04/05/2015

Vecinos de la toma de Abasto denuncian a una inmobiliaria por negocios ilegales

inmobiliaria_tapa.jpg
Aseguran que la empresa Estudio Mattioli viene ocupando tierras fiscales o privadas, loteándolas y alquilándolas o vendiéndolas de manera ilegal. Ahora reclama la posesión del predio en el que están viviendo más de 500 familias, comprendido por las calles que van de la 520 a la 530 hasta la 214 y la 217. La Justicia dictó el desalojo para este miércoles, sin constatar que existen, según la propia Municipalidad, alrededor de 70 familias en grave estado de vulnerabilidad, y hay un centenar de menores de edad y mujeres embarazadas. Por Nicolás Salas para ANRed


Los vecinos de la toma ubicada en la intersección de la calle 520 y 214, aseguran que dichos predios no pertenecen a la inmobiliaria Estudio Mattioli, y que ésta los ocupó años atrás sin compra alguna con el objetivo de revenderlos. La justicia ratificó el pedido de desalojo para el próximo miércoles.

“Son terrenos que desde hace años están de maneras ociosas y sin ser utilizados. Fueron ocupados por la inmobiliaria Mattioli, que hace negocios y tiene frondozos antecedentes en la región. Ocupó los terrenos para venderlos, lo que no tiene que ver con la necesidad real y objetiva de las cientos de familias que en la región no pueden acceder a la tierra para poder vivir”, aseguró a este cronista el vecino Ramiro Berdesegar, quien viene acompañando el proceso de la toma.

Los terrenos en cuestión pertenecerían a la empresa Texnel, la que por deuda habría desistido de mantener el dominio sobre la propiedad. Mattioli, según aseguran los vecinos de Abasto, viene ocupando tierras fiscales o privadas, loteándolas y alquilándolas o vendiéndolas de manera ilegal. En lo que hace a dicho predio, hace 15 años que la inmobiliaria en cuestión venía “arrendándoselo” de manera irregular a familias abocadas a la producción rural.

foto_1-46.jpg

“Mattioli se mete en terrenos, lotea y vende”, agrega Agustina quien se encuentra acompañando a las familias y vive en el barrio hace varias décadas.

Hace aproximadamente tres semanas más de 500 familias de la localidad de Abasto vienen realizando una toma de tierra en el predio comprendido por las calles que van de la 520 a la 530 hasta la 214 y la 217. El miércoles pasado fue ratificada la orden de desalojo (pautada para el miércoles 6 de mayo) por la sala IV de la Cámara penal platense, integrada por los magistrados Carlos Argüero, María Elia Riusech y Raúl Dalto. La denuncia por usurpación había sido radicada en la comisaría séptima de Abasto recayó en la UFI Nº 2, a cargo de la fiscal Betina Lacki.

El desalojo fue ordenado sin constatar que existen, según la Municipalidad, alrededor de 70 familias en grave estado de vulnerabilidad, y habitando el predio hay un centenar de menores de edad y mujeres embarazadas. Hasta ahora ninguno de los niveles del Estado (Municipal, Provincial o Nacional) efectúo una propuesta o mesa de negociación que pueda evitar el desalojo y llevar por mejor cauce un conflicto que afecta a miles de personas. Por esta razón, las familias estuvieron desarrollando protestas con cortes de calle durante la semana pasada en la intersección de 520 y 114.

La crisis habitacional en la región parece acrecentarse, y no encuentra respuesta por parte de las autoridades estatales. Cabe recordar que un relevamiento llevado a cabo por la ONG “Un techo para mi país” en 2009 asegura que en el Gran La Plata existen 127 asentamientos o barrios informales.

Contactos:

Ramiro Berdesegar: 221 6164265
Agustina: 2215716288



0 comentarios

1000/1000
Los comentarios publicados y las posibles consecuencias derivadas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Está prohibido la publicación de comentarios discriminatorios, difamatorios, calumniosos, injuriosos o amenazantes. Está prohibida la publicación de datos personales o de contacto propios o de terceros, con o sin autorización. Está prohibida la utilización de los comentarios con fines de promoción comercial o la realización de cualquier acto lucrativo a través de los mismos. Sin perjuicio de lo indicado ANRed se reserva el derecho a publicar o remover los comentarios más allá de lo establecido por estas condiciones sin que se pueda considerar un aval de lo publicado o un acto de censura. Enviar un comentario implica la aceptación de estas condiciones.
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Ir arriba