16/05/2015

¿Por qué a unos naúfragos no se los rescata? ¿Quienes son esos tan indeseados Rohingya?

14316226476578.jpg

Los Rohingya son una minoría musulmana en Birmania. Su situación empeoró a partir de 1962, cuando un golpe de Estado tomó el poder y puso en práctica una política de homogeneización racial y cultural que dio prioridad a la etnia principal, los bamar, y a los practicantes de budismo. Ahora, nadie quiere a los Rohingyas, sean musulmanes o budistas, ni Tailandia, ni Malasia ni Myanmar. Mientras tanto los barcos cargados de mujeres, hombres y niños, que intentan migrar quedan varados en el medio del mar sin agua ni comida. Por Una Antropologa en la luna


“Son unos 350 rohingya y están desesperadamente hambrientos y sedientos”, decía un corresponsal de la BBC, mientras filmaba el barco lleno de personas. Al menos otros siete cargueros de grandes dimensiones están errando por el mar. Ya murieron un millar de personas en el mar. Incontable es el genocidio de esta etnia en tierra.

Los Rohingya (de “Rohang” or “Rohan”, denominación que recibía la región de Arakan durante los siglos IX y X) son un grupo étnico de mayoría musulmana asentados principalmente al norte del estado de Rakhine, nombre oficial del estado de Arakan, en la frontera entre Birmania y Bangladesh.
Son una minoría musulmana en Birmania, pero se trata de 800.000 habitantantes.
Los musulmanes se asentaron en la zona hace varios siglos, pero fue cuando el imperio británico favoreció la inmigración de trabajadores indios y bengalíes a Birmania, que causó tensiones con los locales. Tal y como asegura el historiador Thant Myint-U, los indios coparon puestos públicos y se convirtieron en los principales prestatarios. Todo esto provocó un odio generalizado hacia todo lo que procediera de India o Bangladesh.

Su situación empeoró a partir de 1962, cuando un golpe de Estado dirigido por el general Ne Win tomó el poder y puso en práctica una política de homogeneización racial y cultural que dio prioridad a la etnia principal, los bamar, y a los practicantes de budismo.

Desde entonces, los rohingyas han sufrido persecuciones, casas incendiadas, apaleamientos hasta la muerte, desapariciones, además de ser ilegalizados en 1982.
Ahora, nadie quiere a los Rohingyas, sean musulmanes o budistas. Ni Tailandia, ni Malasia ni Myanmar. Activistas contra la dictadura de Myanmar tampoco les quiere.
Monjes budistas llamaron a bloquear la ayuda humanitaria a esta etnia. La premio Nobel de la Paz y líder de la oposición, Aung San Suu Kyi, tampoco se ha pronunciado.

11210495_903347439730512_1967147739108520458_n.jpg

Mientras, los militares opositores se están frotando las manos: el proceso de democratización de Myanmar, con más de 130 etnias diferentes, se está poniendo en entredicho.



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba