19/05/2015

Inocencia robada

casacion-horacio-piombo-daniel-forneri_claima20150518_0085_28.jpg

Los jueces Horacio Piombo y Benjamín Ramón Sal Llargues en un fallo polémico redujeron la condena al violador de un niño de 6 años. La misma fue reducida a casi la mitad: de 6 años a 3 años y dos meses. En el fundamento de la sentencia se trata sobre una definición conceptual que violenta los principios básicos de protección de derechos de los niños. Organizaciones de género, estudiantiles y de abogados se manifestaron en contra de este fallo por utilizar “argumentos discriminatorios, desde un perspectiva machista y homofóbica”. Por ANRed


El Tribunal Oral en lo Criminal N° 3 de San Martín condenó en el año 2012 a Mario Tolosa por abuso sexual gravemente ultrajante cuya víctima es un niño que hoy tiene 6 años de edad. Este fallo fue recurrido ante el Tribunal de Casación Penal, el cual le redujo la pena al victimario casi a la mitad argumentando que no se configura más que un simple abuso sexual, ya que -entre otras cuestiones-, menciona que descartaron el agravante de “aprovechamiento de estado de indefensión de la víctima” porque el abusador no sabía que el niño ya había sido violado. También escribieron que la víctima “ya demostraba familiaridad en la disposición de su sexualidad” y que presentaba “una precoz elección de esa sexualidad” .

Ambos magistrados ya habían protagonizado un hecho similar cuando en el año 2011 solicitaron la reducción de la pena impuesta a un Pastor acusado de abusar de dos niñas de 14 y 16 años, argumentando que “son de un nivel social que acepta relaciones a edades muy bajas”. A raíz de este fallo, Piombo esta atravesando hoy un Jury de Enjuiciamiento.

jueces.jpg_35960795.jpg

El fallo fue repudidado por La Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), que expresó su “estupor” por la resolución.
Asimismo integrantes del Movimiento Independiente Universitario (MIU) y La Ciega, Colectivo de abogadxs populares, manifestaron mediante un comunicado difundido por las redes sociales, su postura al respecto “Una vez más, Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués, jueces del Tribunal de Casación Penal de la Provincia de Bs. As., dictaron un fallo vergonzoso, utilizando argumentos discriminatorios desde una perspectiva machista y homofóbica”. Este mismo colectivo en el año 2011 habia realizado una asamblea en la Facultad de Ciencias Jurídicas y sociales de la UNLP para problematizar el hecho que el juez Piombo, es profesor de la casa de altos estudios “Ese mismo año, realizamos una asamblea en la facultad para problematizar que un docente -Piombo- dé clases y nos forme como futurxs profesionales. Nos movilizamos también para que el Consejo Directivo se expida repudiando ese fallo nefasto, pero el Consejo ni siquiera quiso tratar el tema, silenciando y encubriendo a un docente que continua en las aulas hasta el día de hoy formando abogadxs” (“¦) ” un juez que nuevamente dicta un fallo con estos criterios, y que al día de hoy está atravesando un Jury de Enjuiciamiento, no puede continuar al frente de sus clases formando profesionales. Estamos convencidxs de que nuestro rol como estudiantes y abogadxs debe ser combatir las prácticas patriarcales y machistas fuertemente arraigadas en el ordenamiento jurídico y en el Poder Judicial” asi lo manifestaban integrantes del MIUy La Ciega.

Finalmente, debe tenerse presente que en este caso se encuentra en juego el derecho fundamental del niño a la protección contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, incluido el abuso sexual, mientras el niño se encuentre bajo la custodia de los padres, de un representante legal o de cualquier otra persona que lo tenga a su cargo, tal como dispone la Convención Sobre los Derechos del Niño en su artículo 19, derechos que han sido doblemente vulnerados, primero por su victimario y luego por el estado, corporizado en sus jueces.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba