17/05/2015

Qom: víctimas de violencia, homicidio y desalojos e invisibles en Buenos Aires

11060844_862160493849432_2502834140258182658_n.jpgDesde hace más de 90 días, indígenas de las comunidades Qom, Pilagá, Wichi y Nivaclé intentan hacerle saber a los poderes públicos políticos la situación de la que son víctimas. Según afirman sus líderes, en las comunidades de Formosa mueren por desnutrición, tuberculosis, mal de Chagas y también por gatillo fácil, pero las causas judiciales duermen en los juzgados. Félix Díaz contó sobre el avasallamiento que sufren y la indiferencia de los grandes medios periodísticos nacionales y de todo el espectro político argentino. Por Rubén Larrondo, werken de Organización Nación Mapuche.


Félix Díaz es Qarashé de su comunidad Qom. Algo que la cultura occidental entendería como Líder, caudillo, cabecilla de un reclamo por derechos avasallados. Desde hace 3 meses acampa en el corazón de la ciudad de Buenos Aires que lo ignora del mismo modo que todos los representantes políticos del país. Pero los Pueblos Originarios tienen su tiempo para cada cosa. Parecen lentos en reaccionar, cuando en realidad, sólo esperan hasta que la verdadera intención de no oír de sus interlocutores, obligue a intensificar el plan de lucha. En dos semanas más, representantes de distintas comunidades de todo el país se reunirán para redoblar la apuesta y ya no reclamar sólo por los Qom, Pilagá, Wichi y Nivacle, sino por la problemática indígena nacional. La Organización Nación Mapuche ““liderada por el Lonko Zúñiga– ya comprometió su presencia, y llegará a Buenos Aires, con una propuesta concreta que incluye cumplimiento de todas las leyes sobre Pueblos Originarios, Convenios Internacionales de rango constitucional y una mesa de trabajo donde el poder político escuche, reciba propuestas concretas de soluciones de fondo, las analice y de respuestas concretas. La propuesta mapuche se sumará a la de otros pueblos originarios para elaborar así un documento nacional.

Al ser consultado por el acampe actual el Qarashé razonó: “No es mi comunidad la que está acampando, están acampando líderes de la “˜Qopiwini”™ que es una organización indígena que fue conformada este año en el mes de enero por los pueblos Qom, Pilagá, Wichi y Nivaclé. Son los pueblos que están sufriendo las faltas de garantías jurídicas de los territorios que ocupamos”.

acampe-qom-bsas.jpg

Díaz contó con crudeza la realidad que sufren las comunidades de Formosa. “muchos hermanos sufren persecución policial en Formosa. Contamos esto para que la gente sepa que Formosa es un país aparte, parece que la justicia argentina no lo alcanza; hacen lo que quieren, te matan cuando quieren. Muchos de nuestros hermanos han muerto en la ruta y dicen que han muerto por ebriedad, por paro cardíaco; todas esas figuras que ponen en las carátulas y firmadas por los jueces, los forenses, la policía. ¿Cómo revertir eso sin tener abogado que te defienda? Hombres y mujeres que mueren por desnutrición, por la tuberculosis, por mal de Chagas, y esas son cosas que el estado nacional niega diciendo que son problemas ya superados. Se quiso levantar un hospital en medio de la comunidad Qom, mi comunidad y nosotros exigimos que se nos informar cuál es la empresa que iba a hacer la obra, plazos de ejecución de las obras, y cuántos médicos iban a trabajar ahí. Y el gobierno nos acusa de que no queremos el hospital cuando queremos que nos informen detalladamente el costo de la obra ¿Por qué? Porque muchas viviendas se han construido y ponen materiales de pésima calidad y al año se están cayendo sin que se sepa cuánto costaron esas casas, o están todas rajadas, las puertas ya no sirven; cuando llueven se inunda adentro y el gobierno intenta hacer creer que estamos integrados. Y esto nos duele porque se utiliza dinero diciendo que invierten en las comunidades indígenas. Tenemos un Centro Integrador Comunitario (CIC) que fue construido por el Ministerio de Desarrollo Social, y hoy está abandonado, no hay médicos, está la ambulancia pero muchas veces no tiene chofer”, apuntó el Qarashé Qom.

Más adelante, Félix Díaz señaló: “Estamos en la mira de la justicia, del gobierno de los criollos. No tenemos escapatoria, porque hemos sido atacados y perseguidos físicamente, y hacemos la denuncia y nadie investiga lo denunciado. Hemos sido espiados desde Formosa: acá en la carpa, venían policías, sacaban fotos pero lamentablemente las denuncias que hacemos no prosperan. Nos tiraron una bomba molotov desde una motocicleta, hemos hecho una denuncia acá en la fiscalía pero tampoco se investiga, sabiendo que hay cámaras por todos lados desde donde se puede saber quién fue el atacante. Además nos han involucrado en causas penales y civiles que fueron armadas para encerrarnos”.

nueva-marcha_qom_caba.jpg

El líder Qom analiza que algunas de las leyes nacionales, son una trampa para los pueblos originarios, y al mismo tiempo critica el uso de ciertos términos con los que el poder político se refiere a los territorios, interpretando que “la figura de la “˜ocupación”™ que legalmente pueden ser interpretadas como un comodato. La constitución nacional habla de preexistencia. La Constitución reconoce que nosotros existíamos, pero en la actualidad parece que no existiéramos, que fuéramos parte del pasado. Pero existimos y tenemos derecho a ser escuchados y de ser incluidos en los derechos constitucionales.

Llegamos a la conclusión de que esta palabra (ocupación) fue escrita para legitimar los despojos porque las tierras que habitan los pueblos indígenas son tierras fiscales, porque no hay una ley que garantice las tierras comunitarias. Por eso nos organizamos y nos vinimos desde Formosa a Capital Federal para plantear esta inquietud a los poderes del estado y discutir profundamente esto.

Analizamos la ley 23302 donde aparece la figura del INAI y allí el Poder ejecutivo designa al Presidente de dicho organismo, poniendo allí su hombre de confianza, es un cargo político, por lo tanto ese cargo nunca va a responder a los intereses de los Pueblos Originarios, porque debe responder a esa confianza que le fue dada por el gobierno. Además, en el artículo 13 de la ley 23302, dice: “˜En caso de extinción o caducidad de la personería jurídica, los bienes pasan a manos el Estado”™. Y también dice que en caso de que la comunidad abandonara su tierra no tendrán derecho a reclamarlas.

qopiwini-en-bs-as.jpg

Después está la ley 26160 que es una ley parche, que fue creada para generar recursos económicos para el INAI. Se han gastado 90 millones de pesos para relevar las tierras, aunque la ley no incluye el título de las tierras. Según las expresiones del presidente del INAI, relevar las tierras es como sacar una foto y ahí queda plasmado de que estabas ahí y eso no es garantía para nosotros, expresó Díaz.

“Acá nos ven como “˜pobrecitos indios”™ que están mendigando ropas viejas, mercaderías. Toda esa mirada del criollo de que al indígena “˜hay que regalarles cosas y después se va a su casa porque con eso se conforma”™. Ellos no saben lo que pensamos, de que nuestra madre tierra nos necesita con gran urgencia, porque se está dañando la vida de nuestra madre y no podemos ser espectadores de esta contaminación ambiental que se está produciendo por un interés egoísta. (“¦) Desde el primer momento que hemos acampado hemos elevado notas a la Presidencia de la Nación, a la Cámara de Diputados, al Senado, a la Corte Suprema y ninguno de ellos ha contestado. La única que si nos convocó a una pequeña entrevista fue la Corte pero a través de una Secretaría de Derechos Humanos”, manifestó el cacique Qom.

Félix Díaz también recordó la pobre actuación de los representantes del INAI, afirmando que “vino un representante, un asesor jurídico del INAI pero lo único que dijo es que levantemos la carpa, que volvamos a Formosa y allá ellos gestionarían para armar una mesa de diálogo. Pero no queremos esa promesa, queremos que lo que se haga, se haga por escrito y que provenga del Poder Ejecutivo Nacional y que se designe a un hombre que se haga cargo del problema y que Insfrán haga por escrito su compromiso de dialogar”.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba