosotros seguiremos desde la RNMA, el ENECA y CORREPI usando el espacio público en toda su extensión para fortalecer con la movilización y con la denuncia pública esta causa que realmente tiene muchos elementos para que la consideremos paradigmática para poner en evidencia como funcionan, día a día, las políticas represivas del Estado.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba