06/05/2015

Código Rosa. Poniendo en palabras la experiencia del aborto con misoprostol

unnamed_9_.jpg

A raíz de la publicación del libro Código Rosa. 17 relatos sobre aborto, en el programa Enredando las Mañanas conversamos extensamente con su autora, la escritora y activista feminista rafaelina Dahiana Belfiori. Por RNMA


¿Cuál es el origen de esta iniciativa?

El material crítico del libro, su cuerpo, su corporalidad, más allá de que yo haya escrito y ficcionalizado esos relatos, son los testimonios de mujeres que decidieron abortar con misoprostol acompañadas por la colectiva feminista La Revuelta, en la ciudad de Neuquén.
Las compañeras de La Revuelta, en el año 2012, realizan una serie de entrevistas a estas mujeres que deciden prestar sus testimonios convencidas, como ellas bien lo dicen, de que su propio testimonio puede ayudar a otras mujeres. A partir de esas entrevistas, es que las revueltas me proponen la escritura de relatos ficcionados sobre ese material.
Esa propuesta fue a fines del año 2013. Yo dije muy entusiasmada que sí, casi sin pensarlo, sin tener en cuenta lo que se me venía: un proceso intenso, arduo, en primer lugar de selección del material, porque había más de 30 entrevistas y finalmente son 17 los relatos, de condensación. Todo lo que implica concretamente el trabajo de la escritura relacionado con la ficción, pensando en no traicionar esas voces, respetar el tono que las entrevistas sugerían, de imaginar escenarios posibles para lo que las entrevistas estaban mostrando, revelando. Todo ese laburo llevó, más o menos, un año y medio.
Yo siento que en este libro, puntualmente, se conjugan dos maneras mías de estar en el mundo, que inevitablemente se juntan siempre pero se conjugan de una manera potente, que en lo personal y en mi vida son por un lado el feminismo y la escritura.

¿Cuál es el objetivo de la publicación?

El objetivo es salir del ámbito estrictamente activista. En un punto, es una producción netamente activista, pero que intenta generar empatía (en personas no activistas) en relación a quiénes son esas mujeres que abortan. Y pensar el arte -en este caso la literatura, o la escritura- como un modo más de generarla en torno a esta temática que sigue siendo compleja para abordar.
En ese sentido, cuento una anécdota que me parece relevante: cuando yo termino de escribir el libro, con un montón de dudas alrededor de la propia escritura y demás, le digo a una compañera mía de Enredadera, Claudia, que también es profesora de Lengua y Literatura si me bancaba la lectura de los relatos y me instalo una tarde de sábado en su casa. Tocan el timbre y era un joven ex alumno de ella. Entonces le dice “sentate, callate y escuchá” y eso fue lo que hizo. Leí un par de relatos y yo iba viendo lo que producía en el chico la lectura de los relatos y me dice, visiblemente emocionado, “mirá, yo no tenía muy en claro el tema del aborto, incluso tenía mis dudas o quizás estaba en contra” y se da vuelta y la mira a mi amiga y le dice “dame uno de estos papeles que tenés que quiero salir a pegar ya por ahí”.
Esa anécdota fue muy importante para mí, porque ante las dudas que tenía, pude afirmar que este libro es necesario: si alguien que no tiene nada que ver con el activismo, que quizás nunca se planteó el tema seriamente pudo conectarse con esas historias y esas mujeres particulares, singulares que pasaron por sus cuerpos y sus vidas la experiencia del aborto, y generó al menos este cambio de mirada, me parece que por ahí habría una punta interesante y una necesidad de que el libro aparezca. Me parece que ese es el objetivo también político del libro.

¿Cómo viviste el proceso de elaboración del libro, qué implicó sumergirte en 30 relatos de esa experiencia?

La pregunta es muy acertada porque para mí fue muy complicado. Cuando decía al principio que acepté entusiasmada sin saber realmente en lo que estaba metiéndome, tiene que ver con eso, con haberme encontrado no sólo con la experiencia del aborto -que en este caso puntual tiene que ver con experiencias de cuidado que no todas las mujeres hemos pasado-, sino con estas historias de vida, que me atravesaron.
Darme cuenta que quizás, en algún sentido, aunque para todas, el aborto implica un ejercicio de libertad, puntualmente, para algunas, que toda su vida han sufrido o padecido la violencia de todo tipo, institucional, del Estado, de las personas que supuestamente dicen amarla y demás, el aborto es la única experiencia en la que ellas se manifiestan acompañadas y cuidadas. Entonces, a pesar del contexto de clandestinidad, es el aborto el lugar en el cual ellas deciden sobre sus vidas y sus cuerpos, el momento de ejercicio de su libertad.
Fue duro. Hay una entrevista, puntualmente, que es una de las que leí primero, que me dejó muda, en todo sentido. No pude escribir sobre ese testimonio hasta mucho después. Escribí otros, pero ese lo dejé para después, el de una mujer que realmente pasó por muchísimas situaciones de violencia en su vida, y el Estado que supuestamente debía cuidarla es el que la abandona permanentemente, desde su niñez hasta su adultez. Y justamente las socorristas son quienes la acompañan en esa decisión tan importante.
Hubo momentos en los que no podía escribir, porque no sabía, tenía que encontrar ese tono que cada entrevista me ofrecía. También apareció, y eso lo digo ahora después de haber pasado por la experiencia de la escritura, mi propia resistencia a escribir sobre el aborto y exponerme sobre el tema. No porque no lo haga como activista, porque vivo haciéndolo, pero este es otro tipo de escritura donde claramente iba a aparecer mi nombre en un libro, en un formato libro. Eso lo pensé luego, cuando pensé en todo ese proceso de año y medio que no fue nada simple. Me atravesó por completo desde muchos lugares.

¿Qué presentaciones tienen previstas?

En mayo ya tenemos la “gira patagónica”, porque como el libro es una iniciativa de las Revueltas de Neuquén, entonces se decidió que la primera presentación apenas esté el libro, que es a principios de mayo, sea en Neuquén. Y a partir de Neuquén, haremos presentaciones en los lugares donde hay socorristas, que son El Bolsón, San Martin de los Andes, Bariloche. En junio hay presentaciones confirmadas en Mendoza, Santa Fe y Paraná; en Julio en Buenos Aires y después de esa fecha ya vendría Córdoba y otras provincias, Tucumán, en todos los lugares donde hay socorristas.

Compra anticipada

Para poder solventar parte de la impresión y edición del ilbro, se lanzó una venta anticipada que permanecerá on line hasta mediados de mayo aproximadamente.
¿Cómo puedo comprarlo de manera anticipada? En la tienda virtual se consigue a un precio promocional de $120 con envío incluído a todo el país. Se puede pagar con tarjetas de crédito, Pago Fácil, Rapipago o Transferencias Bancarias en el siguiente link: Comprá Código Rosa

Acerca de la autora. Dahiana Belfiori es escritora, poetisa, activista feminista, socorrista en red, integrante de Enredaderas, espacio de mujeres y feministas y de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. Desde hace unos años escribe las contratapas del suplemento Rosario/12 del diario Página/12.
Ilustraciones: Luis Acosta y Gisela Martino



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba